miércoles, 6 de julio de 2016

Habilidades emocionales y prácticas

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-07-06/rasgos-personalidad-rentables-como-son-mas-ganan_1226763/ 
¿Te has preguntado si el motivo por el que te va mal (o todo lo contrario) tiene que ver con tu personalidad? Para esta experta en el éxito profesional no hay duda
Foto: Llegar hasta aquí tiene que ver con la personalidad. (iStock)
Aceptarnos tal y como somos es importante para ser felices, pero si lo que queremos es el poder que dan el éxito y el dinero es obvio que no todas las actitudes ante la vida puntúan lo mismo.
La 'coach' Lynn Anderton, especialista en las habilidades emocionales y prácticas que necesitamos para conseguir nuestras metas, es la protagonista de un artículo de 'The Daily Mail' que te recordará a las personas más exitosas que has conocido. ¿Seremos capaces de parecernos un poco más a ellas?
Aquí van los diez puntos que distinguen a los números uno de sus disciplinas.

1. Previsión

Puede que tengas mucho talento, pero si no dedicas algún tiempo y esfuerzo a distribuirlo de la forma correcta servirá de poco económicamente hablando. Para tener éxito, hay que saber adelantarse y hacer planes.
Olvídate de la 'ley del mínimo esfuerzo', pon atención a los detalles y enriquece tu trabajo
También es un problema no ser capaz de concentrarse en el presente. Si pasas horas al día confeccionando listas y calendarios, ten cuidado. Puede llegar a ser una auténtica adicción y afectar a tu productividad.

2. Perfeccionismo

En todos los sectores profesionales hay mucha —demasiada— gente válida. Para que tus habilidades te conduzcan al éxito tienes que destacar sobre la media poniendo atención a los detalles y enriqueciendo tu trabajo. Olvídate de la 'ley del mínimo esfuerzo'. Alguien que no da importancia a los pequeños errores y no busca superarse hasta eliminarlos por completo difícilmente será el mejor pagado de su empresa.
Saber comunicarse con los demás, fundamental. (Wonyeop y Hyerim/TongRo Images/Corbis)
Saber comunicarse con los demás, fundamental. (Wonyeop y Hyerim/TongRo Images/Corbis)

3. Pasión

No es condición suficiente pero sí necesaria si quieres labrarte un buen futuro por ti mismo. Si no has podido elegir tu pasión número uno para ganarte la vida, intenta amar lo que haces y encontrar lo que más te inspira de tu trabajo.
Anderton pone la pasión en el podio de actitudes triunfadoras y dice que es básica para gestionar proyectos. Quejarse y lamentarse es una pérdida de tiempo y, sobre todo, de energía, que no ayuda a subir posiciones. Y va más allá, dice que la gente que triunfa es la que casi nunca se queja y encara los momentos más complicados con una sonrisa.

4. Constancia

Está claro que trabajar duro y a diario es una clave hagas lo que hagas. Anderton cree que es importante ser constante y también parecerlo, porque da una imagen de seguridad: los que más ganan no se cogen muchos días libres, y cuando lo hacen ponen cuidado en que no se note.

5. Fiabilidad

Tan importante como nuestro trabajo es la respuesta de las personas de nuestro entorno profesional. Por eso hay que estar seguros de que nuestros contactos se fían de nosotros: clientes, proveedores, colaboradores… No les falles.

6. Motivación

Está relacionada con la pasión, pero resulta más fácil de conseguir con pequeños gestos. Si las empresas gastan en actividades aparentemente no relacionadas con el trabajo para motivar a sus empleados es porque estar animados con lo que hacemos nos convierte a todos en mejores profesionales.
Dominar nuestros impulsos nos ayuda a mantener el equilibrio cuando tenemos muchas opciones a considerar
La 'coach' relaciona la motivación con mantener la confianza en uno mismo, incluso cuando las cosas van mal.

7. Equilibrio

La autora relaciona el pensamiento equilibrado y la visión justa y centrada de las cosas con un menor riesgo de quemarse. Si eres magnánimo con los errores de los demás y sabes relativizar los problemas sin ahogarte en un vaso de agua, enhorabuena, eso también ayuda a triunfar.

8. Buena comunicación

En casi todos los entornos de trabajo más exitosos es importante saber comunicarnos en reuniones, exposiciones a clientes o colegas… Si eres capaz de transmitir claramente la información, ahorrarás mucho tiempo.

9. Autocontrol

No confundir con esa represión que nos paraliza.
Anderton nos dice que dominar nuestros impulsos nos ayuda a mantener el equilibrio cuando tenemos muchas opciones a considerar. Si solo buscamos la satisfacción inmediata de nuestros deseos, mal vamos.

10. La maldita cabezonería

Para esta consejera profesional, ser terco como una mula es común en los más altos puestos de la sociedad. “Puede ser un obstáculo tanto como una ayuda”, y pone de ejemplo esos casos en que alguien se empeña en salirse con la suya en un proyecto porque “es su bebé”.
Si nunca sientes ese ansia de hacer algo tal como lo imaginaste, probablemente te falta algo importante para ser un ganador, aunque hay que combinarla con el equilibrio y el autocontrol. Seguir la propia intuición porque sabes que a largo plazo compensará es un rasgo positivo, pero si te equivocas te puede costar mucho dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada