sábado, 12 de noviembre de 2016

¿Es el desarrollo personal egoísta?

http://notasaprendiz.weebly.com/blog/es-el-desarrollo-personal-egoista 

"Fuerza y ​​crecimiento sólo vienen mediante continuo esfuerzo y persistente lucha"
​—Napoleon Hill

Imagen
Gracias a Ben White por la imagen (clic sobre ella para más info.)
Tienes metas, sueños, ambiciones que deseas ver cumplidas.

Y si te has atrevido a soñar en grande. Si tus aspiraciones son de verdad elevadas. Para hacerlas realidad tendrás que dar lo mejor de ti.

No basta con tímidos y lánguidos esfuerzos. El éxito demanda capacidad y esfuerzo.

Para llegar a la meta tienes que estar en forma. Tienes que estar bien preparado. Operar a tu máximo nivel.

Ser capaz de desempeñarte a toda capacidad, el nivel que demanda tus ambiciosas metas, hace necesario que te comprometas con tu desarrollo personal.

​Las grandes metas te obligan a crecer. El crecimiento requiere tiempo, esfuerzo y disciplina. Pero es imprescindible.


¿Cómo se llega a un desempeño superior? Cultivando un desarrollo holístico que te mejore en todos los aspectos.

Necesitarás dedicar tiempo a cultivar tu intelecto. Libros, conferencias, talleres, cursos… todos ellos te ayudarán a adquirir nuevas habilidades que te permitan seguir avanzando. Varias investigaciones señalan que la lectura y el aprendizaje constante son LOS factores claves en el éxito profesional.

Necesitarás  cuidar de tu cuerpo. El ejercicio, la nutrición apropiada y el descanso son los pilares del cuidado de la salud. Es muy difícil tener una mente ágil, precisa y creativa, si nuestro cuerpo no está en buenas condiciones. La actividad física y un sueño reparador propician el buen funcionamiento del cerebro, nuestra principal herramienta en la era del conocimiento.

Necesitas cuidar de tu espíritu. Un estado emocional positivo; alegre y optimista, expande tus capacidades mentales. Por el contrario, el estrés crónico y la tristeza, la disminuyen. Por otro lado, una persona alegre y amable atrae a otras personas a su lado. Las personas significan oportunidades.

Ser tu mejor tú no es un trabajo menor. Actualizar y optimizar tu rendimiento va a requerir que dediques un tiempo considerable a tu desarrollo personal.

Las horas que pases en el gimnasio, meditando y leyendo son horas que echarán en falta familiares y amigos. Incluso puede que pienses que estás actuando de manera egoísta por dedicar tanto tiempo a cuidarte.


Pero no es así:
El cuidado de uno mismo —comenta el lúcido Parker Palmer-- nunca es un acto egoísta; es simplemente la buena administración del único don que tengo, el único regalo que puedo poner sobre la tierra para ofrecer a otros. Cada vez que podemos escuchar a nuestro verdadero yo, y le damos el cuidado que requiere, lo hacemos no sólo para nosotros mismos, sino para los muchos otros cuyas vidas tocamos.
La magnitud de la contribución que podamos realizar al mundo, la cantidad de bien que podemos derramar sobre aquellos que están a nuestro alrededor, está determinada por nuestro grado de desarrollo personal.

Para poder hacer más, dar más; debemos ser más.

Cuando comenzamos a recorrer la ruta del crecimiento personal todas las personas a nuestro alrededor se benefician. Una persona más feliz, positiva, compasiva y comprensiva tiene una influencia directa sobre las personas con las cuales interactúa.

Mejorar nuestros patrones de pensamiento y nuestro comportamiento; esforzarnos por ser cada vez mas creativos, cálidos, tranquilos nos permite causar un mayor impacto en la vida de las personas que más valoramos.

Así que ocuparte de tu crecimiento no es un acto de egoísmo. Ser tu mejor tú es el gran obsequio que puedes dar a las personas a tu alrededor. A todos nosotros. Y lo necesitamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada