martes, 16 de agosto de 2016

Neuronas plásticas: 10 estrategias del cerebro para adaptarse a los cambios

http://entremujeres.clarin.com/vida-sana/bienestar/estrategias-cerebro-humano-adaptarse-cambios_0_1485451763.html 
El libro “Liberá al Einstein que llevás dentro”, del Dr. Ken Gibson se plantea como una guía práctica para despertar la inteligencia en los hijos, pero no solo en ellos, también en los adultos. Busca consolidar técnicas de “entrenamiento cerebral” y explicar de manera clara y sencilla aquellos comportamientos cerebrales que dan cuenta de cómo el cerebro sortea dificultades. De la neuroplasticidad al afecto; del sueño a la vigilia, descubrí lo que pasa.  
Cerebro / Foto: iStockPhotos
Es lo mismo hablarle mucho a un niño que casi no dirigirle la palabra? ¿La memoria está atada a la emoción y el afecto? ¿Cómo? ¿Qué es la neuroplasticidad? Te presentamos 10 estrategias del cerebro humano para adaptarse a los cambios desarrolladas más ampliamente en el libro “Liberá al Einstein que llevás dentro” de Ed. Edaf.


1. La investigación muestra que las neuronas vecinas se activan regularmente cuando una persona debe aprender una nueva tarea. Una vez dominada, las neuronas prestadas regresan a sus funciones.    

La estructura del cerebro no queda fijada permanentemente al nacer. Existen nuevas evidencias que confirman que las habilidades mentales están cambiando constantemente. El cerebro opera a través de un complicado entramado de células neuronales o neuronas, y sus diferentes grupos realizan tareas específicas. La investigación muestra que las neuronas vecinas normalmente se activan cuando una persona debe aprender una nueva tarea. Una vez dominada, las neuronas prestadas regresan a sus funciones.
La neuroplasticidad es una palabra relativamente nueva que define la habilidad de las células neuronales para cambiar y modificar sus actividades en respuesta a los cambios del entorno.

A modo de ejemplo, los estudios de investigación de violinistas mediante RMF revelaron que las áreas del cerebro involucradas con la mano izquierda (cuyos dedos pisan las cuerdas) son sustancialmente mayores. Así, la parte del cerebro que se utiliza para esta tarea, el córtex motor, crece para acomodarse a las demandas del aprendizaje. Una vez que las habilidades se dominan y se vuelven automáticas, el área necesaria en el córtex se reduce y el cerebro se prepara para recibir una nueva tarea de aprendizaje. Más que estar encerrado en una estructura fija, el cerebro es capaz de adaptarse a cada nuevo reto de aprendizaje.
El cerebro se enfrenta a expectativas y datos incompletos. La información que recibe el cerebro da forma a la manera en que se prepara para la siguiente llegada de información. Se organiza física y químicamente para recibir más. Visualmente, si la información proporcionada desde el exterior es insuficiente, el cerebro utiliza su almacén de datos para llenar los espacios en blanco.

2. La atención es algo más que perseverar en una tarea.
La atención nos ofrece varias maneras de monitorizar nuestro entorno de manera constante y adecuada. La monitorización general nos permite estar atentos. Estar alerta nos ayuda a actuar rápidamente y nos prepara para actuar. La atención también nos hace capaces de determinar la novedad y el potencial de una situación concreta. A un nivel superior, la atención nos ayuda a tomar decisiones.
La atención implica una serie de procesos que incluyen filtrado, equilibrado de múltiples percepciones y asignación de importancia emocional a estas percepciones. Estas decisiones de procesamiento vienen determinadas por el interés, el estado de alerta y la aprehensión.
Por ejemplo, una madre preocupada por su hijo enfermo estará más atenta a los cambios en la respiración del niño que a la voz de su esposo hablando por teléfono, a sus otros hijos jugando en el patio, o al diálogo de una comedia de la televisión en la habitación de al lado. La atención selectiva es la capacidad de distinguir y concentrarse en lo que atendemos. Con ella bloqueamos o cerramos el acceso de aquello que es innecesario o debe ser ignorado. Esta capacidad protege a nuestro cerebro ante el riesgo de sufrir una sobrecarga.
3. El cerebro tiene un director ejecutivo.
La función ejecutiva implica el más alto nivel de atención. Se trata de la función de planificación o de toma de decisiones en su cerebro que le dice que actúe o reaccione en relación con sus objetivos. Le permite determinar si lo que se ve, escucha o siente es importante y si se debe prestar atención o ignorarlo.
El déficit de atención / hiperactividad (TDAH) es la incapacidad general del cerebro de responder normalmente a su función ejecutiva. En consecuencia, hace caso omiso de su propio consejo y decide participar en actividades que son desordenadas e inapropiadas. Esto sucede porque la incapacidad del individuo para mantener la atención provoca algo así como una adicción al presente.
Un niño con TDAH demanda refuerzo inmediato. Para ese niño, el impacto a largo plazo es irrelevante. Por lo tanto, las personas que sufren dificultades de atención buscan recompensa inmediata, sin pensar en las consecuencias
4. Olvidar las cosas correctas puede ser bueno.
La memoria de trabajo funciona junto con la atención para no perder la información de entrada. La memoria de trabajo funciona en el lóbulo frontal del cerebro. Este sistema evalúa la información entrante y mantiene la atención para seguir adelante. En la memoria de trabajo, la información se almacena y evalúa, y se toma la decisión de desechar la información o guardarla para ser utilizada en algún momento futuro.

5. Los recuerdos a largo plazo están conectados en red.
Después de tomarse la decisión de conservar los datos, se envían a diferentes partes del cerebro donde se ordenan en función de su olor, color, forma, y así sucesivamente. La emoción juega un papel muy importante en este proceso: cuanto más fuerte es el sentimiento causado por el recuerdo, más fácilmente se recordará después. La práctica o el ejercicio también fortalecen la memoria a largo plazo.
Las diversas partes y piezas de un solo recuerdo se almacenan en diferentes redes de neuronas por todo el cerebro. La formación y la recuperación de un recuerdo se ve influida por el estado de ánimo, el entorno y las circunstancias en el momento de formarse o recuperarse. Los recuerdos pueden ser diferentes cada vez que los evocamos. Los científicos han observado que nuestra interpretación se añade durante la transferencia de información entre la memoria de trabajo y la memoria a largo plazo. Esto significa que podemos estar seguros de que en realidad no podemos estar seguros de nuestra memoria.

6. Los recuerdos se pueden mejorar.
En un proceso que los científicos denominan potenciación a largo plazo, algunos recuerdos se codifican y se refuerzan (y otros se debilitan) cada vez que la repetición de una nueva experiencia provoca actividad neuronal a través de las sinapsis entre las células neuronales.
Práctica, práctica y más práctica hace cada vez más fuertes los enlaces entre las células que las rodean y consigue involucrar más neuronas. El resultado es toda una red de neuronas que participan en el recuerdo de la habilidad, la palabra o el evento—no importa que se trate de aprender un nuevo idioma, perfeccionar nuestro juego de golf o aprender nuevos conceptos de matemáticas-.

7. La memoria puede seguir siendo fuerte, incluso a medida que envejecemos. 
La memoria puede seguir siendo fuerte, incluso a medida que envejecemos. El cerebro adulto sigue siendo resistente, adaptable y siempre ávido de aprender. David Snowden, profesor de la Universidad de Kentucky, observó esta capacidad en un estudio titulado 678 Monjas y un científico. Sus estudios versan sobre las Hermanas de Notre Dame, un convento en Mankato, Minnesota. Las monjas suelen llegar a los noventa años, muchas de ellas incluso a los cien. Sus vidas son mentalmente muy rigurosas y sus ocupaciones muy trascendentes.

8. La dislexia es una disfunción cerebral que puede ser corregida.
Es muy importante entender esta afirmación. La dislexia simplemente significa tener problemas con la lectura. Las dificultades vienen en una amplia variedad de maneras. Por ejemplo, algunas personas con dislexia tienen dificultades con cierta consonantes cortas (como b y d), mientras que muchos otros tienen problemas para distinguir los sonidos de las vocales. El entrenamiento cognitivo les ayuda a identificar mejor, dividir, mezclar, y analizar los fonemas (sonidos) del lenguaje con mayor claridad y precisión.

9. Los padres influyen en el desarrollo del cerebro.
La calidad y la profundidad de la información recibida de los padres parece importar en gran medida. El refuerzo positivo y la cantidad de tiempo empleado en conversar con los niños, en particular durante su segundo año de edad, parece tener un importante impacto en el desarrollo del cerebro.
En la Universidad de Chicago, los estudios comparativos de la psicóloga Janellen Huttenlocher entre familias de profesionales, empleados y las que viven de la beneficencia, revelan que sus hijos escucharon 2.100, 1.200, y 600 palabras por hora, respectivamente. Por otra parte, el refuerzo positivo se produce un promedio de treinta veces por hora en los hogares de profesionales, quince en los familias de la clase trabajadora, y solo seis veces por hora entre las familias de clase social más baja. La calidad y la cantidad de estas aportaciones está directamente relacionada con el desarrollo del cerebro y el vocabulario en años posteriores. Algunos niños lo captan de modo natural. Otros no lo hacen.

10. La práctica y la recompensa también cambian el cerebro.
La corteza motora crece para acomodarse a las demandas del aprendizaje. La práctica hace cambiar al cerebro. También se ha probado, de manera concluyente, que el refuerzo hace que los vínculos de la memoria sean más fuertes porque más neuronas pueden aprender el código. Por este motivo las recompensas, incluidos los elogios, deben formar parte de cualquier formación de nuevas habilidades que pretenda ser eficaz.

Extracto del libro "Liberá al Einstein que tenés adentro", Dr. Ken Gibson, Kim Hanson y Tania Mitchel. Ed. Edaf. Gentileza del Brain Training Gym.

Seguí leyendo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada