lunes, 25 de julio de 2016

Recuerda: quédate con la parte amable de todo lo que vivas. Pilar Jericó

http://blogs.elpais.com/laboratorio-de-felicidad/2016/07/c%C3%B3mo-disfrutar-de-unas-vacaciones-muy-felices.html 
Por:  
Vacaciones pixabay
Ya ha llegado el gran día: ¡¡Estás de vacaciones!! Haces las maleta y te vas a ese lugar maravilloso que tanto deseabas. Sin embargo, pasa el tiempo y puede que no lo estés disfrutando como esperabas. O porque te cuesta desconectar del estrés del trabajo, o porque piensas que podrías tener un mejor plan o porque estás con la familia y las cosas no son tan idílicas como pensabas. De hecho, se calcula que más de la tercera parte de los divorcios en España se producen a la vuelta de las vacaciones. Y no solo ocurre en nuestro país, sino que incluso la Universidad de Stanford ofrece consejos para sobrevivir con éxito a unas vacaciones familiares
Así que no te preocupes si te machacas por no ser tannnn feliz como las imágenes que aparecen en Instagram de los famosos. A todos nos ocurre y ya sabemos: las vacaciones son maravillosas, nos las merecemos, las necesitamos y podemos disfrutarlas mejor si somos capaces de quedarnos con la parte amable. Para ello, veamos tres ideas de este laboratorio que han sido las más valoradas en la primera parte del año y que podemos aplicar a estos anhelados días.
  1. Para cambiar tu mundo, cambia tu conversación
 Las conversaciones con otras personas o con nosotros mismos nos definen.  Como veíamos en este artículo, nuestros pensamientos, emociones y palabras configuran nuestro mundo de realidades. Por eso, si estás pensando todo el tiempo: “menudo rollo”, conseguirás tener razón y ver que todo cuanto te rodea es realmente aburrido. Así que si quieres tener unas vacaciones más amables, di no a conversaciones agotadoras y ábrete a otras mucho más agradables.
  1. Cómo utilizar las circunstancias adversas a tu favor
Llegas a un hotel y no es lo que tú te esperabas. Desastre. Te enfadas y lo comparas además con los de al lado, que tienen una habitación con mejores vistas, por ejemplo. ¿Qué hay que hacer? Es el momento de utilizar las circunstancias adversas a nuestro favor, como se explica en el artículo. Ante un contratiempo, necesitamos reciclar las emociones negativas e identificar qué aprendizajes podemos extraer. Y cualquier ocasión es buena, aunque sea durante los días estivales.
  1. ¿Y si realmente pudieras? La fuerza de tu determinación
Y por último, la felicidad es más que una decisión, es una determinación. La mayor parte de las veces somos nosotros mismos nuestros principales boicoteadores, incluso, en auténticos paraísos. Así que en estas vacaciones ten la determinación de regalarte unos días bonitos estés donde estés; y eso pasa por desearlo sinceramente y por tener la convicción para ello, como se explica en el artículo.
Por último, ya solo me queda desearte una felicísimas vacaciones con conversaciones amables, con capacidad de reciclar los contratiempos y con la firme determinación de disfrutar cada instante.
Nos vemos a la vuelta del verano con más artículos y más sorpresas.
Gracias por estar ahí.
Fuente imagen: Pixabay

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada