jueves, 17 de noviembre de 2016

¿Quieres un cambio? Comienza con tu actitud…

https://principiodeuncomienzo.wordpress.com/2016/11/16/todo-depende-de-tu-actitud/ 

El deseo vence al miedo”. Mateo Aleman
ACTITUDDurante el día habrás leído artículos de Marca Personal, de motivación, liderazgo, de mindfulness o si Belén Esteban se casa con su novio o no.
Todos ellos, los lees pensando que nos van a dar la solución definitiva para los momentos que estamos viviendo, a nivel personal o profesional.
Creemos que nos van a dar la fórmula secreta y nuestros problemas desaparecerán de inmediato.
Pero tú  al igual que nosotros sabemos que no van a dar el resultado que esperamos, ¿Por qué? Porque lo que falla es algo que está situada en lo más profundo de ti, en lo más profundo de nosotros.
Ya puedes tener a tu disposición la formula de la Coca-Cola, de la felicidad plena, que si no tienes ACTITUD para usarla, para vivir, para disfrutarla…. No será lo mismo.
Para cada uno de nosotros, el problema que estemos pasando en esos momentos, es el más importante del mundo mundial.  Para ti, tu problema es mucho más importante que Donald Trump haya salido como presidente de los Estados Unidos o que hayan bajado las bolsas. Te da exactamente igual, te importa tu problema. Nos da exactamente igual todo, sólo nos preocupamos de nuestros problemas y el de los demás, NO
Te importa y quieres que a los demás le importe tu problema como te importa a ti. ¿Nos hemos preguntado si a la otra persona le importa nuestros problemas? ¿Nos hemos parado a pensar, si queremos ser parte de la solución del problema de los demás? Apoyándonos, ayudándonos, escuchándonos etc.
Tienes miedo a lo que te pasa y esperas que los demás lo noten. Pero los demás van a su “bola” y si tú no dices nada, ellos no son adivinos.
Aquí juega un papel importante, una de las mascaras de nuestro ego, somos cínicos.
Sabemos que nos pasa, sabemos qué debemos hacer, pero aún así gritamos a los demás como nos encontramos, para que en un arranque de compasión, nos ayuden. Bueno, más bien, nos saquen ellos las castañas del fuego.
Somos unos cínicos, porque siempre sabemos qué nos pasa y lo que debemos hacer, pero es mejor no querernos darnos cuenta, o echarle la culpa a los demás, de la situación que tenemos.
Lo que nos pasa, es que tenemos miedo.
MIEDO a lo que dirán.
MIEDO a lo que esperan de nosotros.
MIEDO a no ser las personas que queremos SER.
MIEDO a no aceptar nuestra realidad.
MIEDO a estar solos.
Y muchos MIEDOS más que podríamos tener en tantos aspectos, hasta que nos enfrentamos a nuestro EGO, y empezamos a mirar por los demás, es aquí cuando vemos que los demás reaccionan de una forma u otra, para BIEN o para MAL, POSITIVA o NEGATIVA.
Tienes razón, duele mucho, darte cuenta de tu realidad. Hasta ahora has vivido muy bien, mirando hacia otro lado. Y cuando, la vida te ha dicho que mires donde realmente tienes que mirar, hace pupa. Nos causa malestar, cuando nos damos cuenta de nuestra realidad, cuando vemos donde estamos, donde vamos, a veces incluso sin un horizonte o fin.
Aunque lo intuías ( hagamos más caso a nuestra intuición ), a esa chica no le gustas, has dejado pasar el tiempo, cuando tenías que ir al médico y ahora los resultados son más negativos de lo que creías… ese trabajo que empezaste con ilusión no es para ti, o esa relación que mantienes , tienes que dejarla ir.
Duele, pero es la realidad, es el presente. Y si sigues sin querer verlo, la vida te lo va a volver a poner una y otra vez. Como con las madres, que para comer, cenar y merendar tenías el mismo plato que no te querías comer… Pues aquí igual.
Sabes que tienes que dar el salto, pero tienes miedo. Y pides la ayuda de los demás. Te doy la razón. Yo también la he pedido muchas veces, y sigo haciéndolo, en momentos clave de mi vida.
En los momentos de la vida que necesitamos ayuda. De una forma u otra te das cuenta, de quien ESTÁ y quien NO ESTÁ.
ACTITUDPero pensar que los demás, nos salvarán como buen príncipe o princesa, de las garras del miedo, es minusvalorarnos a nosotros mismos.
Tampoco estoy diciendo que dentro de cada uno haya un SUPERMAN, que nada más cambiar su actitud, su forma de ver lo que le ocurre, ya pueda con todo él sólo. La ACTITUD es nuestra, la de las dos partes, la NUESTRA PROPIA, y la de los demás, que nos ACOMPAÑAN.
A unos nos costará más y a otros menos, pero que todos podemos, SI.
¿Pero que es la actitud?
Como bien dice la R.A.E, “Es la disposición del ánimo”.
TODO DEPENDE DEL ANIMO QUE TÚ TENGAS O QUIERAS TENER, es la actitud que tengamos.
Si tienes un ánimo “parezco el emoji de la kk de los Whatsapp” , ya te puedes imaginar que resultados estás obteniendo y obtendrás. Si tienes un ánimo “soy la folclórica del Whatsapp y los obstáculos los salto”, ya sabrás como ves la vida.
Y si, también es el estado que quieras tener. Como he dicho antes, si en anteriores situaciones, ir de victima te ha ayudado para salir del hoyo sin esfuerzo, no vas a querer a esforzarte por ti mismo, a mejorar la situación. Esperaras que otras personas lo hagan por ti. ¿Crees que alguien va hacer algo para nosotros? Vamos MAL.
Pero si de verdad quieres transformar tu ánimo, porque la situación en la que estás, no te gusta.. No empieces, con “Es que con lo que vivo, es imposible cambiar mi estado de ánimo, es una losa para mí todo lo que estoy viviendo…”
No le quito importancia a lo que estás viviendo, pero si quieres salir de ahí, empieza cambiando tu estado de ÁNIMO. Conviértete en mejor actor que Penélope Cruz, y créete que a pesar de las circunstancias, las afrontas con afán de superarlas, aprender de ellas (porque todo tiene un aprendizaje para ti, esperándote) y que eres más grande que cualquier miedo que te atenace.
Créetelo, tatúatelo,…haz lo que quieras, pero la ACTITUD es PRIMORDIAL. Es la que determina el resultado que estás obteniendo y que obtendrás.
¿Por qué tenemos miedo a la actitud? Porque así lo creo.
Porque es empezar a ser dueño de nuestros pensamientos, de nuestros impulsos, es empezar a respondernos ¿Por qué actuaba antes de esta manera?..
Es empezar a ser los Directores Generales de nuestra propia vida. Y eso da mucho respeto, por no decir miedo.
No estoy proponiendo que afrontemos la vida, desde ya, tomándonos a risa lo que nos pasa, riéndonos de las enfermedades que pudiéramos tener o te importe muy poco te echen de tu puesto de trabajo…NO DIGO ESO.
Porque aunque todos afrontemos con ganas, ilusión, motivación y fe, los retos que la vida nos ponga por delante, SIEMPRE  tenemos momentos de DEBILIDAD. Pero depende nosotros “rebozarnos” en el fango o limpiarnos el “estiércol” y seguir adelante. Depende de nosotros que queramos aprender sin cansarnos, depende de NOSOTROS, que hagamos las cosas por nuestra propia acción, llamada ACTITUD.
Digo que con actitud, aprendemos que:
.- Que todo acontecimiento tiene un aprendizaje esperándonos y un Por qué en nuestras vidas.
.- Que si tenemos una actitud de estar presente, de siempre mirar hacia adelante, estaremos agradecidos con todo y de todo lo que hemos vivido hasta ahora, de lo que nos vendrá en un futuro.. Porque todo nos ha hecho mejores personas, más fuerte.
.- La actitud determina la gente con la que nos rodeamos.
.- Con actitud, somos capaces de superar cualquier obstáculo, por alto que sea.
.- Con actitud veremos un mundo lleno de posibilidades o lleno de cadáveres.
De NOSOTROS depende sentirnos la victima de un robo o ser el pirata que busca todos los días el tesoro que le corresponde.
¿Qué eliges? ¿Qué elegimos? ¿Quedarse quieto o movernos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada