miércoles, 2 de noviembre de 2016

Piensa fuera de la caja.

http://www.grandespymes.com.ar/2016/11/01/un-simple-truco-cerebral-para-poder-resolver-los-problemas-mas-creativamente/  Por Lydia Dishman

Este desgastado-por-el-tiempo consejo se ofreció como una panacea para salir de toda clase de surcos y empezar a innovar. Pero, cómo exactamente dar con una solución creativa a un problema concreto no siempre es tan claro.
Theodore Scaltsas, profesor de filosofía clásica en la Universidad de Edimburgo en Escocia, apunta la obra de Jakob Hohwy, autor de La Mente Predictiva, como prueba de que nuestros cerebros resuelven problemas basándose en cómo encajan soluciones basadas en nuestras experiencias anteriores.
En un artículo para la Harvard Business Review Scaltsas postula: “Si todas las soluciones son antiguas de alguna manera, entonces ¿por qué somos tan buenos para producir otras nuevas?” Especialmente desde que los seres humanos tendemos a equiparar nuestra creatividad con momentos eureka que solo nos ocurren de forma espontánea.
Scaltsas tiene una explicación que implica un simple truco cognitivo. Él escribe:
“A pesar de que el mecanismo de generación de soluciones del cerebro es inherentemente predictivo (dando soluciones familiares para un problema dado) también puedes abordar un problema insoluble reinventando el problema en sí. Al hacer eso, engatusas a tu cerebro para que te proponga soluciones viejas para tipos de problemas que estas viejas soluciones no resolvieron antes.”
Para llegar allí, Scaltsas recomienda un pequeño ejercicio de visualización. “Imagina maneras de solucionar lo que tienes, imaginando que las circunstancias que bloquean tu progreso están siendo levantadas una por una,” explica. Hacer que tu mente genere diferentes versiones del desafío, lo más probable es que una de ellas se destaque por ser similar a un problema que ya has resuelto antes. Entonces, tu solución pasada surgirá y tu proceso de pensamiento se adaptará para que se ajuste al nuevo problema.
Scaltsas ilustra esto describiendo una situación común:
Te encuentras en una habitación y necesitas salir de ella. La puerta es por donde más probablemente saldrás, o por una ventana, siempre y cuando no esté tan lejos del piso. Sin embargo, si un nuevo escenario se presenta dónde te encuentras en un piso más alto y el edificio está en llamas, saltar por la ventana parece no ser posible. Pero llevará a tu mente a pensar en cómo puedes salir por la ventana de forma segura, explica, y disparar pensamientos sobre el paracaidismo. A partir de ahí, es un pequeño salto (perdón por el juego de palabras) para arrancar las cortinas de la ventana e improvisar un paracaídas para frenar tu caída.
Aunque este sea un ejemplo extremo, sí demuestra el pensamiento creativo y la innovación. Scaltsas se refiere a esta técnica como “minar el cerebro.” Él escribe: “Definida de esta manera, el pensamiento creativo es claramente un proceso natural porque la mente resuelve naturalmente nuevos problemas a través de viejas soluciones, gracias a los mecanismos sesgados y predictivos de nuestros cerebros.”
el pensamiento creativo es claramente un proceso natural porque la mente resuelve naturalmente nuevos problemas a través de viejas soluciones
Algunos de nosotros puede que necesitemos un poco de persuasión para llegar a este espacio creativo. Aquí es donde los grandes líderes guían la innovación. La jefa de Xerox Ursula Burns, por ejemplo, dice que la toma de decisiones en la empresa se guía por tener ejecutivos y miembros del equipo pensando en cuáles son los problemas de los clientes y luego aplicar alguna técnica o proceso de innovación para resolverlos.
Otros ejecutivos usan estos métodos: Mark Zuckerberg insta a los empleados de Facebook a dar con soluciones creativas a través de cuestionar persistentemente. En una entrevista para Fast Company, el CEO de Nike, Mark Parker, dijo que también usaba esta técnica. “Termino haciendo un montón de preguntas, para que el equipo piense las cosas más profundamente. No digo: ‘Haz esto, haz aquello.’ No soy un micro-administrador. No creo en eso,” explicó Parker.
Todos nosotros, pensadores promedios, tenemos la innovación a nuestro alcance, según Scaltsas. “Si la solución a la que se llega por la redefinición es muy diferente a las soluciones convencionales del problema original (pre-redefinición), entonces tenemos una innovación.”
Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada