jueves, 29 de noviembre de 2012

"La risa hay que tomarla en serio"

http://www.monografias.com/trabajos66/terapia-risa/terapia-risa.shtml  

En este artículo quiero mostrar los beneficios que trae la risa y el buen humor en la salud física y psicológica del individuo. Desgraciadamente es poca la literatura que trata del tema, por tal motivo, la fuente principal que se utilizó fue internet, esto no quiere decir, ni mucho menos, que el trabajopierde seriedad, pues como se sabe, en esta fuente se encuentran temas fundamentados en la investigación y la práctica científica.
Quiero con este artículo invitar a todos a sacar un rato de su tiempo diario a la risa y a mantener siempre buen humor ante los avatares de la vida, tengan la plena seguridad que no es perder el tiempo, y acá se fundamentará por qué.

CONTENIDO


Desde hace muchísimos años se ha planteado, que la risa y el buen humor, trae beneficios para la salud física y psicológica. Acá se hará un recuento del los hallazgos científicos de psiquiatras, médicos, psicólogos y otros profesionales investigadores, que corroboran que la risa es una realidad química, que genera hormonas que van en pro de la salud integral del individuo. Actualmente se está, no sólo investigando, sino aplicando esta técnica de la risa para prevenir y tratar enfermedades, incluso terminales, para ayudar a mejorar la calidad de vida del paciente en los días que le restan.
Se podría decir que en todos los tiempos se ha considerado la emoción de la alegría y el comportamiento de la risa, como aspectos que ayudan a tener una vida mas llevadera y satisfactoria. En la Biblia se mencionaba ya algo relacionado con esto, se decía por ejemplo: "Si el corazón está alegre, la vida es más larga, pues un corazón lleno de alegría cura como una medicina, por el contrario, un espíritu triste lo desechan hasta los huesos", este aparte se encuentra en el libro de los Proverbios de Salomón, lo que nos indica que desde mucho tiempo antes, la alegría se tomaba muy en serio.
Avanzando un poco mas en el tiempo, en el siglo XVI, el médico Francois Robelais comentaba que la risa es propia del hombre, es algo que traemos genéticamente, lo cual se corrobora en investigaciones recientes que se han hecho con niños sordos y ciegos, los cuales a temprana edad emiten sonrisas, lo que nos da a entender, que esta conducta no es aprendida.
También se han hallado esculturas, tallados y pinturas de culturas como los Mayas y los Aztecas, donde aparecen formas graciosas o personas sonriendo. Todo esto nos dice pues, que en todos los tiempos, se ha tomado la risa como parte fundamental del ser humano.
Asimismo, se encuentran por doquier dichos, máximas, refranes, versos y proverbios en diferentes culturas, que nos dan mensajes del beneficio de la risa y la alegría, veamos algunos de ellos:
Un proverbio chino reza:
"Para estar sano hay que reír al menos treinta veces al día"
Hay un dicho en Estados Unidos que dice:
"El que ríe perdura"
Dicho popular en Salamanca, España:
"Alégrate corazón,
aunque sea por la tarde.
Corazón que no se alegra,
Nunca cría buena sangre."
La muy conocida revista "Selecciones", una de sus secciones la titula:
"La risa, remedio infalible"
Otros dichos no referenciados, pero relacionados con el tema son:
"Muérase de la risa para vivir mejor"
"Me muero de la risa, totalmente falso"
"La risa hay que tomarla en serio"
"El humor y el amor son las alas del alma"
Para entrar en materia, el psiquiatra estadounidense Kuhm, tiene un programa de terapia de la risa en Estados Unidos, él utiliza un eslogan para esta actividad, el cual es:
"Atención, la risa puede ser perjudicial para su enfermedad"
Este científico plantea, que si un medicamento brindara la serie de beneficios que proporciona la risa, los laboratorios se pelearían por tenerla.
Siguiendo este orden de ideas, se mencionarán algunos de los tantos beneficios que proporcionan el buen humor y la risa, estos son:
  • La risa elimina el cortisol (hormona suprarrenal del estrés), que en grandes cantidades elimina el telómetro,, el cual parece ser el reloj biológico de las células, esto produce a su vez la muerte de la misma, y por ende el envejecimiento.
  • El buen humor incrementa el nivel de inmunoglobulina A, un anticuerpo secretado en la saliva, que previene los males respiratorios.


La risa incrementa el número de glóbulos blancos en la sangre, los cuales combaten infecciones.
Incrementa producción de leucocitos T, los cuales son los agentes naturales del organismo que combaten el cáncer.  


Se soporta más el dolor, pues la risa incrementa las endorfinas, las cuales contienen sustancias parecidas a la morfina, la cual atenúa la sensación de dolor.
Disminuye presión sanguínea.
Relaja el sistema muscular.
Incrementa concentración de colágeno.
Acelera el ritmo cardíaco y por tanto incremente oxígeno en sangre y tejidos.
El hígado y órganos digestivos se agitan al máximo, produciendo jugos gástricos y saliva
Estos son unos pocos de los tantos beneficios, que la risa y el buen humor traen para la salud, es bueno anotar, que muchos de estos datos están en este momento en investigación (direcciones de internet de CNN y Discovery Health). Es claro, eso si, y sustentado experimentalmente con algunos estudios hechos por el Dr Kuhm, donde en EE UU tiene grupos de payasos para divertir pacientes en hospitales, en los cuales se ha encontrado más facilidad en la recuperación, que en pacientes no divertidos por los humoristas.
Es bueno recordar también el trabajo de el Dr Hunter Adams (hecho verídico) en la película protagonizada por Robin Williams, donde un médico revoluciona el quehacer hospitalario, incluyendo sesiones de humor para pacientes, incluso terminales. Este médico ha fundado en varios países estametodología, aduciendo que la risa hace que el paciente tome otra actitud frente a la enfermedad y ante la vida.
El oncólogo venezolano Lizandro López Herrera postula, que las personas que no ríen o tienen poco sentido del humor pueden generar enfermedadesgraves, esto se sustenta en todas las investigaciones de patrón de comportamiento tipo C, hechas por la psicóloga Lydia Temoshok, donde plantea que, un estado de ánimo huraño y con sentimientos de resentimiento o rencor, y a la vez alejado del buen humor, contribuye, junto con otras variables, aldesarrollo del cáncer.
Otra persona que contribuye en el tema que nos ocupa es psiquiatra inglés Warburton, él dice: "El placer vacuna para el futuro estrés", él creó además la Asociación Investigativa de la Ciencia del Disfrute AICD.
Como se puede ver, -hay datos sustentados científicamente y otros en camino que apuntan a afirmar que el buen humor y la risa producen cambios positivos en el organismo, mas aun, que el placer se origina en el cerebro y luego se riega por todo el cuerpo, según las palabras del patólogo Lee.
Por otra parte, la psicología pretende, tanto a nivel preventivo como terapéutico, el fomento del buen humor y la risa. Psicólogos como Albert Ellis y Aarón Beck incluyen en estrategias de intervención estas actividades; por ejemplo Beck, habla en el arte del terapeuta (actitudes de éste frente al paciente), una cualidad, la cual es, el buen sentido del humor para facilitar la relación psicólogo-paciente y hacer del ambiente terapéutico algo más amable. Ellis por su parte, habla de una técnica llamada "Estilo chistoso y juguetón", la cual apunta a no ver los problemas tan demasiado en serio, como pretenden los pacientes. Dicho de otra forma, en terapia hay que ayudar al consultante o cliente a descatastrofizar sus problemas, siendo la utilización del humor, una estrategia que ayuda a esto.
El neurólogo Dean Shibata de la Universidad de Rochester, habla de la risoterapia como forma de vencer la depresión, pues las áreas del cerebro son las mismas para el placer y esta patología, la parte del cerebro comprometido acá es el lóbulo frontal.
También la psicóloga Mary Cruz García Rodera habla de la terapia de la risa, incluso fundó hace seis años una escuela de este tema en Barcelona,España. Esta psicóloga utiliza el término Gelotología, como la ciencia que estudia las propiedades curativas de la risa.
La psicóloga Isabelle Filliozat en su libro: "El corazón tiene sus razones", dice textualmente: "... los niños se ríen mientras corren, juegan al escondite, se empujan, etcétera. Son risas compartidas. Y de adolescentes siguen riendo por cualquier cosa, se abandonan a descontroladas risas comunicativas: ríen en grupo, ríen por el simple hecho de estar juntos. Su complicidad salpica a las personas mayores, que ya no saben divertirse y que, para defenderse, consideran "tonta" la risa de los jóvenes. Por lo general, los adultos no saben reír juntos por el simple hecho de sentirse cómplices, de estar en intimidad. Necesitan que les gusten una broma, se ríen de los demás o de sí mismos". Esto nos dice a las claras, que los adultos necesitamos desmitificar la risa y el disfrute, muchas veces lo consideramos como una pérdida de tiempo o sinónimo de locura o chifladura, que lástima pensar así.
Como se puede ver, hay muchos profesionales de distintas áreas de la salud que coinciden en lo mismo: es que el ser humano debe tomar en serio el buen humor y dedicar más tiempo de su vida al placer y al disfrute. Hay que promover la idea, de que, disfrutar y reírnos es perder el tiempo, todo lo contrario, como hemos visto, ayuda a la salud, ayuda a la socialización y a no tomar tan en serio la vida, la interpretación de la vida es lo que nos hace sentir bien o mal, como plantea Epícteto: "No son las cosas mismas las que nos inquietan, sino las opiniones que tengamos de ellas". Es bueno saber que este postulado orienta la terapia cognitivo conductual, la cual es pionera en el tratamiento de los desórdenes psicológicos.
Dediquemos más tiempo de nuestra vida a reír, jugar, hacer actividades agradables, aunque sea en actividades serias como el trabajo, la enfermedad, la terapia psicológica, la docencia etc. No hay cosa más linda que hacer reír un enfermo. No hay cosa más agradable que dedicar un espacio en el aula de clases a reír, un alumno decía que si la enseñanza se unía al humor, el aprendizaje es más fácil y placentero.. Dediquemos un pequeño espacio de nuestro tiempo de trabajo para contar una anécdota, un chiste, y verán cómo el rendimiento posterior es mucho mejor. Es bueno recordar que, reír es una técnica de relajación, y en el trabajo sí que lo necesitamos, pues èste en muchas ocasiones se vuelve estresante.
Un Término muy utilizado en psicología es el de inteligencia emocional, el cual significa, reconocer y expresar nuestras emociones y a la vez relacionarnos satisfactoriamente con los demás, a partir de aprender a reconocer también las emociones del otro. Lawrence E. Shapiro, en su libro "Inteligencia emocional de los niños", plantea, palabras más, palabras menos, los niños con buen sentido del humor, son mejor aceptados por sus pares. Entonces miremos la importancia de enseñar a nuestros hijos a reír, una de las mejores maneras de inculcar esta actitud en ellos es por el modelo que dan los padres. Como plantea el teórico del aprendizaje social, Abert Bandura, la mayoría de comportamientos los aprendemos por imitación, es bueno aclarar que, este término es sinónimo de aprendizaje social y modelamiento. Resumiendo, mostrando interacciones divertidas entre padres a los niños y fomentando actividades agradables en familia, estamos a la vez enseñando una habilidad social primordial, como es la diversión.
Volviendo otra vez al sitio de trabajo, hay investigaciones en Estados Unidos que demuestran que la productividadcreatividad y sentido de pertenencia es más alto en un ambiente agradable, uno de los pioneros en estas investigaciones es el psicólogo Mc Ghee. Como se dijo antes, los beneficios del buen humor tambièn se resaltan en ambiente laboral.
El mensaje es pues muy claro, empecemos por nuestra propia actitud ante el buen humor y la risa, recordemos que es un espacio nuestro, la mayoría de veces sacamos espacios para los demás, empecemos por sacar ratos, ojalá largos, para nosotros. Una de las causas de la baja autoestima es no pensar en uno mismo, no darnos regalos, no disfrutar, no relajarnos, no halagarnos. Pensamos que un lapso de tiempo de descanso o de disfrute es perder el tiempo, y como hemos visto, es todo lo comtrario, ganamos en estima propia, que a la vez es salud mental y a la larga salud física.
Como se planteó antes, hasta en literatura científica hay poco sobre la alegría, el buen humor, la risa, será que los autores creen que hablar de esto es perder el tiempo?. Alguien dijo: que la psicología es una ciencia de la enfermedad y no de la salud, siempre encontramos literatura que nos habla de psicopatología, evaluación de estas enfermedades, tratamientos, etc. Los psicólogos tenemos que hablar tambièn de prevención y promoción, más que de lo anterior.
Es una invitación a todos los profesionales de salud, no sólo a los psicólogos, es que dediquemos más tiempo a tratar temas de salud, de promoción de èsta, y un tema es el de la emoción de la alegría. Emoción ésta que peligrosamente se va perdiendo con los añss.
Pensemos por un momento, que tan agradable es estar con una persona de buen humor, que nos alegra el día con un buen chiste, una anécdota, con buen "tiro", como decimos los antioquenos, seguro que buscamos este tipo de personas porque con ellas nos sentimos bien. Recordemos que la alegría es una realidad química, revisemos toda la cantidad de hormonas que libera, esto tiene que ir en beneficio de la salud mental o física. En el peor de los casos, que no haya ningún beneficio, nada perdemos y la pasaremos muy bien de todas maneras.
Pensemos por un momento, hay un desorden psicológico que se llama patrón de conducta tipo A, estas personas viven en función del futuro, no pueden "perder" tiempo en cosas sencillas, tomar un café y charlar con amigos le quita tiempo, son personas que invitamos a salir y tienen la agenda llena; lo que importa para ellos es producir, sea dinero o conocimiento, pues si ven un espacio libre en el día, ellos se inscriben en un curso de lo que sea, son sólo estudio o trabajo, nada de diversión. Estas personas, como es lógico, a la larga, y muchas veces rápidamente, empiezan a sufrir una serie de enfermedades, tales como problemas cardíacos, respiratorios, úlceras gástricas etc. Miren que precio tan caro, sólo por el hecho de no divertirse o simplemente relajarse en un día de campo, por ejemplo.
Como se ha planteado a lo largo de este escrito, tomemos en serio el buen humor y la risa, difundamos este mensaje a amigos, familiares, pacientes, alumnos, jefes, compañeros de trabajo etc.
No nos de pena ni vergüenza reírnos, si los otros se burlan de nosotros, allá ellos, no saben de lo que se están perdiendo. Empecemos a desprogramarnos, como dice Anthony de Mello en su bello libro: "La iluminación es la Espiritualidad", su mensaje es que tenemos una serie de esquemas o actitudes mentales desde niños que frenan nuestro bienestar, uno de ellos es no disfrutar la vida con cosas sencillas como la risa, pues es perder el tiempo, o nos vemos ridículos. Abajo con estas formas de pensar, sólo nos generan displacer.
CONCLUSIÓN
Es de vital importancia, tener en cuenta la emoción de la alegría, el buen humor y la risa en nuestra vida cotidiana, pues como se ha planteado, hace bien para la salud integral del individuo: incrementa las defensas del cuerpo (sistema inmunológico), el oxígeno circula más y mejor en nuestro organismo, hacemos de la vida algo placentero, como debería de ser; también ayuda a tener una buena actitud ante la enfermedad, incluso, ante la muerte. Por todas estas razones, y por muchas más, como se plantea en el artículo, es bueno incluir en todos los ámbitos de la vida, la risa, en el trabajo, estudio, familia, hospitales, consultorios psicológicos, etc.
A cambiar entonces esa actitud negativa ante la risa, esta forma de pensar es aprendida, y como dice el terapeuta Albert Ellis, así como fue aprendida, la podemos desaprender ya la vez incluir en nuestras mentes todo lo que se ha dicho en este escrito a favor de la risa y sus beneficios.

BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA

Beck, Aarón. Terapia cognitiva de la depresión. Bilbao: Descèe de Brouwer, 1979
De Mello, Anthony. La iluminación es la espiritualidad. Buenos AiresKarma, 1992
Ellis, Albert: Una terapia breve más profunda y duradera. Barcelona: Piados, 1999
Filliozat, Isabelle. El corazón tiene sus razones. Barcelona: Urano, 1998
Lawrence, E. Shapiro. Iteligencia emocional de los niños. Madrid: Punto de encuentro, 2001
Revista Análisis del comportamiento, volumen 4, número 1, 1.989
Direcciones de internet:

BREVE BIOGRAFÍA DEL AUTOR: José Luis Ortiz Domínguez, nació en Itagüí (Antioquia), Colombia. Psicólogo especialista en terapia cognitiva de la Universidad de San Buenaventura de la ciudad de Medellín. Autor de varios artículos en las revistas de la Universidad de San Buenaventura y El Ágora del Departamento de Bioética de la misma Universidad, entre los cuales se encuentran: "La risa como terapia", "Asertividad", "El psicólogo como modelo", "Enseñanzas de vida", "Psicología deportiva". Así mismo el artículo "Psicología positiva: temáticas y técnicas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario