martes, 29 de noviembre de 2016

Inteligencia artificial: el camino a la vida eterna y la liberación del trabajo

http://www.lavanguardia.com/economia/20161129/412262227187/inteligencia-artificial-jose-luis-cordeiro-la-vanguardia.html 
  • El profesor José Luis Cordeiro desgrana en el ciclo de conferencias “La vida en el futuro”, organizado por La Vanguardia, el devenir de la humanidad  
Inteligencia artificial: el camino a la vida eterna y la liberación del trabajo
“En las próximas dos décadas veremos más transformaciones para la humanidad que en los últimos dos milenios. Todavía no hemos visto nada de lo que viene”. Categórico, José Luis Cordeiro, de la Singularity University de Silicon Valley, transmite un futuro próspero de la mano de lainteligencia artificial. Un buen porvenir para la humanidad que ha analizado en el ciclo de conferencias “La vida en el futuro” organizada porLa Vanguardia, con la colaboración de Seat e ICL.
Los exponenciales avances tecnológicos, la robotización, la propia inteligencia artificial. Son los grandes cambios que se presentan en el horizonte. “El futuro es realmente increíble”, afirma Cordeiro. “Vamos a ver el fin de la especie humana y todo lo que conocemos. Viene la edad posthumana”, asegura. No sólo conviviremos con los robots, sino que nosotros también seremos robots. ¿De qué forma? “Nos vamos a fusionar con la tecnología”, repite más de una vez, decidido. A modo de ejemplo, prevé que los niños nazcan conectados a la red en unos cinco años o que creemos un “cerebro internacional” compartido en el que se descarguen los conocimientos de cada uno, pudiendo a su vez acceder a ellos.

Aprovechar la inteligencia artificial
En cualquier caso, Cordeiro huye de visiones catastrofistas. No imagina que los robots, cada vez más avanzados, destruyan nuestros puestos de trabajo. Por un lado, porque la vida podría girar en torno a laautorrealización personal y no al trabajo, con una renta básica universal que nos libere del mismo. Por otro, porque en cualquier crisis hay dos factores: el peligro y la oportunidad.
Con la oportunidad en mente, llama a aprovechar al máximo los avances en investigación para mejorar nuestras vidas. Su visión a medio plazo sorprende. De entrada, plantea la desaparición de la muerte. “Ya podemos visualizar la muerte de la muerte”. Es una frase que siempre lo acompaña. “Yo no pienso morir”, confiesa. Y pide que los demás sigan su ejemplo: “la vida es tan apasionante, tan maravillosa… Quien no quiere vivirla es un burro”.
¿Cómo cambiaremos el ahora ineludible destino de morir? Cordeiro habla del transhumanismo, utilizar la inteligencia artificial y la tecnología para trascender nuestros límites. Investigación de por medio, “somos la última generación humana mortal o la primera inmortal”, asevera. La medicina del futuro “no va a curar, va a prevenir”, dice.
Con ella “vamos a vencer al envejecimiento”. Silicon Valley tiene mucho que decir en esto. Google quiere acabar con la muerte y Facebook con todas las enfermedades. Hay fijarse en las células cancerígenas, que no envejecen, o en las bacterias, que tampoco lo hacen. En ellas puede estar la clave de la inmortalidad.
Vivir mil años
En evitar la muerte también entra en juego una opción como lacriopreservación. Es “el plan B” si falla el “plan A”, la inmortalidad. Congelarnos hasta encontrar la cura a esa enfermedad que nos mata. Lejos de ser algo impensable, ya se está haciendo.
Influirá asimismo la clonación de órganos y la selección genómica. “Vamos a diseñar a nuestros hijos, somos la última generación humana no diseñada”, sostiene.
Como resultado, la inteligencia artificial y la ciencia abren la posibilidad de vivir no solo cientos, sino miles de años. “La ciencia ficción de hoy es la realidad del mañana: lo que vamos a ver en tecnología en veinte años va a ser magia”, vaticina.
Sin miedo al futuro
Si vivimos más, seremos más y consumiremos más. Pero apuesta por ser positivos. Habrá recursos suficientes, puesto que se crearán. “Gracias a la nanotecnología no habrá basura, sólo materia prima en el lugar equivocado”. Y si no, a mirar al cielo: la minería espacial tiene gran potencial.
Asimismo, más gente supone más cerebros. Más mentes pensantes que generan conocimiento. “El desarrollo es cada vez más rápido. Nunca imaginamos crecer a esta velocidad. Ya no hay excusa para seguir siendo un país pobre”, advierte, ya que son los que más rápido están creciendo y tienen todas las herramientas para salir de la pobreza.
Tampoco habrá excusa para decir “no sé”. De la mano de la inteligencia artificial toda la información estará a nuestro alcance.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada