miércoles, 2 de noviembre de 2016

“Amar es más que gustar mucho”. Kevin Roberts.

https://principiodeuncomienzo.wordpress.com/2016/11/02/mas-amor-y-menos-visibilidad/ 

mas amorHace unos días, en redes sociales, me llegó una frase que decía: “ Si te preguntas..¿Cómo siendo tan bueno no se fijan en mí? Tienes dos retos: trabajar tu ego y mejorar tu visibilidad...”
¿Qué va a hacer la persona que se haga esa pregunta?
Mejorar su visibilidad, porque eso del ego, cree que él creerá que no tiene ningún problema. Más bien se creerá el Rey del Mundo, como diría Leonardo Di Caprio en Titanic.
En los cursos de Marca Personal, en libros que he leído, todos ellos tienen algo en común. Un capítulo dedicado a la visibilidad.
Nos dicen que si no nos hacemos ver, no seremos nadie.
Tenemos que seguir a todos los “expertos” del mundo en el que queremos que se nos conozca, tenemos que etiquetar a gente en fotos de Twitter, porque así quizá nos reconozcan, tenemos que ir a todos los eventos de Networking de nuestro campo y conferencias que podamos, todo para que nos conozcan, para que sepan quienes somos, para que aumenten nuestros seguidores en las redes sociales…
Oía hace poco una conversación en un evento, en el que como 2 machos cabríos, se “peleaban” por la mujer, discutiendo cuantos seguidores tenía cada uno en Instagram, pensando que así la chica se iría con quien los tenía “más grandes”.
¿Hasta este punto hemos llegado?
¡¡SI y más allá!! Más bien, se nos está yendo la cabeza a los seres humanos.
¿Por qué no estoy de acuerdo con la frase?
Por diversos motivos:
.- ¿Dónde está la búsqueda de la excelencia que tanto se promulga?
En ningún lado.
Se nos llena la boca, con la búsqueda de la excelencia, con formaciones de alto rendimiento, con conseguir mejores resultados… pero la letra pequeña, la que no leemos, nos dice que para conseguir todo eso, solo tienes que hacerte visible, “maquillar” datos o comprar seguidores.
Así de fácil, sin esfuerzo.
¿Y dónde queda el verdadero significado de excelencia? ¿Dónde queda eso de dar valor a nuestros clientes y personas que nos rodean? Pues que por mucho que ayudes, no lo conoce todo el mundo, lo que haces, no habrá valido la pena.  No valdrá para nada.
¿Cómo que no valdrá para nada?
Investigando para mi 3 libro, he conocido a gente que si tiene 100 seguidores en sus redes sociales, ni se lo creen. Para ellos no es importante ser visibles para todo el mundo del 2.0, sino que les importa es darse a los demás.
Lo importante para ellos es dar lo que tienen dentro ellos, es escuchar a los demás, es saber que su trabajo ayuda de verdad a los clientes.
Son personas que no son una moda pasajera, sino una tendencia por mucho tiempo.
¿O es que ahora seremos mejor que nuestro vecino por el número de seguidores y no por el trabajo bien hecho y de calidad?
Que no quiero decir que haya gente con muchos seguidores, que no haga un trabajo excelente. Pero que también hay gente con muchos seguidores, que solo le importa, aparentar, y no el SER ELLOS DE VERDAD, DANDO SU TALENTO Y CAPACIDADES.
Si eres tan bueno, no necesitarás comprar seguidores, ir a eventos “como un desesperado”, hacerle la rosca al “experto de tu turno” para te saque en su blog o ir repartiendo tus tarjetas como un buzón escupe las cartas.
¿Quién te dará esa visibilidad?
LOS DEMÁS.
Esas personas que anteriormente te citaba, te aseguro que facturan mucho más dinero que esos que tiene miles de seguidores. ¿Por qué? Porque ofrecen un trabajo bien hecho, excelencia en todo momento, escucha, empatía y sobre todo dan una cosa que falta en esta sociedad, SU CORAZÓN.
Todos queremos ser recordados como personas o como profesionales, por muchos años. Pero nos han enseñado que una marca es un logotipo, hay que tener una red social con muchos seguidores y entrevistas en miles de sitios o que todos los fines de semana, tengamos cientos de propuestas para salir.
¡¡ERROR!!.
Cualquiera puede hacer lo mismo que haces tú. Pero nadie lo hace COMO TÚ y tampoco nadie tiene un PROPOSITO como el tuyo.
Ese CÓMO y ese POR QUÉ, hablan de tu corazón.
¿Y me puedes decir qué empresa, persona perdurará más en los corazones de clientes y amigos: la que le importa su visibilidad o la que llega a los corazones de los demás?
A lo largo de las entrevistas que voy realizando, suelo comentar con el entrevistado, sobre el hándicap del ego, el éxito y el día a día.
visibilidadMuchos de ellos, me dijeron que ellos pensaban que nunca tendrían problemas de ego, hasta que la realidad les dio una bofetada enorme, en forma de desintoxicaciones, infidelidades…. Otros, necesitan a personas a su lado para que les bajen al planeta tierra, pero solo los que están “trabajados” emocionalmente, recuerdan día a día, de donde vienen.
Es decir, la gente de éxito, gran parte, gestiona mal el ego, porque vivimos en un mundo competitivo, de si te puedo aplastar la cabeza u ocultar mis problemas para que no ganen con ellos la competencia, lo haré.
¿Y me vas a decir que le vas a decir a una persona que lucha por ser visible que quizá se mire su ego?
¡¡Si lo intentas, lleva unas buenas zapatillas para correr y unos tapones para no oír lo que te va a decir!!
Dile a una emprendedor que su ego esta en niveles estratosféricos y que su idea es inconexa, dile a un “proyecto” de actor que no vale para eso y se tiene que dedicar a otra cosa, porque no está consiguiendo los resultados que él creía…
Haz la prueba y luego me dices.
El Ego, la vanidad y el comienzo de un sueño, no son una buena combinación. Más bien acabará dando dolores de cabeza. En esta vida no se trata de premios, ni reconocimientos y SI de ser uno mismo.
Tu Marca, no la defines tú, sino los demás de lo que les has producido estar contigo. Así que siempre se humilde y da las gracias a todas personas que quieren ayudarte, te han ayudado. Porque sin personas, como TÚ, NUNCA CONSEGUIRÁS NADA.
Por favor, no estoy diciendo que no hay que ser visibles, que no hay que utilizar las redes sociales, porque si no estaría echando piedras sobre mi propio tejado. Lo que estoy diciendo es:
.- La coherencia es la reina del devenir de tu vida. Si haces las cosas sin un POR QUÉ coherente con tus valores y motivaciones, te aseguro que no llegarás a conseguir poco o nada con lo que sueñas.
.- Si nadie nos conoce, nadie sabe que existimos. Totalmente de acuerdo. Pero que te conozcan por un POR QUÉ de peso, porque les has hecho felices, porque has dado todo de ti, no por el número de tus seguidores, con un trabajo que no va en concordancia con ese triunfo.
.- La visibilidad siempre te la dan los demás, por tu forma de ser, por tu trabajo, por tus acciones. No porque te arrimes a una persona, o compres seguidores en las redes sociales.
.- Si piensas que eres bueno y no consigues resultados, por favor háztelo mirar. Pero no busques soluciones en el exterior, porque están dentro de ti. A lo mejor algún ajuste, y ya está todo solucionado. Con humildad se llega a todos sitios.
Por favor, seamos personas, marcas de CORAZON, ganaremos mucho más, que comprando amigos o pisando cabezas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada