martes, 15 de noviembre de 2016

“Un equipo es un rompecabezas y a veces los mejores no son la pieza adecuada”

http://www.sintetia.com/joe-llorente-un-equipo-es-un-rompecabezas-y-a-veces-los-mejores-no-son-la-pieza-adecuada/   
Hasta en la derrota puedes encontrar satisfacciones: la de tu esfuerzo máximo, la del deber cumplido o la expectativa de que la próxima vez lo has mejor porque has aprendido mucho de la experiencia. Y es que la próxima ocasión está a la vuelta de la esquina…”. Ésta es una de las muchas claves que puedes aprender con ‘Espíritu de Remontada’, de José Luis Llorente, más conocido en el mundo del baloncesto como Jou Llorente. Jou tiene pedigrí Gento, una familia muy vinculada al Real Madrid y al deporte profesional. Toda una estrella del baloncesto, que fue medalla olímpica en Los Ángeles de 1984. Nos trae un libro espléndido, con ideas directas, trabajadas, experimentadas. Remontar es complejo, a veces es épico, tiene mucho de mente, de esfuerzo, de entrenamiento, de soledad, de fortaleza. Ese espíritu de remontada es una de las claves para crecer como personas y profesionales, totalmente recomendable. Tras hablar con Jou hemos podido reflexionar sobre algunas de las claves de este libro en esta entrevista.
Jou Llorente

:: José Luis, ¿Cómo ha surgido tu necesidad de escribir este ‘Espíritu de Remontada’?
Tenía que resumir mis certezas acerca de la motivación, esa gran desconocida
:: Sentencias que “no hay quien se libre de pasar por el aro de la derrota” y nos dices que “te haré reflexionar y conducirte a la acción”. Sobre la derrota: 
1.- ¿Cómo se conecta una derrota deportiva con una derrota en nuestra vida diaria?
Fácil, porque el deporte es como la vida. Más que eso: es parte de la vida. La derrota puede acarrear una pérdida material: de un puesto de trabajo, de un contrato, de las comisiones o primas. Y una pérdida emocional: son una frustración, ya que no consigues lo que anhelas.
2.- El fracaso está de moda, en el sentido, de que se habla mucho de él pero, en el fondo, no se tolera demasiado. En esos momentos de derrota, antes incluso de la remontada, ¿por dónde nos recomiendas empezar para dejar de ‘cavar’?
Hay que saber calcular hasta cuándo podemos aguantar una situación adversa, cuándo el objetivo se aleja definitivamente y cuánto tiempo somos capaces de estar en el banquillo. En definitiva, hay que aprender a planear y a decir “¡basta, hasta aquí hemos llegado!”
:: Las remontadas nos apasionan, es el final que todos esperamos, es la acción y lograr objetivos cuando todo parecía que estaba perdido. Y además son fáciles de narrar y de transmitir. Pero, ¿cuáles son las 3 claves fundamentales para construir una remontada?
Diría que no hay tres. No hay una regla fija, ya que cada persona y cada grupo se conducen de una forma diferente por situaciones muy diversas. Pero sí creo que suelen ser comunes, por ejemplo, unos valores firmes y fuertemente arraigados como creencias; la confianza en las propias fuerzas que permitan el atrevimiento y con ello la libertad para actuar y crear; y la paciencia que permitirá analizar los retrocesos y calibrar los avances mínimos, que los habrá.
Espiritu
:: Le das una gran importancia a los valores –y un capítulo del libro-, como aprendizaje y como guía de vida.
1.- ¿Cuál es la esencia para forjar a fuego esos valores en nuestro interior?
El entorno y los buenos maestros son importantes. Pero tú mismo los puedes identificar y entrenar. Sí, los valores se entrenan, y como en cada ámbito de entrenamiento se pueden percibir las mejoras. Conforme las percibes ya eres capaz de interiorizarlas y asumirlas; estás a un paso de que sean creencias que funcionan de forma automática. Toni Nadal lo dice con frecuencia: “la voluntad también se entrena”.

2.- “Para remontar tienes que grabar los valores en tu disco duro”, dices en el libro. Aunque a veces los valores son personales e intransferibles, pero al menos ¿Cuáles consideras indispensables para poder enfrentarse a una remontada personal?
La constancia, el afán de superación, la humildad (y el respeto a lo que nos enfrentamos), la aceptación de los hechos (la asimilación de las victorias y las derrotas) y la resiliencia. Pero para mí también son muy importantes los valores éticos, como la generosidad. Es fundamental para el trabajo en equipo.
Confianza. Remontada. Jou Llorente
:: Me gusta mucho cuando destripas cómo conseguir esa energía renovada que todos necesitamos para afrontar nuestro día a día. Hablas de recursos, de aficiones, de hacer las cosas bien. Ante esto, ¿qué le dirías a cualquiera que nos esté leyendo para que haga un propio ‘chequeo’ de su nivel de energía y qué pautas básicas podría seguir para cargar esa batería tan necesaria?
¿Te gusta lo que haces, en líneas generales? ¿Tienes momentos de creatividad o en los que tomas tus propias decisiones? ¿No cada día, pero a menudo te descubres especialmente satisfecho con algo que has hecho? ¿Cada día disfrutas de pequeños esfuerzos y progresos? ¿Y así no sientes tu actividad frecuentemente como una carga sino más como una afición?
En cuanto a las recomendaciones, que luche por buscar pasiones, por encontrar nuevos horizontes, por hacer las cosas con libertad, que se rodee de un entorno protector pero crítico, que practique la generosidad, que se marque pequeños y grandes retos. Le recomendaría que se leyese el libro (Risas), porque también cada caso es diferente y cada cual puede necesitar más una pauta que otra.
:: La determinación para esforzarte todos los días, entrenar todos los días –entrenar en sentido amplio: con un proyecto personal, con una empresa, con el desarrollo de nuevas capacidades- es francamente duro. Es un momento quizás solitario y de mucha fuerza ‘mental’. ¿Cómo entrenamos esa fuerza mental y esa determinación, Joe?
El deseo es la fuerza que pone en marcha la remontada. Y nuestra naturaleza humana es tan flexible que lo puede modelar a su antojo, porque la imaginación humana es infinita.
Al mismo tiempo, “Los seres humanos tenemos la suerte que nos encantan los retos”, repite con frecuencia el codirector de las excavaciones de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga; pero, además, digo yo, podemos medirlos y compararlos, hacer un todo con las partes para medir nuestro progreso, por muy pequeño que sea. Esto nos dará sensación de avance, de movimiento.
Y también hay que entender que los retrocesos y el error forman parte del proceso evolutivo para que no nos absorban energía. Por eso hay que analizarlos y extraer las consecuencias, para inmediatamente cerrar su puerta y continuar con nuestro ritmo sin mirar atrás, ya que nada anormal ha sucedido.
Valores. Remontada. Jou Llorente

:: “Sin confianza no hay remontada con mayúsculas”. 
1.- ¿Bajo qué circunstancias es más fácil que se quiebre nuestra confianza?
Nuestra confianza se quiebra, por ejemplo, cuando no avanzamos, cuando nos equivocamos o cuando quienes nos mandan nos recriminan. Pero hay que darle a los errores la importancia justa. Como decía antes, todo el mundo falla mucho y todos los días. Nadie es perfecto. Michael Jordan no llegó al 50% de aciertos en el global de su carrera deportiva y Kobe Bryant ha sido el jugador que más tiros ha fallado en la historia de la NBA.
2.- A veces se puede observar cómo hay gente que confía tanto en sí que raya incluso con la soberbia o autocomplacencia, ¿Es cierto este peligro?
Claro, tú lo has dicho. Hay personas soberbias incapaces de reconocer sus errores. Por eso es tan importante la humildad, porque si no, serás incapaz de rectificar y mejorar.
:: Equipo, en nuestra vida es sumamente importante construir grandes equipos porque el mundo que nos rodea cada vez es más complejo y necesitamos a los demás. Pero construir equipos es tremendamente difícil, al menos es lo que observo en mi día a día. Déjame que me detenga un poco en este tema:
1.- Para ti, ¿qué características tiene un ‘gran equipo’?
Sobre todo la química. Sin química no hay equipo. A partir de aquí depende del talento del grupo: del talento de los individuos y de cómo sean capaz de organizarse para complementarse, potenciarse y suplir las carencias del conjunto.
2.- A veces confundimos gran equipo con fichar a ‘los mejores’ en cada puesto, pero la suma de los mejores no necesariamente genera los mejores resultados. ¿Los egos son grandes destructores de las capacidades de los equipos? ¿Cómo se gestionan esos egos?
Un equipo es un rompecabezas cuyas piezas han de encajar a la perfección. Por eso, a veces los mejores no son la pieza adecuada, porque no encajan por cuestiones técnicas o emocionales.
En cuanto a la gestión de los egos es una pregunta para llenar varios volúmenes así que voy a decir una simpleza (Risas). Claro que con mucho tacto y dándole a cada uno lo que necesita (no hay que tratar a todos igual), incluso amoldando al equipo a los caracteres especiales, pero siempre que el resto lo acepte y que el rendimiento no se resienta. Una labor de orfebrería…
Paciencia. Remontada. Jou Llorente

:: Te cito: “reivindico la calma, la espera, el sosiego, la paciencia como un mecanismo de activación de la energía”. Este movimiento slow –del cual soy fan, por cierto-, ¿no choca frontalmente con nuestra cultura actual: todo es fast, rápido, inmediato y nada se cuece a fuego lento, ni siquiera el liderazgo, como diría Valdano? ¿Qué nos aporta esa paciencia y ese slow?
Por más que el mundo se mueva a velocidad de vértigo un libro se tarda en escribir lo mismo que hace cuatro siglos. No hay nadie más rápido que Lope de Vega, de la misma forma que un embarazo sigue durando de 38 a 40 semanas según como lo contemos. Quiero decir que los procesos tienen su tempo por más que exista Internet: cada remontada tiene su tempo, pero cada individuo también. La paciencia nos ayuda a reconocer los límites de los plazos y, en consecuencia a identificar cuándo y por qué estamos avanzando, y por qué el retroceso forma parte de la evolución.
:: Dices: “No te dejes llevar solo por lo que te dice tu cerebro cuando estás bajo presión del entorno”. ¿Cómo se lucha contra la presión del entorno –social, familiar, laboral…-, qué claves –en el libro hay un capítulo entero para esto- te parecen más importantes?
Aprende, investiga, mantente activo y analiza, sé fiel a tus hábitos, estrecha lazos con personas sensatas de principios sólidos y honestos. En definitiva, créate tu propio entorno crítico pero protector.
:: ¿Cuáles son, a tu juicio, los peligros del éxito, si es que los tiene?
El éxito puede ser un opiáceo que te conduzca al acomodamiento. Es uno de sus mayores peligros. Pero también es una gran fuente de motivación. Lo único que no hay que hacer es no olvidar las recetas que nos llevaron al éxito.
Éxito. Remontada. Jou Llorente

:: Y, por último, déjanos conocer un poquito más a José Luis Llorente, con algunas frases cortas: 
1.- Para mí una gran remontada personal ha sido… la transición a la vida después del deporte profesional.
2.- Un lugar donde recuperar mi energía…en Guarnizo, Cantabria, la tierra de los Gento.
3.- Un/a autor/a indispensable para mí al quién releo es…Hay muchos, pero todo son los clásicos: Cervantes, Quevedo, García Márquez, Vargas Llosa…
4.- Tras una trayectoria profesional en el deporte, el deportista tiene que tener cuidado con…el mundo tan distinto con el que se va a encontrar.
5.- Los proyectos por los que estoy más ilusionado en la actualidad son…consolidar mis inicios como escritor y conferenciante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada