sábado, 24 de septiembre de 2016

Correlación es diferente de causación

http://notasaprendiz.weebly.com/blog/correlacion-es-diferente-de-causacion 

"Una de las primeras cosas que se enseñan en los libros introductorios de estadística, es que la correlación no es causalidad. También es una de las primeras cosas que se olvidan"
—Thomas Sowell

Imagen
Gracias a Gadini por la imagen (clic sobre ella para más info.)
Estaba yo leyendo y me encontré lo siguiente: “Las personas que toman suplementos vitamínicos tienden a vivir más y gozar de mejor salud”.

Aunque mi primer impulso fue ponerme los zapatos y dirigirme de inmediato a la farmacia; por fortuna decidí seguir leyendo y esperar para comprar las pastillitas de la (casi) eterna juventud. Algunos párrafos más tarde me encontré también con esto: “estudios clínicos han encontrado que tomar suplementos vitamínicos no tiene ningún efecto sobre la salud”.

¿Umm...?

La solución a la aparente contradicción radica en que la correlación no implica causación.

Si, es cierto que las personas que toman suplementos tienden a gozar de mejor salud; y también es cierto que los estudios realizados no han encontrado beneficios para las personas que los toman.

Resulta que quienes consumen este tipo de productos tienden a ser  personas que se preocupan y toman medidas para mejorar su salud. Además de tomar los suplementos, llevan un estilo de vida (dieta, actividad física, descanso) que los mantiene más sanos.

No son las pastillitas lo que los hace saludables, son las otras prácticas las que realizan el trabajo. Aunque existe una correlación, consumir suplementos no es la causa de la mejor salud de la que gozan estos individuos.

Otro ejemplo. Existe una fuerte correlación entre el consumo de chocolate y la cantidad de premios Nobel per cápita en un país. Cuanto más chocolate se consume más premios Nobel ganan los países por habitante.

Ehh… ¡espera! Antes de ir a embutirle a la niña todo el chocolate que te encuentres, a ver si la criatura se hace con el ilustre premio. Es bueno que sepas que este es otro de los casos en los cuales la correlación no implica causación.

El consumo de chocolate es un capricho que tienden a darse con mayor frecuencia los habitantes de países con mayores ingresos. En los países con menores recursos sus habitantes no ganan lo suficiente para consumir estas finuras amenudo.

La naciones ricas (donde se consume más chocolate) gozan de mejores sistemas educativos y mayores recursos para la investigación. Estas son la verdadera causa de la obtención de los premios.

Ahora bien, la causación si implica correlación, si A causa B, entonces A y B están necesariamente correlacionadas.

Por ejemplo, las temperaturas climáticas extremas están correlacionadas con un mayor consumo de electricidad. Es este caso si existe una relación causal: cuando hace mucho frío o calor, las personas utilizan más la calefacción y los aires acondicionados.

Entender la diferencia entre causación y correlación, es indispensable para mejorar nuestro pensamiento crítico y no dejarnos confundir  por muchas de las noticias que aparecen en los periódicos, revistas e Internet.

​Una vez más, correlación no implica causación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada