martes, 20 de diciembre de 2016

"Las escuelas que cambian el mundo"

http://jccubeirojc.blogspot.com.uy/2016/12/las-escuelas-que-cambian-el-mundo-por.html 

Anoche estuve leyendo ‘Las escuelas que cambian el mundo’, del maestro César Bona (Zaragoza, 1972), reconocido por su empatía, su capacidad para conectar con l@s alumn@s y ayudarles en su motivación. César Bona publicó ‘La nueva educación’ en 2015, ha ganado dos premios del Ministerio de Educación por estimular la creatividad de sus alumn@s y ha sido Top 50 del Global Teacher Prize (Mejor Profesor del Mundo).
En esta obra, recorre siete colegios de Infantil, Primaria y Secundaria que Ashoka (la mayor red de emprendedores sociales del mundo) considera “changemakers” por su generosidad y su visión transformadora de la educación. “¿Para qué sirve la educación?”, se pregunta César. Para enseñar a los chicos a reflexionar más que a pasar exámenes. “El fracaso escolar no es de los niños, sino del sistema o de los docentes que lo llevamos a cabo”.
Las siete escuelas “changemakers” que se nos presentan en el libro son:
- Amara Berri: Aquí los niños juegan a vivir. El juego basado en las actividades de los adultos (un mercado, por ejemplo, para aprender matemáticas). “Los niños ya tienen sus propias motivaciones”. La biblioteca es el lugar que más frecuentan los niños. Periódico, radio en directo, televisión… La diversidad como elemento enriquecedor. El concepto de “musutruk” (en euskera, “dar a cambio de nada”): generosidad, clave en el Talentismo.
- CEIP La Biznaga (Málaga): Transformar lo cotidiano en extraordinario. Los niños participan y toman decisiones. “Hacerse preguntas sobre todo cuanto nos rodea es la mejor manera de aprender”. El macetohuerto, el bibliopatio, el jabón del baño lo hacen ellos… “Nosotros aprendemos juntos. Empezamos conociéndonos en las asambleas y el conversar y el dialogar es otra estrategia de aprendizaje.
- Instituto de Sils (Girona): Los adolescentes como agentes del cambio. Transformarse para transformar. El profesor como modelo, tomar conciencia… “Cuando encontremos un trabajo, que no solo para eso se nos educa, necesitaremos mucho más que conocimientos. Supongo que tendremos que saber relacionarnos con los demás, saber trabajar en equipo, saber actuar en sociedad”. El día se divide en proyectos, clases de ámbito, clases de habilidades y franja de talleres.
- Colegio Padre Piquer (Madrid): Reflejar la diversidad del mundo. En el barrio de la Ventilla, se evalúa a los profesores, se enseña a convivir. SIFA (Servicio de Intervención a Familias y Alumnos). “Si no sabes a dónde vas, di de dónde vienes”. “Lo que llamamos fracaso escolar ocurre porque hemos definido un camino tan pequeño que el que no cabe, se sale. Pero si ese camino fuese más grande, muchos chicos podrían seguir en él”.
- Escuela Alpartir (Zaragoza): ha puesto su pueblo en el mapa. Tres sesiones a la semana dedicadas a proyectos. La biblioteca es el principal centro de recursos. Gamificación en el aula. “El objetivo de la escuela es que los niños sean felices. Para acercarlos a la felicidad hay que ayudar a plantearse cuestiones y darles respuestas para que puedan entender el mundo”. Si se cierra un colegio, desaparece un pueblo.
- Escola Sadako (Barcelona): Todo empieza con una pregunta. Nubes de preguntas, trabajo en equipo (de alumnos y profesores), asambleas, evaluaciones a partir de los que los alumnos han mejorado. Compromiso social. “Aquí tenemos menos deberes y menos exámenes, pero nos hacen pensar más”.
- O Pelouro (Galicia): El “nosotros” ha sustituido al “yo”. Escuela sin aulas, imbuida en la naturaleza. Aprendizaje distribuido, entornos vivos. El contexto es el “tercer maestro”.
Siete magníficos ejemplos de escuelas en la geografía nacional en los que se muestra Liderazgo Innovador, foco en el alumno, profesores como entrenadores (coaches), preguntas y escucha, bibliotecas esenciales, clima de participación y compromiso. Auténticos “gamechangers” para un mundo mejor.
En el epílogo, David Martín, codirector de Ashoka España, se refiere a este cambio de paradigma. “La transformación ya está en marcha. Hay cada vez más escuelas cuyos alumnos y alumnas saben que tienen la capacidad para producir cambios en su entorno y construir, sin esperar a mañana, un mundo mejor. ¿Eres tú una de esas personas?”.
Seguro que sí, y por eso te lo agradezco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada