lunes, 7 de noviembre de 2016

La única sabiduría que podemos aspirar a conseguir es la sabiduría de la humildad: la humildad es ilimitada.

"La humildad nos devuelve a la tierra y nos permite entender nuestra verdadera condición: tenemos fallos y el propósito nunca ha sido ser de otra manera. La fantasía de la perfección solo existe para hacer posible nuestra ilusión de tener algún control sobre una vida que, realmente, nunca será como la hemos planeado". T. S Eliot

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada