sábado, 23 de julio de 2016

Alimentando los mecanismos de la innovación

https://www.enriquedans.com/2016/07/alimentando-los-mecanismos-de-la-innovacion.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+ElBlogDeEnriqueDans+%28El+Blog+de+Enrique+Dans%29 

Innovator's brainMi columna de esta semana en El Español se titula “Mantenernos al día“, y trata de luchar contra el mito de la innovación basada en momentos de brillante inspiración, para hacer ver que, en realidad, se trata más bien de alimentarnos de manera constante con información relevante que pueda ser reutilizada y recombinada para dar forma a nuevas ideas.
Una visión de la empresa como proceso de detección, clasificación y digestión de información, con trabajadores que aspiran no a “tener un trabajo”, sino a dedicarse a algo que les apasiona lo suficiente como para querer conscientemente mantenerse actualizados y saber de ese tema más que nadie, ser expertos que mantienen su cerebro activo mediante la incorporación constante de información.
Una incorporación de información que, para que sea eficiente, tiene que basarse en herramientas con capacidad de archivo y de búsqueda adecuadas, y con prestaciones sociales avanzadas que permitan conformar un sistema que proporcione los incentivos adecuados. En nuestra esfera personal leemos solos o nos basamos en cosas que leen otros a los que seguimos. En el ámbito profesional, es fundamental desarrollar formas de que no simplemente podamos filtrar, compartir y comentar la información relevante que encontremos, sino además poder ver lo que leen y comparten otros, los artículos que se han considerado más interesantes o mejores en un ámbito determinado, o lo que leen personas que consideramos bien informadas en un tema.
Construir ese tipo de entornos ricos en información no exige tanto. En realidad, con unFeedly u otro lector de feeds bueno y con prestaciones avanzadas, unido a un Slack u otro buen software flexible y abierto de comunicación corporativa, se pueden hacer maravillas. Las herramientas son lo de menos, esas dos son las que yo escogería ahora mismo, pero hay muchas más, y condicionantes que pueden afectar a esa elección.
Lo realmente importante, de hecho, es el desarrollo de la cultura corporativa adecuada para que esos procesos de detección, filtrado y compartición de información tengan lugar, para que el sistema atraiga a quienes tiene que atraer y expulse a quienes tiene que expulsar, en función de su afinidad con su trabajo, de su interés genuino por lo que hacen. La empresa que no consiga tener trabajadores apasionados por lo que hacen, que se mantienen permanentemente actualizados y que aspiran a ser expertos e influyentes en su temática, está condenada a la mediocridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada