sábado, 15 de octubre de 2016

Un buen comienzo

http://notasaprendiz.weebly.com/blog/un-buen-comienzo 

"Fallando en la preparación, usted se está preparando para fallar" —Benjamin Franklin

Imagen
Gracias a Ivan Zhukevich por la imagen (clic sobre ella para más info.)
En la Fórmula Uno, el puesto de partida en una carrera tiene un enorme impacto en el resultado de la misma.

Aunque una gran salida no garantiza el triunfo, si aumenta de forma sustancial las probabilidades de una buena clasificación final.

Y un mal arranque, si no se tiene un coche con una extraordinaria ventaja, resigna a los pilotos a pelear por los lugares secundarios.

Asimismo, empezar bien nuestros días no garantiza que terminen de igual forma. Pero, eh, no arrancar desde atrás, evitar tener que remontar, ya es todo un triunfo en sí.

Por esta razón, dedicar unos minutos al final de cada jornada a eliminar las posibles fricciones del siguiente día, es la mejor manera de procurarnos un buen inicio.

Pensémoslo de esta manera. Los días perfectos, aquellos en que todo ocurre como queremos, son como los cometas. Rara vez los vemos.

Nos levantamos con ganas de tachar todas las anotaciones en nuestra siempre creciente lista de tareas, y, poco a poco, la vida se interpone en nuestros planes.

​Las distracciones, las llamadas, los eventos inesperados, los atascos, se encargan de desintegrar nuestras nobles ilusiones.


Así que, si a los imprevistos normales de la vida diaria le añadimos empezar a contrapelo, ya tenemos juntos los ingredientes para un mal día.

Dejar nuestro puesto de trabajo organizado, listar las prioridades para el día siguiente, dejar lista la mochila y la ropa del gimnasio, preparada la merienda saludable de media mañana… son todas acciones que nos ayudan a empezar nuestro día de la mejor manera.

Y lo dicho, un poco de preparación no es suficiente para garantizarnos un gran día, pero ayuda un montón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada