domingo, 25 de septiembre de 2016

Una derrota sólida

http://notasaprendiz.weebly.com/blog/una-derrota-solida 

"Cuando llega la derrota, acéptela como una señal de que sus planes no son sólidos, revise esos planes y zarpe de nuevo hacia su codiciado objetivo" —Napoleon Hill

No, no salió bien.

El 18 de julio me puse como objetivo perder entre seis y siete kilos de peso en dos meses. Yo sabía de la dificultad de la empresa por el periodo en el cual la estaba realizando: el alegre verano. Y sin embargo decidí seguir adelante.

Pues bien, el ambiente festivo de esta época y sus interminables tentaciones me lo pusieron muy difícil, y terminé ganando en lugar de perder peso (casi cuatro kilos).

Por fortuna no todo salió mal. Aunque falle en la dieta, con el ejercicio no lo hice. De nuevo estoy corriendo y yendo al gimnasio con regularidad.

Ahora que pasaron las vacaciones y vuelvo a la rutina, y ya no hay excusa para no cuidar mejor la dieta. Así que desde hoy mismo empiezo a trabajar para lograr mi objetivo: llegar a mi peso ideal.

​Como lo había prometido aquí están las fotos del antes y el después. El próximo mes por estas mismas fechas les contaré como voy avanzando. ¡Deseadme suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada