viernes, 29 de julio de 2016

Para ser extraordinario hay que ser diferente

http://notasaprendiz.weebly.com/blog/para-ser-extraordinario-hay-que-ser-diferente 

"Somos lo que hacemos repetidamente ; la excelencia, por lo tanto, no es un acto, sino un hábito" —Aristóteles

Imagen
Nuestro entorno tiene una gran influencia sobre nosotros. La forma como hablamos, vestimos y comemos; nuestra mentalidad, se deben en gran parte al medio en el que nos desenvolvemos.

Esta adaptabilidad al ambiente, a la cultura en la cual vivimos, es genética y es una de las causas por las cuales el ser humano logró convertirse en la especie más dominante del planeta.

Un león cuando alcanza la plenitud de su desarrollo físico es todo lo león que puede ser; y vivirá de la misma manera como vivieron sus padres y sus abuelos.

Con el ser humano no ocurre igual. Gracias a la cultura podemos ir transfiriendo los avances que logra una generación a la siguiente. Si un león descubre una técnica de caza más eficiente no la transmite a sus descendientes. El ser humano sí. De esta manera el progreso de una generación puede ser capitalizado por la siguiente.

Así que nuestra tendencia natural es a comportarnos como se comportan los demás, y eso en ocasiones puede ser un problema.

Cuando hacemos lo que hacen todos, terminamos obteniendo los mismos resultados que obtiene la mayoría. Por definición esa es la media. No muy malo, pero tampoco sobresaliente. Normalitos.

Así que para alcanzar resultados superiores debemos adoptar una mentalidad, unos hábitos y unas rutinas diferentes. Y eso la tribu lo nota.

Es común que cuando nos decidimos a mejorar y empezamos a cambiar nuestros hábitos, las personas a nuestro alrededor, aquellos familiarizados con nuestro antiguo yo, se sorprendan. Te mirarán con extrañeza y se preguntarán qué bicho te ha picado. Si esto te ocurre (o ya te ocurrió), es un buen síntoma; significa que estás dando pasos en la dirección correcta.

A la excelencia, a los resultados sobresalientes; al gran triunfo, no se llega por casualidad haciendo lo que hacen los demás. Para un rendimiento superior se necesitan hábitos distintos, superiores.

Ser extraordinario es ser diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada