martes, 28 de junio de 2016

Dimensiones de la empatía

http://www.elartedepresentar.com/2016/06/las-tres-dimensiones-de-la-empatia-que-todo-alto-directivo-deberia-dominar-para-comunicar-con-eficacia/ 
La empatía que todo alto directivo debería dominar
Daniel Goleman es un reconocido experto en el campo de la atención. En su libro Focus: desarrollar la atención para alcanzar la excelencia, Goleman agrupa estos modos de atención en tres amplias categorías: foco en uno mismo, foco en los demás y foco en el mundo externo. Para obtener buenos resultados, los líderes necesitan desarrollar estos tres tipos de foco:
  • El foco interno te ayuda a conectar con tus intuiciones y los valores que te guían, favoreciendo el proceso de toma de decisiones. El líder desconectado de su mundo interno carece de timón.
  • El foco externo te ayuda a navegar por el mundo que te rodea. El líder indiferente a los sistemas mayores en los que se mueve está perdido.
  • El foco en los demás mejora tu vida de relación. El líder inconsciente ante el mundo interpersonal camina ciego.
En este artículo quiero centrarme en este último foco, por su importancia capital para una comunicación eficaz.
La tríada de la empatía
Un atributo fundamental de la comunicación para el liderazgo es la empatía. Goleman profundiza en este concepto proponiendo tres dime nsiones de la empatía o tres maneras diferentes de sentir los sentimientos del otro:
  • Empatía cognitiva: Nos permite asumir la perspectiva de otras personas, entender su estado mental y gestionar, al mismo tiempo, nuestras emociones, mientras valoramos las suyas.
  • Empatía emocional: Nos permite conectar con otras personas hasta el punto de sentir lo mismo que están sintiendo y experimentar, en nuestro cuerpo, un eco de cualquier alegría o tristeza que estén experimentando.
  • Preocupación empática: Nos lleva a ocuparnos de los demás y ayudarlos, en el caso de que sea necesario. Implica una preocupación activa por su bienestar.
1EMPATÍA COGNITIVA
La empatía cognitiva capacita a los líderes para explicarse de manera significativa. Requiere que piensen sobre sus propios sentimientos y los de sus interlocutores. Implica ponerse en los zapatos del otro, examinar las cuestiones desde su perspectiva, tratar de pensar y sentir como lo haría el otro.
2EMPATÍA EMOCIONAL
Se origina en partes primitivas de nuestro cerebro que nos permiten sentir rápidamente sin pensar en profundidad. Nos sintonizan despertando en nuestro cuerpo los estados emocionales de los demás: literalmente siento tu dolor. Mis patrones cerebrales reflejan los tuyos cuando te escucho contar una historia cautivadora.
En la siguiente charla TED, El cerebro comunicándose, el neurocientífico Uri Hasson comparte los experimentos de su laboratorio que revelan cómo nuestros cerebros muestran una actividad similar o se alinean, cuando escuchamos la misma idea o historia.
Acceder a esta capacidad de empatía emocional requiere dos tipos de atención: un foco deliberado en tus propios ecos de los sentimientos del otro y una consciencia abierta de la cara, voz y signos exteriores de emoción de la otra persona.
3PREOCUPACIÓN EMPÁTICA
Está íntimamente relacionada con la empatía emocional. Aunque la empatía cognitiva o emocional permitan reconocer lo que otra persona piensa y vibrar incluso con lo que siente, no necesariamente desemboca en la simpatía, es decir, en la preocupación por su bienestar. La preocupación empática te permite sentir no sólo cómo se sienten otras personas, sino también saber qué necesitan de ti.
Goleman advierte que aquellas personas en quienes se desarrolla esta preocupación empática pueden llegar a sufrir mucho. En el caso de trabajadores sociales, servicios de ayuda, etc., pueden llegar a padecer la fatiga de compasión; en el caso de directivos, puede generar ansiedad por personas y circunstancias más allá de su control. Se requiere un delicado equilibrio entre gestionar nuestra propia angustia y el embotamiento de nuestros sentimientos hacia el dolor ajeno.
Enfoca tu atención para evitar la erosión de la empatía y compasión
La atención es un componente clave del liderazgo. Y no se trata del foco en los objetivos anuales o en las prioridades de gasto. Los líderes con atención y foco están en contacto con sus propios sentimientos, saben controlar sus impulsos, son conscientes de cómo los ven los demás, comprenden lo que los demás necesitan de ellos, saben sortear las distracciones a la vez que son capaces de dejar vagar su mente libremente, despreocupada.
La atención es como un músculo y puede entrenarse. El mindfulness es una técnica valiosa para fortalecerla. Controla tu atención y controlarás el rumbo de tu organización y de tu vida.
[¿Quieres mejorar la gestión de la atención en tu organización? Infórmate sobre nuestro Curso de Mindfulness para enfocar la atención y reducir el estrés en la era de las distracciones.]

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué dimensión de la empatía te parece más importante?
[Créditos: Imagen de cabecera diseñada  para este artículo con elementos de Ingimage]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada