viernes, 14 de octubre de 2016

“Lo más importante de un país es el capital mental de la gente”

https://facundomanes.com/2016/09/30/lo-mas-importante-de-un-pais-es-el-capital-mental-de-la-gente/
La Arena
Facundo Manes llegó ayer a la ciudad de Santa Rosa para brindar una conferencia sobre liderazgo e inteligencia colectiva para decisiones. La actividad forma parte de un ciclo de conferencias que realiza el Grupo Sancor Salud. El visitante fue presentado por el gerente comercial de la institución anfitriona, Daniel González.web-manes9176000eLa disertación se realizó a las 19.30 en el Salón Santa Rosa del hotel Mercure. Minutos antes, Manes atendió a la prensa. La temática de la pobreza se impuso en la agenda informativa recientemente a partir de las estadísticas que difundió el Indec, las cuales revelaron que el 32,2 de los argentinos está por debajo de la línea de pobreza y el 6,5 debajo de la línea de indigencia.
“Para un país, es inmoral. Creo que es responsabilidad de todos los argentinos. Uno tiende a echar culpas pero tenemos una sociedad en la cual un tercio de la población vive en la pobreza. Es un drama, es una inmoralidad y es culpa y responsabilidad de todos. Todos tenemos que actuar”, afirmó.
Perpetuidad.
Luego se refirió a qué ocurre con el cerebro de las personas que viven en la pobreza. “No hay que ser neurólogo para saber o para imaginar que la malnutrición, sobre todo la desnutrición, afecta el cerebro, pero hoy sabemos que la pobreza produce un impuesto mental. Vivir en un contexto de pobreza, donde uno no puede ver el futuro, aunque la persona se alimente bien, perpetúa las conductas que hacen continuar con la pobreza. Hoy lo sabe la ciencia”, explicó.
Por esa razón, Manes aseguró que era urgente actuar. “Tenemos que solucionar este problema estructural de la Argentina pronto, porque es una hipoteca social. Más allá que es un drama humano, qué futuro tenemos si los cerebros de un tercio de los chicos nuestros se crían en la pobreza. El futuro y el presente de las sociedades es el capital mental de la gente. Lo más importante de un país no es el recurso natural, como lo era antes, tampoco el capital financiero, lo más importante de un país es el capital mental, que son los recursos cognitivos y emocionales para que cada persona desarrolle su potencial”, añadió.
Educación.
“Yo estoy convencido que la educación es el camino”, dijo consultado por la solución a la problemática de la pobreza estructural. “El crecimiento económico no reduce la pobreza si no es acompañado por un aumento de la calidad educativa y de la educación para todos. Muchos en Argentina piensan que el crecimiento económico reduce la pobreza y eso es un error. Es crecimiento económico más una revolución educativa. Eso fue lo que transformó mi vida y tengo que comprometerme con mi casa que es mi país y con mi familia que son los argentinos”.
Manes insistió en que la pobreza no es un resultado de los últimos años del país sino un problema estructural que lleva décadas instalado. “Por eso creo que es responsabilidad de todos. Tenemos que reducir la pobreza y todos los actores de la sociedad deben involucrarse en esto. La educación es clave para reducirla. Ya tuvimos en Argentina crecimiento económico y miren dónde estamos. Hay evidencia en el mundo de que el crecimiento económico por sí solo no reduce la pobreza. Tiene que haber una gran política de Estado”, añadió.
Asesoramiento ad honorem
Durante varios tramos de la rueda de prensa con los periodistas, Manes tuvo un tono más político que académico o científico. Aseguró que la educación pública, pergeñada por una generación de personas de un tiempo anterior al suyo, le había cambiado la vida y que recorría el país dando conferencias para devolverle a la sociedad lo que obtuvo de ella en su formación.
En ese contexto, explicó que además se encuentra colaborando con el gobierno de la provincia de Buenos Aires en el asesoramiento de una unidad ejecutora cuyo objetivo es poner como política de Estado el cuidado del capital mental de los bonaerenses. “Es un proceso que va a llevar, lamentablemente, años, y hay que empezar ya. Yo estoy ayudando junto a otros científicos, ad honorem”, relató.
“Espero que esto se replique en todo el país porque aunque logremos dar alimentos, que hay que hacerlo ya, y aunque logremos dar viviendas dignas, que hay que hacerlo ya, si la gente que vive en un contexto de pobreza no puede soñar, lo material es necesario pero no es suficiente”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada