lunes, 30 de noviembre de 2015

Quevedo

Se puede aprender mucho, mucho, mucho… tan sólo observando. Francisco Alcaide.


Blessed (detalle) - Ray Caesar.

“Nací en Londres, Inglaterra, el 26 de octubre de 1958, siendo el más joven de cuatro hermanos y para gran sorpresa de mi padre, nací perro. Este acontecimiento desafortunado pronto fue aceptado por mi familia, y nunca ha sido mencionado otra vez en presencia de educadas compañías. Tuve una juventud estrepitosa, como era natural en mi raza, pero demostré un gran interés por las Artes y dibujé cuadros incesantemente en cualquier cosa, incluyendo paredes y suelos de cualquier sitio de nuestra pequeña casa. Después de ciertos apuros con vecinos intolerantes, convencieron a mi familia para trasladarse a Canadá, y no pasó mucho tiempo para que la ciudad de Toronto se convirtiese en nuestro nuevo hogar. Ahora vivo en una casa de ladrillo con mi maravillosa esposa Jane, y un coyote llamado Bonnie. Me gusta comer aguacates y ya no me importa realmente ser un perro.” - Ray Caesar

Agilizar la mente para sentirse más joven

http://www.lavanguardia.com/vida/20151130/30496775712/solucion-enigma-agilizar-mente-joven.html 
  • El tiempo que uno tarda en resolver cualquier cuestión sólo depende del ejercicio de la mente y de la capacidad plástica del pensamiento
Agilizar la mente para sentirse más joven
La calculadora facilita la resolución de problemas matemáticos pero actua como lastre a la agilidad mental en el cálculo (Getty Images - Getty)
Hallar una respuesta correcta puede alegrar el día a una persona. El tiempo que uno tarda en resolver cualquier cuestión, ya sea un enigma , un reto o un simple problema matemático, sólo depende del ejercicio y de la capacidad plástica del pensamiento. Pese a que la educación y el entorno ofrecen una sola visión de la realidad, hay más de una solución para cualquier planteamiento. Sólo hace falta abrir la mente y estar dispuesto a ser creativo con los procesos mentales.
El reto de esta semana no estaba en hallar la solución, sino que en la capacidad de buscar un método lógico y creativo para resolver un problema. El enunciado, planteado como una mera distracción al matemático Carl Friedrich Gauss, buscaba la suma de los primeros 100 números naturales (del 1 al 100). Su adición no esconde ningún misterio, pero resolverlo en menos de un minuto puede implicar el uso de la creatividad.
Con sólo siete años, Gauss recurrió a un sistema muy lógico, a la par que ingenioso. En un instante cayó en la cuenta de que podía simplificarlo todo sumando el primero y el último (1+100=101), el segundo y el penúltimo (2+99=101), el tercero y el antepenúltimo (3+98=101) y así hasta 50+51=101. El matemático entendió que esta suma se producía 50 veces, así que sólo le bastó con multiplicar 101 por 50 y halló la respuesta: 5050.
Hay, sin embargo, otras maneras de resolverlo, dejando atrás progresiones aritméticas o el lento y tedioso 1+2+3+4+5+6+… Un lector propone sumar primero del 1 al 9. Esto, que tiene como resultado 45, se da 10 veces del uno al cien (450). Luego sólo falta por sumar 10+20+30+40+50+60+70+80+90=450. Esto también se da 10 veces, resultando 4500. De esta forma, sumando 450+4500+100 (el último número) tenemos los 5050 finales. Y tú, ¿qué método has usado?

"Execution is strategy".—Fred Malek


Alice in Wonderland!
para visitar aunque sea una vez. Cafe Primavera del Mar (metro: Pobedy cruzando la avenida Moskovskij Prospekt - St Petersburg) - cortesía Archifoto
 — enSan Petersburgo.

¿Cómo envejece el cerebro?

http://facundomanes.com/2015/11/24/como-envejece-el-cerebro/ 
Es un proceso natural que experimentan todas las personas. La clave está en mantenerlo activo tanto intelectual como socialmente. El prestigioso neurocientífico Facundo Manes lo explicó paraInfobae.
El envejecimiento cerebral humano remite a una serie de cambios naturales que no ocurren súbitamente. Se producen como parte del desarrollo continuo que experimentan los seres humanos.
El prestigioso neurólogo y neurocientífico argentino Facundo Manes, creador del Instituto de Neurología Cognitiva(INECO) y del Instituto de Neurociencias de la Universidad Favaloro, lo desarrolló para Infobae en su ciclo#CerebrosenRed.
Los cambios principales en el cerebro surgen como una disminución de algunos procesos intelectuales, particularmente algunos aspectos de la memoria y la velocidad del procesamiento mental.
“Estos cambios ocurren incluso a partir de la segunda o de la tercera década de vida. Pero esto, que podría ser erróneamente interpretado como algo negativo, viene a acompañado de buenas noticias. A medida que envejecemos, ganamos experiencia y conocimiento que compensan, en cierta manera, la pérdida en la memoria o en el procesamiento mental”, dijo el experto.
0013654181
Diversos estudios compararon el rendimiento intelectual de personas mayores con jóvenes universitarios. Y aunque las personas mayores resultaron “las más lentas” en las tareas cognitivas, la eficacia resultó ser la misma.
Dijo Manes: “El cerebro se desarrolla y genera cambios durante toda la vida. Hoy sabemos que existe regeneración de neuronas en algunas partes del cerebro adulto. Una de esas partes es el hipocampo, un área crítica para la consolidación de la memoria humana”.
Tal es así que estas nuevas conexiones permiten y dan lugar a nuevos aprendizajes que ocurren hasta el último día de vida.
“POR ESO, ESTAR ACTIVO TANTO INTELECTUAL COMO SOCIALMENTE ES CLAVE PARA LA PROTECCIÓN EFICAZ DE NUESTRO CEREBRO”.

La serie #CerebrosenRed propone ir develando estos enigmas con información, estadísticas y documentos exclusivos acerca del funcionamiento del órgano más fundamental de nuestro cuerpo. Seguilo todas las semanas en Infobae.

La generosidad y la humildad son facilitadores del éxito.

Hay personas que prefieren un éxito pequeño pero propio a un éxito grande pero colectivo. Eso es un gran error. La generosidad implica poner las capacidades al servicio del equipo aunque la contribución personal pase más desapercibida. Es esencial ser humilde para asumir que cada persona tiene su rol en la organización, unos con más visibilidad que otros. 

mi madre a los 15

Entrenar el cerebro, cuidar el corazón

http://jccubeirojc.blogspot.com.uy/2015/11/entrenar-el-cerebro-cuidar-el-corazon.html 
Cómo entrenar tu cerebro. Se trata del órgano que consume el 25% de la glucosa y el 20% del oxígeno, aunque solo ocupe el 2% del cuerpo. 100.000 M de neuronas que pueden conectarse. “Las experiencias asientan la red vial de las neuronas”. No hay trucos para que los niños sean más listos, si bien las caricias recibidas durante las primeras semanas potencian las áreas sensoriales; hablarles mejora sus habilidades sociales; jugar es clave para el “fitness cognitivo”.
Esta publicación nos regala nueve claves para ejercitar las neuronas:
1.    Hacer solo una cosa cada vez.
2.    Practicar el “neurobic” (lavarnos los dientes con la mano no dominante, ducharnos con los ojos cerrados o conducir con guantes).
3.    No quedarnos parad@s (running, gimnasio, caminata intensa).
4.    Comer con cabeza (aceite de oliva, frutas, verduras, legumbres, pescado).
5.    Aprender idiomas o música
6.    Abrirte a los demás (conocer gente nueva, salir con amigos, charlar).
7.    Dormir como bebés.
8.    Aliviar tensiones (meditación, yoga, etc).
9.    Echarnos unas risas (una buena carcajada reactiva las conexiones neuronales).

Cabeza y corazón. En Europa, como nos recuerda Enrique Coperías (director de Muy Interesante), las enfermedades cardiovasculares se cobran 4’1 M de fallecimientos al año, el 47% del tital. En España, 125.000 muertes anuales (16.536 por infartos). La biomedicina permite reparar a través de los vasos sanguíneos, implantar corazones artificiales, hacer terapia génica (cambiar genes buenos), trasplantar órganos animales, controlar el ritmo cardiaco con un dispositivo electrónico, regenerar con células madres. Toda una revolución. El primer marcapasos sin cables del mundo se puso el año pasado en Badajoz.
También en ‘Muy Interesante’, Raquel Graña escribe sobre “Cómo sobrevivir a un manipulador”. Las personas dicen unas 200 mentiras al día de promedio. Farah Ali y Tomás Chamorro (Universidad de Londres) demuestran que la psicopatía se relaciona con la falta de compromiso. “El manipulador trata a las personas como objetos” (Alfonso López Quintás, Universidad Complutense).
Mi gratitud a Enrique y su equipo que hace posible un número “tan interesante”.
Ya en casa, en ‘El Hormiguero’ Pablo Matos entrevistaba a Malú. Su nueva canción, Quiero, se ha convertido en una especie de himno:www.youtube.com/watch?v=rh6hJx6YraM
Me marché sin saber 

Si le volvería a ver, 

Sin pedirle las señas porque sé 


Que al final lo de ayer 

Sólo ocurre una vez 

Y que a veces te empeñas 


En creer que dar la vida 

Es la mejor de las rutinas 

Y también, que puede ser él 

El que alegre cada día 

Dando luz a cada esquina 

Y no, mentiría
Ya no vuelvo a caer 

He aprendido a lamerme las heridas 

A poner el mundo bajo mis pies. 

Levantarme y correr 

Cada vez que una herida me lastima 

Sé que algo bueno viene después. 


Yo quiero, yo puedo, 

Yo que he aprendido a respirar del cielo. 

Yo quiero, yo puedo, 

Yo puedo volar. 

Vivir en libertad.
Nos volvimos a ver 

Unos años después. 

El destino lo quiso 

Y así fue. 


Debería volver 

A marcharme otra vez 

Pero a veces te empeñas... 


En creer que es el destino 

El mejor de los caminos 

Y también, que puede ser él 

El que alegre cada día 

Dando luz a las esquinas 

Y no, mentiría. 


Ya no vuelvo a caer 

He aprendido a lamerme las heridas 

A poner el mundo bajo mis pies. 

Levantarme y correr 

Cada vez que una herida me lastima 

Sé que algo bueno viene después. 


Yo quiero, yo puedo, 

Yo que he aprendido a respirar del cielo. 

Yo quiero, yo puedo, 
Yo puedo volar. 

Vivir en libertad. (x2)       

La complementariedad es la base del éxito colectivo.

Si tenemos dos personas iguales en realidad es como si sólo tuviésemos una. Todas tenemos carencias que deben ser contrarrestadas con las fortalezas de otros miembros de la organización. La complementariedad nos hace llegar más lejos. El escritor Antonio Machado afirmaba "busca a tu complementario que marcha siempre contigo y suele ser contrario". 

TARGET

http://vivoemprendiendo.com/2015/11/30/como-lograr-tus-objetivos/ 
“Con toda tu concentración en tu meta, alcanzarás niveles de logro que nunca pensaste”.
-Catherine Pulsifer.

Alguna vez William Ury le preguntó a lord Caradon, un diplomático británico, qué era lo más valioso que había aprendido durante su largo y distinguido servicio en el gobierno.
Le dijo:
“Lo más valioso que aprendí lo aprendí apenas comencé mi carrera, cuando me enviaron al Oriente Medio como asistente de un administrador local. Mi superior solía visitar una aldea distinta cada día para zanjar disputas y resolver casos apremiantes. Cuando llegaba, se formaba una barahúnda; la gente le lanzaba un torrente de preguntas y le ofrecía café. Eso no cesaba hasta que él se marchaba, al ponerse el sol. Él podría haber olvidado fácilmente sus objetivos si no fuera por un hábito sencillo:
Cuando estaba a punto de entrar a la aldea, estacionaba el jeep a un lado de la carretera y preguntaba: ¿Qué cosas queremos dejar terminadas esta noche al partir de esta aldea? Contestábamos la pregunta, y luego nos dirigíamos a la aldea. Al marcharnos esa noche, volvía a estacionar el jeep a un lado de la carretera y preguntaba: Bueno, ¿lo logramos? ¿Realizamos lo que nos propusimos hacer?”.
Ese simple hábito mental fue lo más valioso que aprendió Caradon en la vida. Antes de iniciar cada día, prepárate. Después de cada día, evalúa tu progreso, adapta tu estrategia y vuelve a prepararte. El secreto del éxito en los negocios es sencillo: Prepararse, prepararse y prepararse. En palabras de Robert H. Schuller: “Un logro espectacular está siempre precedido por una preparación espectacular”.
Cuando te vas a embarcar en un emprendimiento, lo mismo que cuando vas a viajar, lo primero que necesitas es un mapa. Trazar el camino que te llevará a donde quieres llegar y siempre recordar que:
“Todo el que llegó donde está, tuvo que comenzar donde estaba”.
-Robert Louis Stevenson.

La lealtad es el primer requisito para crear un equipo.

A partir de ahí se puede construir algo grande. Si las suspicacias y las sospechas planean por la empresa, es difícil que ésta tenga futuro. El coste de la desconfianza en los negocios es altísimo. A la hora de formar un equipo hay que prestar atención a las competencias técnicas pero también a los valores. Obviar lo segundo pasa factura. 

LA MAGIA DE LA SERENDIPIA EN LOS PROCESOS DE INNOVACIÓN

https://serendipia2.wordpress.com/2015/11/30/la-magia-de-la-serendipia-en-los-procesos-de-innovacion/ 

9055448907_4372697632_z-580x435
“Nacemos sabios y morimos idiotas, entre medio, el sistema educativo”
Creo que la frase es de Einstein, pero no estoy segura, se lo he escuchado varias veces a Mario Alonso Puig en sus conferencias.
Efectivamente nos educan, entre otras cosas, para que planifiquemos bien nuestras tareas y organicemos bien nuestro tiempo y conseguir el máximo de eficiencia. Evidentemente, en la gestión, en la innovación, en la vida, son importantes la planificación, la organización, la estructura y el método, conceptos que todos tenemos claros e intentamos aplicar a nuestra forma de hacer las cosas. En las escuelas de negocios nos han enseñado las ventajas de tener estas capacidades para lograr el éxito.
Sin embargo, nada nos dicen de aprovechar las casualidades, de dejarse llevar, mirar con nuevos ojos y mente abierta. No nos hablan del poder de las conexiones accidentales. No nos hablan de la magia de la serendipia para innovar, de aplicar una buena dosis de serendipia en nuestro día a día. Quizás tu vecino, tu hijo, tu compañero de tren o aquella persona que te cruzas por la calle tienen la respuesta que, sin saberlo, andas buscando.
Serendipia son los descubrimientos afortunados que se producen sin planificación.Detrás de grandes y pequeños descubrimientos está la serendipia: la penicilina, el principio de Arquímedes, el post-it, la viagra, América, y muchos, muchos más.
Pero no es sólo una casualidad que aprovechamos, sino que es una habilidad, es la facultad de los individuos que, receptivos a la casualidad, hacen de la misma inferencias valiosas, deducciones que contribuyen a la ampliación de los campos del saber y a la innovación.
La serendipidad refleja algo que la vieja gestión se ha empeñado en obviar siempre: el fascinante poder de lo aleatorio en los procesos de innovación y creatividad,  y que se materializa gracias a una actitud de “dejarse llevar” y de huir de la “sobreplanificación”. Es la intuición, la sagacidad, la perspicacia que conduce a aplicaciones valiosas.

La serendipia es una actitud

Serendipia es conversar con alguien, pasear por tu ciudad, navegar por Internet, leer un blog, conectar con un nuevo contacto en tu red social favorita… y dejar que la magia de las conexiones espontáneas suceda; descubrir algo que te cambia el rumbo, el enfoque de un problema, llevándote a una solución mejor.
  • Escucha. Intercambia ideas con tus compañeros de trabajo, escucha a los que en teoría no tienen conocimientos de tu área de trabajo y sorpréndete con lo que te aportan. Serendipia es escuchar y observar sin un propósito determinado.
  • Sorpréndete. Busca que cada día algo te sorprenda, déjate llevar por el azar de vez en cuando y descubre qué te aporta. Serindipia es fluir, es ser curioso.
  • Sal de la caja. Utiliza el pensamiento lateral, conecta ideas dispares entre sí, inspírate para llegar a la idea brillante, el momento “Eureka”. Serendipia es crear e innovar.

Los bloqueos a la serendipia

Pero ¿qué nos impide disfrutar de momentos de serendipia?
  • Excesiva planificación: Nos han educado para que tengamos objetivos claros y definidos en la vida y en el trabajo, y que nos planifiquemos para conseguirlos.
  • Pensamiento lógico: Nuestra mente crea modelos fijos de conceptos, lo que limita la capacidad de uso de la información nueva. La función del pensamiento lateral es la reestructuración (perspicacia) de modelos antiguos y la creación de modelos nuevos (creatividad).
  • Obsesión por una idea: Nos lleva a rechazar automáticamente ideas contrarias.
  • Endogamia: Consiste en rodearnos de nuestros afines, personas que piensan y sienten como nosotros, no dejando espacio para la diversidad, que tanto nos enriquece con sus visiones diferentes.
  • Excesiva orientación a resultados: Nos provoca visión “túnel” y estrés, apartando de nuestro camino todo aquello que a priori no asociamos con nuestros objetivos.
  • Actitudes arrogantes y de superioridad: Creer que los demás no nos pueden enseñar nada.
  • Rutina: Si cada día haces lo mismo, no esperes resultados nuevos.
La serendipia es una actitud. Para disfrutar de ella, necesitamos cierta predisposición, curiosidad, una mente abierta, un amplio rango de intereses y habilidad para aprovechar lo accidental. ¡Pruébalo, te sorprenderán los resultados!
Foto: Paula Eklund

Dentro de un año te arrepentirás de no haber empezado hoy. Karen Lamb.



Madre - Hija

Seguridad (Informática) en todas partes

http://dibujariointeligente.blogspot.com.uy/2015/11/el-mes-pasado-hemos-podido-acompanar.html 

El mes pasado hemos podido acompañar a Cisco en el evento sobre sistemas de seguridad en la red. La apuesta de Cisco es la de llevar la seguridad al canal de los datos desde  todos los puntos y prestando atención  los eslabones más débiles de la cadena, los propios empleados. En la reunión se presentaron varias herramientas con las que abarcar las diferentes necesidades y sobre todo ver como la prevención, la detección de los diferentes ataques son imprescindibles para la "cura" de un ataque.





En este momento la seguridad informática es una de las necesidades a cubrir mas importantes en las compañías. en todo tipo de compañías y sectores. La manera de abordar este servicio desde CISCO es participando de las comunicaciones entre los data center y toda la red de comunicación. La red es la que lleva en si misma el protocolo de seguridad. Así lo dibujamos. 
Saludos

La dispersión es uno de los grandes enemigos en la consecución de objetivos. Francisco Alcaide.


¿colgamos?

Saber escuchar

http://matosas.typepad.com//competir_con_la_mente/2015/11/saber-escuchar.html
“Me oyes, pero no me escuchas”. Hacerlo significa parar, prestar atención, quitar el piloto automático y abrirnos a aquello que va más allá de nuestras propias opiniones

MIRIAM SUBIRANA
ANNA PARINI

¿Siente alguna vez que no le escuchan? Si es así, revísese. Puede ocurrir que el que siente que no es escuchado es porque no escucha a los demás. Quizá están prestando atención desde sus propios ruidos mentales y no están abiertos. En estos casos es bueno preparar el terreno de la conversación. Comunique lo importante que es para usted que le atiendan. Cree un espacio de positividad en el cual se sienta cómodo para abrirse y ayude a que el otro también se abra a escuchar. Si dice lo que piensa de cualquier manera, en cualquier lugar, posiblemente no esté teniendo en cuenta a su interlocutor. Cuando lo que buscamos comunicar es importante debemos preparar el momento y a la persona que queremos que nos escuche.

Nuestra mente está cargada de información y de pensamientos que van hacia todas direcciones. Seguramente atiende distintas voces: la de su rol, la de su responsabilidad, las de su pasado, la de la opinión de otras personas, la de sus deseos insatisfechos, la de su lógica racional, la voz de sus miedos y preocupaciones, y la de su intuición, su conciencia. Disponemos de diferentes canales por los que funciona nuestra mente. Pensamos en personas, en proyectos y trabajo, en lo que pasó o en lo que tendría que pasar, en el dinero, el coche, la reunión, el correo, el móvil, el fin de semana o las vacaciones. Saltamos de un canal a otro sin centrarnos. Estamos dispersos en muchos temas. A veces le hablan varias voces a la vez. ¿A cuál de ellas presta atención?
PUBLICIDAD
1
Cuando su mente está hablándole a todas horas, ¿qué calidad tendrá su escucha? ¿Puede silenciar su mente para prestar atención a su intuición y para escuchar al otro con total interés? Es decir, pendiente de sus gestos, sus sentimientos, su vibración, sus palabras, los sonidos que las acompañan, los contenidos de lo que narra, su expresión facial. Para lograrlo debe silenciar su mente y estar presente. ¿Cómo? Parando, respirando, tomándose un tiempo para desacelerar. Desconectar de los ruidos externos para tratar con los ruidos que hay en su interior, y hacer limpieza. Cada día. Al igual que saca la basura de su casa a diario, despréndase de la basura mental cada día.
Desde lo que ya sabemos no obtendremos una conversación interesante
Así le será más fácil estar presente con su corazón abierto, para sentir y tener empatía; con su mente despejada, para incorporar nuevos datos y no juzgar ni suponer de antemano; con su cuerpo presente, para captar el lenguaje psicosomático del otro. Desde este estado podrá dar la mejor respuesta. A veces será una sonrisa, un silencio, unos ojos despiertos, y otras serán unas palabras llenas de sentido.
La naturaleza es sabia y nos hizo con dos orejas para ampliar nuestra capacidad de escucha. Pero ¿desde dónde escuchamos? Muchas veces lo hacemos desde nuestro piloto automático y con los hábitos adquiridos. Es decir, oímos solo aquello que confirma lo que ya sabemos y lo que creemos. Estamos centrados en nosotros mismos, y antes de que el otro termine la frase le decimos: “Sí, esto ya lo sé”. Estamos seguros de que entendemos al otro, y ni siquiera le dejamos que termine su narración. Limitamos nuestra escucha a aquello que confirma nuestras opiniones.
Otras veces logramos mantener la mente abierta a nuevos datos, y nuestra escucha se centra en obtener información diferente a la que ya tenemos. Pasamos de estar concentrados en nuestra voz interior a prestar atención a lo que se revela frente a nosotros. Nuestra curiosidad se amplía e indagamos para saber más. Logramos establecer una conversación que amplía nuestros conocimientos sobre alguna cuestión. Sin embargo, nuestra escucha puede aún ser más abierta cuando traspasamos los límites de nuestra organización mental cognitiva. Se trata de abrir nuestro corazón para que nuestra escucha sea empática.
La primera vía de escucha empática es para con uno mismo. Atravesando las capas de múltiples pensamientos para escuchar la voz más íntima: la intuición. Seguirla es conectar con nuestra brújula interna que nos ayuda a mantener el rumbo. Es una voz que en ciertos momentos nos susurra para ayudarnos a decidir. Con la intuición no entramos en el proceso de analizar, dudar, intelectualizar, cuestionar. Su sabiduría nos ofrece una verdadera guía. Cuántas veces tenemos la idea de hacer algo, pero nuestra lógica o nuestras creencias nos dicen: “No, no, por aquí no, por allá”. Después pensamos: “Tendría que haber hecho lo que pensaba”. La intuición se siente, se escucha, no se piensa. Muchos de nuestros pensamientos son acerca del pasado, o del futuro, pero la intuición es siempre del momento presente.
Cuando escuchamos con empatía hemos cambiado nuestra percepción. En vez de percatarnos desde nuestra lógica racional, o limitarnos a captar los datos que se comparten con nosotros, nos centramos en el sentir. Esto nos facilita adentrarnos a descubrir todo lo vivo que hay en nosotros y en quienes nos rodean, y en especial en aquella o aquel a quien estamos escuchando. Conectamos. En ese vínculo, dejamos nuestras agendas de lado y nos abrimos a sentir lo que la otra persona dice. Atendemos sin juzgar, desde un lugar de aceptación.
Soltar anclas

ANNA PARINI

Abrir el corazón, según Otto Scharmer, significa acceder a los niveles más profundos de nuestra percepción emocional y activarlos. En esa apertura vivimos la interconexión, que es ley de vida. Siendo conscientes de nuestra interconexión con todo y con el todo nos damos cuenta de que lo que pensamos, decimos y hacemos tiene impacto. Cuando escuchamos desde ese espacio nuestra percepción se amplía. En ese estado dejamos de sentirnos separados. Uno deja de sentirse víctima y necesitado, para darse y compartir. Se convierte en una experiencia de trascendencia de la individualidad y de acceso a las fuerzas del universo en las que el gozo no se queda encerrado en uno mismo, sino que es una donación de sí mismo al otro y al todo. ¿Escucha el latido de su corazón? ¿Percibe cómo se mueve el diafragma cuando respira? Escuche… El libro de Otto Scharmer Teoría U: Liderar desde el futuro a medida que emerge profundiza en los diferentes niveles de escucha y nos ilumina sobre el hecho de que podemos centrarnos en el futuro que nos llama, en lo que quiere nacer en nosotros, en vez de estar anclados en el pasado.
La escucha empática se puede desarrollar activando la inteligencia del corazón. Para lograrlo, primero debemos silenciar las maquinaciones de la mente complicada. Es decir, dejar de estar constantemente preocupados, centrados en el pasado o ansiosos por el futuro, juzgando y criticando, culpando y siendo catastrofistas. El camino más efectivo para lograrlo es meditar. Se trata de serenar la mente, soltar el parloteo mental y dejar espacio para la escucha. Escúchese a sí mismo. Perciba lo que siente. Ábrase a sí. Imagínese que está junto a un río y suelte en él todo lo que no necesita ahora. Deje que la corriente se lo lleve. O imagine que cada pensamiento innecesario es una hoja que se la lleva el viento. Airéese.

Una vez que la mente está serena podemos sintonizar mejor con el corazón, con nuestro sentir. Y desde ese espacio podemos atender al otro, estando plenamente presentes. Así, nuestra escucha es empática.
Pero todavía podemos ampliar aún más nuestra forma de escuchar. Veámoslo.
Hay otro nivel de escucha, la que es generativa. Es decir, que genera un estado diferente mientras la practicamos. Es una variedad que permite que conectemos con la mejor posibilidad futura que quiere emerger.
“Este nivel de escucha requiere que accedamos no solo a nuestro corazón abierto, sino también a nuestra voluntad abierta, afirma Scharmer. Ya no buscamos más fuera. En este proceso de escucha han pasado por un cambio profundo y sutil que les ha conectado con una fuente de saber más profunda, incluyendo el conocimiento de la mejor posibilidad y el mejor ser futuro”.
En ese estado, la conversación está llena de sentido, y uno se resiste a ser arrastrado a la superficialidad de las palabras. La presencia es plena, y se ve y se percibe más allá del campo común. Es decir, uno se siente arropado por una fuerza mayor, que podría llamarse estado de unión con algo que le trasciende. Uno es más consciente del todo y se siente conectado.
Todos podemos percibir que el modo de atención que aplicamos cuando escuchamos determina el resultado de la conversación. Si escuchamos desde nuestro yo centrado en lo que ya sabemos, no obtenemos ni siquiera una conversación interesante. En cambio, si la escucha es empática, se propicia una mayor comprensión.
Tras una buena meditación, cuando nuestra mente está serena, y el corazón y la voluntad, abiertos, la escucha va más allá de nosotros, del otro, y nos conecta con otra dimensión más universal. Es generativa. Es difícil ponerlo en palabras. Se trata de sentir al otro y estar en comunión con el todo. Ya no somos yoes separados. Se desmontan las barreras que nos separan y sentimos la interconexión con todos y con el todo. Abrazamos la existencia del otro y de más allá del otro. Sentimos el campo que nos une y estamos en él.
elpaissemanal@elpais.es

No somos ‘observadores’ de la realidad, somos ‘creadores’… pero poca gente lo sabe…


turquesa

”La gente debe entender que la ciencia le cambia la vida”

http://facundomanes.com/2015/11/27/la-gente-debe-entender-que-la-ciencia-le-cambia-la-vida/ 
El Sol
Por Oscar Tapia
“La sociedad civil, así como demandó democracia en los 80, hoy debe reclamar conocimiento”dijo Facundo Manes este viernes en la tarde en una charla con periodistas, aunque reconoció que“la sociedad civil en Argentina está desarticulada”.
000822662-manes-1 (1)
El científico dio una conferencia en el hotel Intercontinental presentado por la Asociación Bancaria, representada por su secretario general, Sergio Palazo, y este sábado en la mañana estará en la Plaza Independencia para una charla pública para abordar la temática de qué es el conocimiento y como acceder a èl.
Facundo Manes  nació en El Salto -Buenos Aires- en 1969, es un neurólogo y neurocientífico argentino creador del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO), presidente de la Fundación INECO y rector de la Universidad Favaloro.
Reiteró Manes que “la sociedad civil debe entender que la ciencia le cambia la vida y subrayó que uno de los desafíos que tiene el próximo gobierno es que la inversión en investigación se acreciente, que haya más inversión privada en investigación y, además, que comuniquemos que la ciencia le cambia la vida al que maneja un camión, al que cultiva verduras, la ciencia es lo que hace ricos a los países hoy”.
000822656-manes-2
Insistió en que “la sociedad empiece a convencerse aun más del valor del conocimiento porque el mayor capital de un país es el capital intelectual del ciudadano”.
“El desafío que  tenemos en nuestro país es que el trabajador, la persona que paga los impuestos, el ciudadano que no es un intelectual, entienda que en la inversión y la política de Estado en una educación de calidad, en ciencia, tecnología, innovación, es  transferencia de calidad de vida para él”.Y agregó: “La gente muchas veces piensa que está bien apoyar porque es algo bueno pero todavía no hay conciencia, como en otros países, de que ese es el camino que tenemos para desarrollarnos, para generar mayor ingreso, más valor agregado en los productos”.
“Hoy la sociedad mundial es conocimiento. Hoy los países ricos y los pobres se dividen por el conocimiento. Qué es el conocimiento: es educación de calidad, innovación, ciencia, tecnología, es lo que decía Alberdi, no podemos esperar la felicidad de los gobiernos, tenemos que esperar  esto de la sociedad libre”, explicó.
000822662-manes-1
Insistió en que “los gobiernos tienen que ser un marco para que los ciudadanos expresen la energía creativa, eso lo dijo Alberdi, esa constitución que forjó Alberdi permitió que Argentina en 1914, por ejemplo, tuviese la mitad de la ciudad de Buenos Aires fueran extranjeros porque venían de todas partes del mundo a la tierra prometida. Argentina fue uno de los países más ricos del mundo y no solo fue por la exportación de materias primas, fue por la industria en  ese momento.
“Hoy la nueva revolución es la provocada por el conocimiento. Es educación de calidad, nuestros hijos van tener varios trabajos en sus vidas y muchos de esos trabajos no sabemos cuáles son. Se  van a inventar. No podemos prepararlos para esos trabajos, tenemos que prepararlos para un mundo que estará en constantes cambios para que creen, para que sean ciudadanos globales. Un chico en Mendoza que pueda hacer un  trabajo ahora o en el futuroy que  tenga ingresos en Taiwán, África o Estados Unidos”, profundizó.
“Esto es mucho más que un ministerio de educación, es más que un ministerio de Ciencias, es una política de Estado del conocimiento que incluye enfrentar la pobreza del país porque produce un impuesto cognitivo intelectual. La gente pobre puede acceder a todo esto que estamos hablando pero no puede salir de la pobreza porque ésta produce un mecanismo de toma de decisiones inmediatas, la gente vulnerable solamente piensa qué puede comer en un rato y donde dormirá en la noche. Tenemos que incluir al 30 por ciento de pobres que tenemos en la Argentina. Si hay un contexto de pobreza eso impacta cognitivamente”, señaló.
Destacó que “la educación en la Argentina tiene que mejorar la calidad. Cómo vamos a entrar en esta economía del conocimiento, en la sociedad del conocimiento, si una gran parte de los chicos no comprende un  texto complejo cuando terminan la secundaria”.
“Además, dijo,  las universidades tienen que generar más conocimiento original. Los empresarios tienen que ser menos prebendarios del Estado y generar más trabajo con conocimiento original”.Señaló que  “si la sociedad reclama esto como reclamó más democracia, vamos a  tener una política de Estado del conocimiento. Los argentinos tenemos hoy democracia, esto no lo consiguió un dirigente, esto lo logro la sociedad argentina que quería vivir en democracia”.“Aspiro a que la sociedad reclame conocimiento que es el nuevo paradigma” finalizó diciendo Facundo Manes.000822674-manes-6

La capacidad de aprender es el activo económico más valioso con el que cuenta una persona….

El valor de pensar para adentro

http://facundomanes.com/2015/11/29/el-valor-de-pensar-para-adentro/ 
Revista Viva
Ver PDF
Toda revolución tiene un orador y la de 1810 lo tuvo: el abogado Juan José Castelli, vocal de la Primera Junta de Gobierno. El escritor argentino Andrés Rivera recrearía sus últimos en la novelaLa revolución es un sueño eterno, conmovido por el hecho de que quien fuera el orador de la revolución muriera de cáncer de lengua. Rivera imagina un Castelli que, como ya no puede hablar, escribe sus pensamientos y recapacita sobre ellos.
Esta habilidad que tenemos de reflexionar sobre nuestros propios pensamientos y evaluar la precisión de las decisiones que tomamos se denomina “metacognición”. Es aquella capacidad que nos permite emitir juicios de valor sobre nuestras propias ideas.
En la década de los setenta, el psicólogo norteamericano John H. Flavell la definió por primera vez como el conocimiento que tenemos sobre nosotros mismos, nuestras actividades y las estrategias que utilizamos cotidianamente. Cuando metacognizamos, nos convertimos en audiencia de nuestro propio desempeño intelectual, nos volvemos observadores activos y reflexivos de nuestro pensamiento. “Yo, ¿quién soy? Yo, que me pregunto quién soy, miro mi mano, esta mano, y la pluma que sostiene esta mano, y la letra apretada y aún firme que traza, con la pluma, esta mano, en las hojas de un cuaderno de tapas rojas”: así procede el Castelli de Rivera.
Dos aspectos fundamentales están involucrados en la metacognición. Por un lado, la habilidad de pensar sobre lo que pensamos, aprendemos y conocemos; y, por otro, la capacidad de planificar, autorregular y monitorear la manera en la que lo hacemos.
A través de estudios de resonancia magnética se observó que, a nivel cerebral, los participantes que tenían mayores capacidades metacognitivas presentaban más sustancia gris, el tejido que contiene los cuerpos de las neuronas, en la corteza prefrontal anterior del cerebro. También, identificaron mayor integridad en tractos de sustancia blanca que conecta diferentes áreas del cerebro con la corteza prefrontal.
Si bien todos tenemos la habilidad metacognitiva, no somos igualmente exitosos al momento de ponerla en práctica. Diversas investigaciones exponen que quienes son eficientes en la resolución de problemas, tienen más desarrolladas estas habilidades. Por lo tanto, suelen reconocer los errores en el propio pensamiento y monitorear los procesos de reflexión. Ahora bien, también es posible desarrollarlas. Por este motivo, sería muy beneficioso que se la considerara aún más, especialmente, en el ámbito educativo. Los educadores pueden contribuir con múltiples estrategias a su impulso. Si los alumnos reflexionan activamente sobre su propio proceso de aprendizaje y pensamiento, pueden ser más conscientes, por ejemplo, para la autocorrección. Además de tener un impacto positivo en la educación, la ciencia de la metacognición contribuye a la reflexión sobre culpas y castigos en el ámbito judicial, sobre los tratamientos en las enfermedades neurológicas y psiquiátricas, y en la interpretación de la propia naturaleza humana.
Una sociedad que le atribuye relevancia a la propia conciencia puede también reflexionar sobre sus decisiones, sus juicios, sus errores y sus proyectos. Así, en soledad y en sus últimos días, lo exhibe el Castelli de Rivera: “En esas desveladas noches de las que te hablo, pienso, en el intransferible y perpetuo aprendizaje de los revolucionarios: perder, resistir. Perder, resistir. Y resistir. Y no confundir lo real con la verdad.”