sábado, 2 de julio de 2016

La receptividad es la puerta a lo divino.

Abandona la mente y sé.
En la mente, estás a kilómetros de ser. Cuanto más piensas menos eres. Cuanto menos piensas, más eres. Y cuando no piensas en absoluto, el ser se afirma en su totalidad
.


Bangkok 1988

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada