sábado, 1 de octubre de 2016

El sistema nervioso en 60 segundos: Hipotálamo

http://asociacioneducar.com/SN60-hipotalamo 
Una de las estructuras cerebrales más importantes para nuestra supervivencia es el hipotálamo. Esta región nuclear cerebral comanda el sistema neuroendocrino y está conectada con casi la totalidad del sistema nervioso.

Artículo de uso libre, sólo se pide citar autor y fuente (Asociación Educar para el Desarrollo Humano).

El hipotálamo es el “comandante en jefe” del sistema nervioso autónomo (SNA) y del sistema neuroendocrino. Por lo tanto, es esencial para el éxito en la supervivencia y en la reproducción de los organismos.
Prácticamente TODO el sistema nervioso está comunicado con el hipotálamo. Sus extensas comunicaciones explican cómo una región tan pequeña ejerce una influencia tan profunda.
La formación hipocámpica y el complejo amigdalino, que forman parte del sistema límbico, proyectan eferencias sobre las áreas hipotalámicas que regulan funciones autónomas, endocrinas, de ingesta y reproducción.
Esto explica por qué ante modificaciones emocionales (tristeza, enojo, etc.) sentimos cambios viscerales (taquicardia, sudoración, pilo-erección, etc.).
Esta región nuclear del cerebro se comporta como un verdadero “reloj biológico” debido a que su núcleo supraquiasmático organiza temporalmente los procesos hormonales, homeostáticos y conductuales.
A estas variaciones de las funciones corporales a lo largo del día se las denominan ritmos circadianosy están sincronizados con el ciclo día – noche por los estímulos lumínicos.
El hipotálamo regula el SNA mediante proyecciones que envía hacia núcleos simpáticos y parasimpáticos en el tronco cerebral y la médula espinal. Asimismo, a través del SNA y el sistema neuroendocrino,regula el sistema inmunológico.
Las células inmunitarias del bazo son influenciadas en forma directa por contactos “tipo sinapsis” de neuronas noradrenérgicas simpáticas.
Por otra parte, el hipotálamo es profundamente influenciado por las citoquinas (hormonas del sistema inmunitario) y se supone que dicho influjo es el responsable de la sensación de “enfermedad” que tenemos durante las patologías infecciosas e inflamatorias.
Se supone que el hipotálamo estaría relacionado con las inmunodeficiencias observadas en pacientes que sufren depresiones psicológicas graves.
¡El argumento de muchísimas novelas, poesías y óperas (“morir de amor”) obtiene así su explicación fisiopatológica!
El hipotálamo caudal está relacionado con el despertar, ya que proyecta en forma difusa axones histaminérgicos a toda la corteza cerebral activándola. Éste sería el motivo por el cual los medicamentos con antihistamínicos que pasan la barrera hematoencefálica causan somnolencia.
El núcleo supraquiasmático, el reloj circadiano, también regula el ciclo sueño – vigilia.
La región hipotalámica preóptica, que posee neuronas termosensibles, integra respuestas fisiológicas y conductuales relacionadas con la termorregulación corporal. El control termoregulatorio hipotálamico se lleva a cabo mediante respuestas autonómicas.
El núcleo supraquiasmático se encarga de las variaciones circadianas de la temperatura corporal.
La región preóptica está relacionada con la génesis de la fiebre.
Las citoquinas circulantes generan fiebre por activación del área preóptica.
El hipotálamo, a través de la regulación de la sed, está íntimamente relacionado con la homeostasis de los fluidos.
Diferentes grupos neuronales hipotalámicos regulan la ingesta de los alimentos. Esto depende de la información que recibe el hipotálamo del tubo digestivo y de los depósitos de hidratos de carbono y lípidos.
Bibliografía:
  • Segner H, Verburg-van Kemenade BM, Chadzinska M. The immunomodulatory role of the hypothalamus-pituitary-gonad axis: Proximate mechanism for reproduction-immune trade offs? Dev Comp Immunol. 2016 Jul 9. pii: S0145-305X(16)30221-X. doi: 10.1016/j.dci.2016.07.004.
  • Hu F, Xu Y, Liu F. Hypothalamic roles of mTOR complex I: integration of nutrient and hormone signals to regulate energy homeostasis. Am J Physiol Endocrinol Metab. 2016 Jun 1;310(11):E994-E1002. doi: 10.1152/ajpendo.00121.2016. 

Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook:NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 577178 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada