jueves, 10 de noviembre de 2016

NADA PERMANECE ESTÁTICO.

 Lo que ayer fue dolor, hoy es enseñanza, lo que antes fue deseo, hoy se convirtió en cariño o desengaño, lo que fue una pérdida, ahora es un brote nuevo, un espacio por llenar...
Solo pierde quien se aferra a sus pesadillas y
 a sus tragedias y más aún, quien opta por regresar al pasado, al que fue su lugar o a sus apegos, porque el tiempo cambia las cosas, pero es uno quien tiene que cambiarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada