lunes, 25 de julio de 2016

¿SOMOS POSITIVOS O NEGATIVOS? ¿SOMOS FUERTES? ¿SOMOS HONESTOS?

https://ricardlloria.wordpress.com/2016/07/25/somos-positivos-o-negativos-somos-fuertes-somos-honestos/ 
Lugares perdidos por Michael Gaida
“Posees dentro de ti, en este mismo momento, todo lo necesario para enfrentarte a cualquier reto del destino”. Brian Tracy
Una gran cantidad de personas afirman que piensan en positivo. Cuando hay estudios que la gran mayoría por naturaleza humana tenemos un dialogo interior negativo entre el 80-85% de nuestros pensamientos, de estos pensamientos el 90% no somos conscientes de nuestro propio dialogo interior. Utilizamos frases como “todo está bien” o “no somos nadie para juzgar”, etc. Sin embargo, si pensamos que todo es maravilloso no significa que sea así. Eso no es ser positivo, es que estamos en una vida delirante, dónde no queremos ver de forma consciente lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. ¿Cómo podemos ver que todo en el mundo es maravilloso?
No es que abogamos por la negatividad que nos envuelve en nuestro día, no sólo es ver la cantidad de información dónde podremos estar de acuerdo y con otras no, otras nos afectarán más y otras no, también dependiendo de nuestro estado de ánimo nos pueden afectar o menos, no somos máquinas, por lo tanto como todo el mundo tenemos días buenos y días no tan buenos, es decir malos. A veces, parece que estemos abducidos por la gran cantidad de mensajes subliminales que vamos recibiendo durante todo el tiempo, el cual o estamos en modo (BETA), incluso a veces (VHS on recorder LP) de positivismo o estamos en modo de negatividad por la (supuesta posición de los astros, o cualquier excusa que queramos inventarnos como esta misma).
Algunas cosas ¡apestan! Algunas personas no pueden ser motivadas dado que no hacen nada útil, algunas personas son tóxicas para nosotros como para todo el resto de las personas que las rodean, al igual decimos que muchas veces no estamos motivados por muchas circunstancias, si a todo ello le sumamos que tenemos pensamientos negativos por naturaleza humana, pues tenemos un cóctel molotov servido. Algunas personas son malas. Hay corrupción, la violación, el asesinato, la política disfuncional, la contaminación, etc. El mundo real está lleno de cosas buenas y malas. Es por ello que aprendemos a intentar mirar nuestro punto de equilibrio. Aprendemos de mirar desde la parte más alejada de la situación, para poder mirar de analizar y canalizar nuestras emociones, las cuales son humanamente necesarias, las que nos hacen sentir, si algo va bien o va mal.
En las redes veo muchos mensajes positivos, lo reconozco también soy de lo que los pone, dado que pienso que si bastante negatividad vivimos, sólo falta poner cosas negativas, para crear que esta aumente. Ninguna cantidad de mensajes positivos, o sueños cambiará este hecho. Si nosotros somos artificialmente positivos sobre todo, ¿cómo podemos identificar lo que necesitamos para poder arreglarlo? y seguimos diciendo que ¡ya está bien!, pero no cambiamos.
Ser positivo es creer que podemos mejorar las cosas y luego pasamos a la acción. Para hacer esto, identificamos las cosas que necesitamos mejorar. Ser positivo requiere nuestra honestidad, para ver lo bueno y malo. Se trata de hacer lo que sea de forma legal, ética y razonable para mejorar las cosas en las cuales vamos o queremos participar; sin dejar de hacerlo, sin abandonar o ponernos excusas cuando se nos ponga difícil la situación o problema. Cuando hayamos logrado nuestro objetivo de mejora, habremos realizado algo positivo, que nos haga sentirnos bien y que sea una emoción positiva, por lo que será ¡real! ¿En qué posición estamos, positivos o delirantes o negativos?
Nosotros pensamos por, en y para nosotros mismos, a veces el ego nos supera con:
¿Qué debemos hacer? No estamos seguros de lo que es correcto y de lo que no es. ¿Qué vamos a hacer?, por favor digámonos a nosotros que se nos ocurre por la cabeza.
Pero bueno, mirarnos, sabemos qué hacer
Deben ser inteligentes, mucho más inteligente que yo, voy a unirme a ellos y así seremos inteligentes
No más piensan para mí, lo hacen por mí, si se sienten seguros que ¡bueno soy!
Mira ese acantilado, permíteme saltar, ¡va a ser divertido!” y nos tiramos todos de cabeza.
Así que nos vamos, vamos a celebrar y disfrutar agarrados todos de las manos, sí que es seguro, que nos vamos a sentir bien, y ¡no estando solos!
Sólo este ego nos va a matar el propio ego tanto en nosotros como en los demás, llamada “Alter-ego“, o también “ser egoístas“, y así nunca iremos hacía adelante, ni ayudaremos ni colaboraremos con los demás, sea en nuestro ámbito personal o profesional.
““Los niños le pueden enseñar a los adultos 3 cosas: a ser felices sin razón alguna, a siempre estar ocupados con algo, y a saber pedir con todas sus fuerzas lo que desean.””. Paulo Coelho
Justamente por estas fechas, nos hacíamos la pregunta de: La verdadera felicidad y alegría que nos transforma ¿Qué es? ¿Dónde la encontramos?
Dónde decíamos que la felicidad, si nos paramos a reflexionar, es momentánea, nace de hacer, lograr y adquirir. Es lo que nos quieren vender en los anuncios, y es lo que la mayoría de nosotros por desgracia hemos sido socializados a querer. Es el billete sencillo, el viaje rápido a un placer temporal. Es la manzana envenenada que nunca nos llevará a un lugar donde la satisfacción sea sostenible, pero por el camino del jardín del deseo sin cumplir. Cuanto más consumimos alegrías momentáneas, más queremos, a medida que avanzamos, ansiamos la próxima solución rápida en obtener la satisfacción.
La Alegría nos transforma, por otro lado, no puede ser aprendida, ni comprada, ni vendida o adquirida. No está de moda, o no es una obligación. Alegría transformacional es la esencia de todo lo que somos y todo lo que nunca podremos ser, pensamientos contradictorios, pensamientos íntimos, pensamientos llenos de sensación, sensaciones positivas. Es amor. Es eterno y nos permite vivir cada momento, cada día sin miedo. No la encontramos en nuestra la soledad, la autocompasión o consuelo. Nos la encontramos cuando damos y compartimos para llegar a otra persona, nos la encontramos en la recuperación de los valores que realmente nos importan. Nos la encontramos cuando vivimos en nuestra verdad. Verdad que se encuentra no en lo que tomamos, pero si en lo que compartimos. La felicidad, la alegría que nos transforma, con la que nos encontramos es en lo que contribuimos; en saber que somos y estamos todos a una. Juntos podemos, sentimos que contribuimos en el crecimiento, en prosperar y florecer a todas las personas que nos rodean, a nuestros seres queridos. Pero si nos dividimos caeremos.
Lugar pandillero por Herm
El Dr. Martin E. P. Seligman en el libro M. E. P. (2002). Authentic Happiness: Using the New Positive Psychology to Realize Your Potential for Lasting Fulfillment. New York: Free Press. ISBN 0-7432-2297-0(Nueva edición, 2004, Free Press, ISBN 0-7432-2298-9). En español: Seligman, M. E. P. (2002). La auténtica felicidad. Ediciones B y en su vídeo TED Martin Seligman habla sobre la psicología positiva(subtítulos en español) nos indica que:
La Fórmula de la felicidad puede ser duradera o momentánea, segúnDr. Martin E. P. Seligman esta es:
(F): F= R +C +V R, es un rango fijo personal.
F es nuestro nivel de Felicidad en tiempo (duradera o momentánea), R nuestro Rango fijo de nuestra personalidad, sea por naturaleza heredado o creado con el tiempo de nuestra vida, C las Circunstancias de nuestra vida, con la que vivimos, o hemos vivido y V representa los factores que dependen del control de nuestra voluntad.
Este pequeño inciso de explicación es para ayudarnos a entender sobre la positividad y la negatividad que vamos viviendo en nuestro día a día.
¿Somos fuertes?
Hay una gran cantidad de personas que pensamos que somos fuertes; fuerza mental. El logro de metas no quiere decir que somos fuertes; ni tampoco que tengamos una carrera exitosa. Ambas cosas son positivas, pero no es necesariamente indicativa de la fuerza que podemos tener sea física y mental, o en todo su conjunto.
Ser fuerte significa que sobrevivimos en tiempos difíciles y conducimos hacia adelante sin sentir lástima por nosotros mismos. Las personas fuertes no necesitamos la aprobación de los demás para sentirnos bien o saber lo que es correcto o lo que no lo es. Nos no vemos perjudicados por las palabras y las opiniones de las otras personas o demás. Podemos funcionar por sí solos y no necesitamos mucho apoyo emocional para vivir.
Las personas fuertes no hacemos daño a otras personas para sentirnos fuertes. No culpamos a otros por nuestros problemas.Aprendemos de nuestros errores, eso nos lleva a tener mejores resultados de ellos. Ser fuerte significa ser persistente, no obstinados, perseverantes, adaptativos, resilentes, Las personas fuertes cambian cuando los hechos sugieren que deberían. Ser fuerte es difícil en el mundo políticamente correcto, falso y emocionalmente necesitado de hoy en día, tal y como estamos viviendo en nuestro conjunto en general.
Si pensamos en la frase “Esto no va conmigo, o esto no es nuestro”, al final va a ir con todos nosotros, de una forma u otra a todos nos afecta, de forma directa o indirecta.
Seamos honestos.
Ser honesto es decir la verdad, sea con nosotros mismos o hacia los demás, pero no con la intención de herir a alguien o faltarle el respeto. Es evidente que esto es una forma infantil y para desanimar a la otra persona, la cual cosa, realmente no ayuda a nadie. Sin embargo, en el uso común, significa cualquier comentario que no es un elogio lo podemos tomar de forma negativa, a veces destructiva, en vez de mirar de dar la parte más retroactiva, constructiva para que tanto los demás como nosotros crezcamos. Una frase “tonta“, puede que le amarguemos a alguien el día, o provoquemos un malestar, al desconocer su situación, esto nos impide a las personas ser honestos y dar retroalimentación real que nos pueda llevar a una mejora.
Cuando alguien nos miente o nos da una información falsa, no es agradable, es falsa. Al ser falsa es una mentira y desde ¿cuándo es esto bueno? A veces más vale una verdad que una mentira o semi verdad sin tener toda la información, ya que nos puede causar que al final terminemos más molestos aún, esto genere un clima de desconfianza, esto sucede tanto en el mundo personal como profesional. Si no nos gusta algo que hicimos o que nos hicieron, no pretendamos de decir que estaba bien o que nos haya gustado. Dado que mostraremos una actuación falsa, la cual será como vivir en una mentira constante.
Si nos decimos la verdad, tal vez podamos tomar medidas para corregirlo en el futuro. Eso no es ser ” honestos”, que es ser personas adultas con un grado de madurez y capaces de dar retroalimentación real, que nos puede llevar a una mejora. Las personas que hacen esto, son las que valoramos, ya que podemos y nos pueden ayudar a ver lo que no se puede, pero hay que poder ver, sacarnos esos anteojos que a veces no nos dejan o nos apartan la mirada hacia otro lado para que impidamos ver lo que realmente sucede. Cuando veamos nuestros problemas y deficiencias, podremos tomar medidas para mejorar, lo cual es imposible sin la retroalimentación honesta por parte de los demás y por nuestra parte.
¿Qué tipo de persona con la que deseamos estar y ser, ser personas valiosas o falsas?
“Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”. William Ernest Henley
Gracias por leerme, por disfrutar,  por compartir y sobre todo que te haya ayudado.
Seguiré escribiendo, y aportando.
Ricard Lloria by @Rlloria
Photo credit: Pixabay by Michael Gaida
Photo credit: Pixabay by  Herm
Bibliografía: Dr. Martin E. P. Seligman  el libro M. E. P. (2002). Authentic Happiness: Using the New Positive Psychology to Realize Your Potential for Lasting Fulfillment. New York: Free Press. ISBN 0-7432-2297-0(Nueva edición, 2004, Free Press, ISBN 0-7432-2298-9). En español: Seligman, M. E. P. (2002). La auténtica felicidad. Ediciones B y  su vídeo TED Martin Seligman habla sobre la psicología positiva(subtítulos en español)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada