miércoles, 5 de octubre de 2016

El comercio electrónico del futuro

http://www.sintetia.com/el-comercio-electronico-del-futuro/ 
Si combinas drones que envían paquetes, aplicaciones que controlan tus movimientos y realidad aumentada tendrás como resultado el comercio electrónico del futuro. Un mercado que crece a pasos de gigante y en el que todos quieren participar, que se lo digan a Facebook que para no quedarse atrás ha presentado Marketplace -su apuesta por el e-commerce-, un servicio para vender y comprar cosas de segunda mano que se encuentra dentro de la propia aplicación. Así, el gigante de las redes sociales planta cara a Ebay o Wallapop, eso sí, con una clara ventaja frente a sus competidores: más de 1.700 millones de usuarios activos al mes.
el comercio del futuro
El futuro de las compras encuentra su espacio en el escenario digital. En España, la facturación del comercio electrónico aumentó un 23% en el último trimestre de 2015 y llegó a superar los 5.300 millones de euros, según los datos de CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la competencia). Las agencias de viajes y operadores turísticos, el transporte aéreo y las prendas de vestir se convirtieron en los protagonistas de las ventas online.
Sin embargo, si comparamos nuestro país con el resto de Europa, y a pesar del fuerte repunte, enseguida se hace evidente que hay un largo camino por recorrer para igualarnos a los países que lideran las compras online. En Reino Unido casi la mitad de la población compra por internet al menos una vez a la semana, a este país le siguen Alemania (34%), Italia (32) y Francia (27%). Un gran número de españoles (19%) sigue prefiriendo las tiendas físicas frente a internet, según un estudio de la consultora PwC.
El vertiginoso crecimiento del sector, demanda cambios que lleven la experiencia de comprar online al siguiente nivel o que, al menos, sea comparable a la de las tiendas físicas, una actividad que los consumidores siguen haciendo para relajarse, divertirse o socializar. Por eso, la industria se ha puesto las pilas y se avecinan importantes avances.
Drones que entregan paquetes
Atrás quedaron los tiempos de espera interminables, las pruebas para entrar en una nueva era de entrega de paquetes ya están en marcha. Una de las novedades más importantes que revolucionará el e-commerce es la entrega comercial de paquetes utilizando drones. Estos dispositivos voladores permitirán a las empresas entregar paquetes en tan solo 60 o 30 minutos. Los drones viajarán directamente desde los centros de distribución hasta la dirección de entrega, reduciendo así costes y problemas logísticos. Amazon ya ha comenzado a hacer pruebas con bultos de 2,5 kg, lo que supone un 86% de los pedidos que se realizan a la empresa de internet.
Realidad aumentada, la revolución del e-commerce
Los consumidores quieren que comprar sea una experiencia completa donde entren en juego varios factores, entre ellos altas dosis de interactividad. Crear un entorno dinámico donde la realidad aumentada (AR por sus siglas en inglés) sea la protagonista se convertirá en un paso clave para la buena salud de las ventas online. Esta tecnología, que ya se aplica con éxito en otros sectores, cambiará por completo la forma en la que los consumidores compran online.
La experiencia de usuario a un nuevo nivel
El refuerzo de la experiencia de usuario promete ser un punto clave. Las empresas que lideran las ventas online implementan continuamente sus sitios web, en ellos incluyen fotografías y vídeos de alta calidad que nos permiten observar con gran detalle los productos que vamos adquirir, para que no nos llevemos una idea equivocada. Otros comercios ya ofrecen la oportunidad de chatear en tiempo real con empleados que te asesoran y resuelven cualquier duda. Además, los productos incluyen una descripción más detallada.
Geolocalización como arma contra la competencia
Esta técnica, basada en ofrecer descuentos orientados geográficamente, promete y mucho. Imagina que tienes en tu móvil la aplicación de una tienda de ropa, cuando entres a otra de la competencia recibirás una notificación para avisarte de que vende productos mejores o más baratos.
La geolocalización también ofrece otras interesantes vías. Por ejemplo, la asociación entre dos comercios: un gimnasio y una tienda de suplementos, cuando alguien entra en el club de fitness, puede recibir directamente en su móvil descuentos para los suplementos.
No hay límites entre las tiendas físicas y digitales
La línea que separa los dos mundos se desdibuja. Por eso, las empresas ya están buscando la manera de integrar la información que recopilan online a la experiencia del cliente en tiendas físicas, y al contrario. Amazon lanzó un proyecto basado en esa idea, el Fire Phone, que incluía un software capaz de escanear productos desde el escaparate de una tienda para después poder comprarlos online.
La seguridad digital
La desconfianza y la inseguridad de los usuarios son barreras que el comercio electrónico aún debe superar. Son necesarias más medidas que protejan a los clientes y creen un ambiente seguro para las operaciones bancarias en el entorno digital. Por tanto, en el futuro se impondrán los intermediarios financieros como PayPal, que es uno de los medios de pago más potentes de internet en la actualidad, tiene un largo recorrido y los consumidores confían en el servicio.
El e-commerce está muy cerca de convertirse en una tendencia sin precedentes. Las relaciones sociales, las comunicaciones, incluso la medicina y la educación son aspectos de nuestra vida diaria que han experimentado, con la irrupción de la tecnología, un cambio radical. El comercio electrónico no está exento de la revolución digital, que arrasa todo lo que toca. Por lo que no es de extrañar que en un futuro –muy cercano- todos estos posibles cambios se conviertan en realidad

06

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada