martes, 20 de diciembre de 2016

EMPRENDEDOR O EMPRESARIO

https://vivoemprendiendo.com/2016/12/20/emprendedor-o-empresario/ 

CHOOSE

“No soy producto de mis circunstancias, soy producto de mis decisiones”.
-Steven Covey
churumbela
Muy frecuentemente leemos y usamos estos tres conceptos: emprendedor y empresario, pero ¿realmente comprendemos sus diferencias?
Los expertos recomiendan que si estás dispuesto a iniciar un negocio es fundamental que definas, de acuerdo a tu personalidad, posibilidades y capacidad en cuál o cuáles de estos  te conveniente desarrollarte.
En este vídeo brevísimo te voy a compartir la principal diferencia entre ser un emprendedor y ser un empresario.
Pues bien, la «sustancia activa» de todo emprendedor es que éste crea valor.
Crear valor es básicamente diseñar, producir, inventar, construir algo que alguien está dispuesto a tener y pagar por ello.
Mientras más dinero esté dispuesto el mercado para recibir los beneficios de un bien, podemos decir que más valor se ha creado.
Un claro ejemplo de alguien que ha creado valor es Steve Jobs.
Ahora veamos el concepto de ser Empresario.
La esencia de un empresario no es Crear Valor, sino Capturar valor. Capturar valor significa, en términos simples, contener valor. Para que no se te olvide, Empresario incluye el sufijo ario, que viene del latín -ārium,  que significa: que contiene. Un ejemplo clarísimo es Carlos Slim. Él no inventa nada, ni diseña nada como Steve Jobs. Él adquiere empresas y el valor que éstas producen. Es decir, captura valor.
Si te estás preguntando cuál de los dos es mejor. Te puedo responder, ninguno o los dos. Esto depende totalmente de tu personalidad. En la historia hemos visto casos súper exitosos de Creadores de Valor, es decir Emprendedores y de Empresarios que han capturado valor de manera espectacular. A continuación te voy a dar varios ejemplos súper exitosos de Creadores de Valor:
Nicola Tesla: con sus innumerables inventos, de los cuales hoy se derivan muchos desarrollos tecnológicos como el dron.
Henry Ford: con su famoso Ford Modelo T, que era un auto de bajo costo, producido en serie que eliminó al caballo como el principal medio de transporte.
Steve Jobs: con Apple y sus diversos productos extraordinarios que todos queríamos, como el iPod, iPhone y iPad en sus inicios.
Ahora veamos algunos casos exitosos de Empresarios cuyas capturas de valor los han posicionado en unos peldaños súper elevados.
Un caso muy visible en México es el de Grupo Alsea, fundada por los hermanos Torrado, que iniciaron con una franquicia master de Domino´s Pizza y que hoy manejan algunas de las cadenas de alimentos más exitosas del mercado como StarbucksBurger King,ChillisVips  y muchos más.
Y el ya mencionado Carlos Slim que inició con la compra de una embotelladora Jarritos y hoy es dueño de centenares de empresas, entre ellas Telmex, Telcel y Banco Inbursa.
También tenemos casos híbridos, como el de Los fundadores de Google: Larry Page y Serguéi Brin que comenzaron creando valor con su motor de búsqueda y actualmente procuran capturar todo el valor posible comprando desarrollos exitosos como YouTube.
Otro caso híbrido es el de Amancio Ortega que inició de manera importante cuando crea la cadena de tiendas de ropa Zara, para posteriormente crear Pull & BearBershka yOysho. Decide integrarse al grupo de capturistas de valor cuando adquiere al Grupo Massimo Dutti y Stradivarius.
Ya sea que desees crear valor, es decir ser emprendedor, o capturar valor y ser empresario, mi recomendación es que te ubiques en la posición más alta dentro de la cadena de valor. Te recomiendo que seas productor. Como productor reducirás dramáticamente la competencia. Como productor, tú tienes el control de lo que produces y comercializas.
  • Tú determinas la calidad.
  • Tú determinas el precio.
  • Tú determinas el canal de distribución.
Y por último tenemos a los inversionistas que son los que inyectan capital -no valor- tanto a desarrollos emprendedores como empresariales.
Y para cerrar, es importante considerar que el valor no puede calcularse como los costos. Porque los consumidores valoran de manera diferente el mismo bien de acuerdo a la necesidad que satisfagan. Por ejemplo; el valor de un paraguas no es el mismo en temporada de verano que en temporada de invierno. Lo mismo sucede con las medicinas, el valor que le da una persona sana no es el mismo que le da una persona enferma.
Déjame en los comentarios con cuál de los tres estilos te identificas más: Emprendedor, empresario o inversionista.
Y con esto hemos terminado el post de hoy.
Si quieres ver los capítulos uno y dos simplemente dale click aquí.
Con cariño,
César Dabián

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada