lunes, 26 de diciembre de 2016

Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia

 Y ser agradecido (aunque las cosas no marchen) es, sin dudas, la mejor manera de empezar a cambiar la realidad. Como dice Joseph Murphy: «El corazón agradecido está siempre cerca de las fuerzas creadoras del universo y consigue que nos lleguen innumerables bendiciones por la ley de la relación recíproca que se basa en la ley cósmica de la acción y reacción»..
No hay texto alternativo automático disponible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada