sábado, 15 de octubre de 2016

Momentum

http://notasaprendiz.weebly.com/blog/momentum 

"Si no puedes volar, entonces corre. Si no puedes correr, entonces camina. Si no puedes caminar, entonces arrástrate. Lo que sea hagas, sigue moviéndote hacia delante"
—Martin Luther King

Imagen
A veces queremos realizar grandes cosas en nuestra vida. Establecer mejoras, cambios importantes. Pero fallamos en tomar la iniciativa.

O quizá damos los primeros pasos, pero luego no mantenemos el impulso y en poco tiempo estamos en donde comenzamos.

Tal vez deseas continuar con tu educación, empezar a alimentarte de forma saludable, ver menos televisión, meditar, beber menos… Sin embargo, no eres capaz de reunir la energía o la motivación necesaria para convertir tus deseos en realidad.

La consecuencia de estas derrotas es la pérdida de confianza en nosotros mismos. Yo sé lo que se siente, he estado en ese lugar en diferentes ocasiones.

Por fortuna, estos pequeños (o grandes) fracasos no significa que estamos derrotados de manera definitiva.

Solo basta un paso, aunque sea corto, en la dirección correcta para salir de ahí y retomar la senda que conduce a una vida llena de satisfacciones y significado. Una sola cerilla es suficiente para causar una gran explosión.

Para salir de ese agujero necesitamos pensar en cuál es la acción más pequeña, la más humilde que podemos realizar, que nos mueva en la dirección deseada y llevarla a cabo. Y entonces, ¡boom!, ya tenemos nuestra primera victoria.

Al día siguiente lo volvemos a hacer. Otra vez, el mismo minúsculo paso; y ya van dos, dos victorias consecutivas. Repetimos el tercer día, y ya estamos en racha. Nuestra confianza se dispara, de nuevo somos optimistas. Nos sentimos poderosos otra vez, capaces de lograr grandes cosas.

Hay personas que parece que hubieran dado con la tecla adecuada, de un  momento a otro empiezan a realizar, uno tras otro, grandes cambios en su vida. De repente se vuelven atléticos, comen saludable, más organizados y puntuales…

Esto no ocurre por suerte ni es cuestión de magia. Estas personas lo que han hecho es encadenar pequeñas victorias que poco a poco empiezan a crear una inercia positiva. Adquieren ‘momentum’.

Es como esas pesadas ruedas que al principio cuesta mucho poner en marcha, pero que una vez ganan impulso son muy difíciles de detener.

Este pequeño paso quizá puede ser comer una fruta al día, o leer solo una página de un libro importante para tu desarrollo, o dar un paseo de diez minutos andando. Y luego, enjuague y repita.

​Ningún gesto por pequeño que sea es despreciable.


Al pasar el tiempo, cuando mires hacia atrás, te sorprenderás de lo mucho que has avanzado. Pero hay que dar ese primer paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada