miércoles, 14 de diciembre de 2016

La materia gris del cerebro predice si te arriesgarás

http://www.lavanguardia.com/ciencia/cuerpo-humano/20161213/412591530163/materia-gris-cerebro-predice-si-te-arriesgaras.html 
  • Un estudio basado en experimentos monetarios sugiere que tomar decisiones más conservadoras no está tan relacionado con la edad como con la integridad de ciertas regiones cerebrales
La materia gris del cerebro predice si te arriesgarás



La materia gris del cerebro se encuentra sobre todo en la corteza que lo recubre y tiene un papel importante en el razonamiento. Suele disminuir con el envejecimiento, aunque puede hacerlo más o menos según cada persona. Ahora un estudio asocia esta reducción a la toma de decisiones menos arriesgadas. El trabajo, basado en experimentos monetarios, sugiere de hecho que lo que predice hasta qué punto una persona asumirá riesgos a la hora de actuar no es tanto la edad como la materia gris. Lo publica este martes la revista Nature Communications.
Los investigadores, interesados en las consecuencias locales y globales que el envejecimiento de la población puede tener en la toma de decisiones, partieron de la evidencia científica que corrobora que las personas tienden a ser más conservadoras y a asumir menos riesgos con la edad y se preguntaron qué características del cerebro pueden estar asociadas a ello.

Los investigadores están interesados en las consecuencias que el envejecimiento de la población pueda tener en la toma de decisiones
También se basaron en estudios previos según los cuales ante la incertidumbre y las decisiones de riesgo se activa una parte de la corteza (por lo tanto, materia gris) situada detrás, arriba y a la derecha. Está región, llamada corteza parietal posterior derecha, está involucrada en procesos como la atención, la intención de moverse o la susodicha toma de decisiones.
Para indagar en la cuestión contaron con la colaboración de 52 personas de entre 18 y 88 años. Cada una tuvo que escoger, en 60 ocasiones, entre obtener 5 dólares o jugar a una lotería cuyas características iban cambiando, tanto en referencia a la probabilidad de ganar dinero como a la cantidad que se podía llegar a conseguir, que ascendía hasta un máximo de 120 dólares.
En el estudio participaron medio centenar de personas de entre 18 y 88 años que tuvieron que escoger si obtener 5 dólares o jugar a la lotería con probabilidades variadas de ganar
Los resultados se analizaron con métodos estadísticos y se pudieron relacionar con las imágenes de resonancia magnética de los cerebros de cada participante, que indicaban el volumen de materia gris en la región estudiada. Y revelaron que, sin diferencias entre hombres y mujeres, las decisiones arriesgadas disminuyen con la longevidad y están más relacionadas con una reducción del volumen de materia gris en esa área cerebral que con la edad concreta de cada persona.
Así, si bien la materia gris tiende a disminuir con el envejecimiento normal, entre quienes tengan la misma edad probablemente se arriesgaran más aquellos que tengan mayor volumen de materia gris en la región cerebral estudiada.
“Estos hallazgos son el primer paso hacia el entendimiento de los cambios a nivel neuronal relacionados con la edad en la toma de decisiones. Un mejor entendimiento de estos procesos puede ayudar a la planificación de políticas”, explica por correo electrónico a Big Vang la doctora Ifat Levy, autora principal del trabajo, desde el Departamento de Neurociencias de la Escuela de Medicina Yale.
Las preguntas pendientes
Quedan, no obstante, bastantes cabos que atar. Por un lado, no se puede afirmar que un mayor volumen de materia gris sea la causa directa de la toma de decisiones más arriesgadas, sino que está relacionada con ello. Como concluye el artículo, futuras investigaciones deberán ahondar en la cuestión. En este sentido, el doctor Ignacio Morgado, director del Instituto de Neurociencia de la Universitat Autònoma de Barcelona, recuerda que “muchos trabajos relacionan la anatomía cerebral con el comportamiento, pero es una correlación, no una simple relación de causa-efecto”.
Otra cuestión es por qué disminuye la materia gris con el envejecimiento. “En mi opinión siempre hay un componente genético pero también es importante el tipo de actividad que se haya realizado a lo largo de la vida. La actividad intelectual puede influir en una mayor o menor conservación de la materia gris”, apunta Morgado. “No sabemos exactamente las razones de esta pérdida de volumen”, indica Levy, que explica que investigaciones recientes han mostrado que menos volumen no es indicativo de una gran pérdida de neuronas.
El caso de los adolescentes
Finalmente, los autores del trabajo añaden que el caso de los adolescentes es un poco diferente y deberá ser investigado en concreto. “En un estudio previo encontramos que tienen más aversión al riesgo que los adultos jóvenes y de mediana edad, pero menos aversión a la ambigüedad. Esto significa que toman menos riesgos que los adultos cuando esos riesgos son totalmente conocidos, pero que toman más riesgos cuando no es así”, avanza la doctora Levy. “Será realmente interesante examinar las bases neuroanatómicas para las decisiones de riesgo en adolescentes”, concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada