domingo, 3 de julio de 2016

“No hay marcha atrás para la innovación”

http://www.educaciontrespuntocero.com/opinion/no-marcha-atras-la-innovacion-javier-palazon/37233.html?utm_source=phplist1168&utm_medium=email&utm_content=HTML&utm_campaign=Cortos+para+trabajar+la+inteligencia+emocional%2C+el+teatro+en+la+educaci%C3%B3n%2C+herramientas+para+grabar+audio+y+m%C3%A1s+noticias
Recientemente he tenido el placer de moderar dos mesas redondas sobre innovación y tecnología organizadas, respectivamente, por Microsoft y Samsung. Durante más de tres horas disfruté muchísimo escuchando las opiniones de representantes de todos los sectores que tienen mucho que decir sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje: desde docentes que aplican metodologías activas en sus aulas de la mano de las TIC, hasta firmas de tecnología, editoriales, administraciones públicas y familias.
Podría extraer las más variadas conclusiones de lo aprendido en sendos encuentros. Pero, si hay una que las aglutina a todas, es la imperiosa necesidad de continuar transformando la educación en nuestro país y, que en este proceso, no hay marcha atrás. Se podrá tardar más tiempo, habrá piedras en el camino, surgirá resistencia por parte de miembros de todos los ámbitos implicados, inmovilismo de aquellos que no quieren salir de la zona de confort… Pero creo que ya nadie debería cuestionar que tenemos que ir hacia una nueva forma de enseñar y aprender que prime la capacidad de desarrollar el pensamiento crítico frente al meramente memorístico y repetitivo; hacia una educación cuya supuesta calidad no se mida exclusivamente por la nota de un examen, sino por la adquisición de competencias, habilidades y destrezas útiles para la vida, que permitan al alumnado del presente prepararse para un mundo en constante transformación en el que, muy probablemente, tendrán que trabajar en profesiones que ni siquiera aún existen.
“Nadie debería cuestionar que debemos ir hacia una educación que prime el pensamiento crítico”
Por todo ello, la innovación en las aulas tiene más que nunca una importancia capital. No podemos continuar como si las pedagogías activas apoyadas por las nuevas tecnologías de la información y el conocimiento fueran una moda pasajera. Tampoco podemos seguir respaldando una educación tradicional, todavía sostenida por algunos sectores, que esgrimen debates estériles que sólo sirven para ralentizar un proceso inevitable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada