miércoles, 14 de septiembre de 2016

“El cambio engendra cambio y lo acelera”

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20160914/41289049873/el-cambio-engendra-cambio-y-lo-acelera.html 
Henry De Sio, cofundador de Ashoka, autor, orador y estratega de la campaña de Obama (2008)
Tengo 54 años. Nací en Virginia. Estoy casado y tengo dos hijos. Estoy licenciado en Ciencias Políticas. Mi política y mi lucha es que los ciudadanos tengamos una mirada y una mente innovadoras, un corazón de servicio, un espíritu emprendedor y una visión colaborativa. Practico el catolicismo
“El cambio engendra cambio y lo acelera”

Líder nato

Fue el artífice de la campaña que llevó a Obama a la Casa Blanca y se convirtió en el adjunto al presidente; pero siguió su camino, un camino obstinado en conseguir que todo individuo acceda a su grandeza y la comparta, donde la empatía en acción sea la moneda de cambio. Ashoka, la oenegé de emprendedores sociales globales, es hoy su instrumento para pasar de una sociedad jerarquizada y obsoleta a una sociedad de colaboradores que quiere construir un mundo más sano, justo y creativo. Sus discursos en los grandes foros mundiales sobre innovación y emprendimiento social tienen grandes audiencias. Lo conocí en la Escola Sadako, de la que es asesor personal en su empeño en que los jóvenes sean agentes de cambio.
Fue usted el jefe de operaciones de la campaña presidencial de Obama.
Ese era el título oficial , lo cambié por el de director de grandeza.
¡...!
Me dediqué a que cada persona de los distintos equipos diera su máximo exponencial.
Me imagino que eso pretenden todos.
Mi innovación fue cambiar el sistema jerárquico que reinaba en todas las candidaturas hasta la fecha y crear equipos que se mezclaban y trabajaban de forma muy fluida y horizontal. Allí todos lideraban.
Eso es complicado...
De entrada cambié la figura del líder por la del mentor. Eso requirió que todos pensáramos de manera diferente sobre cómo funciona el sistema de liderazgo: de la visión de “un líder y su equipo” a “todos somos líderes” son polos opuestos.
¿Quiere usted cambiar el mundo?
El mundo ya ha cambiado, mi objetivo es ayudar a la gente a adaptarse a este cambio.
¿Cuándo nace ese interés?
Nació durante el periodo de campaña, viendo la evolución del Obama del principio al Obama 2.0, en el que un equipo de equipos, muchas personas, pasaron de un mundo basado en la jerarquía y la repetición a un mundo en constante cambio que requiere trabajo colaborativo.
¿El cambio engendra cambio?
Sí, y lo acelera, porque cada elemento que cambia impulsa a los de su alrededor a cambiar. Es lo opuesto al antiguo paradigma: “La repetición refuerza la repetición”.
Sí, suena a antiguo y alicorto.
No me cabe duda de que, para tener éxito en el futuro, una organización ha de ser fluida, dinámica, sin muros que la dividan.
A ver si llega...
Ha de estar formada por un equipo de equipos abierto, con sinergias en todas las direcciones y desde todos los puntos, como si fuera un gran cerebro; y donde cada persona llega a su máximo potencial. Eso nos convierte en una sociedad en la que todos somos actores del cambio, de ese cambio de paradigma.
¿Y los parados?
La empatía es la piedra angular en este mundo en el que estamos más interconectados que nunca.
Y usted ¿de dónde sale?
Un compañero de estudios me dijo la noche de graduación: “Recuérdanos, porque tú harás cosas importantes en la vida mientras nosotros trabajamos de peones”. Fue toda una sorpresa, y decidí que trabajaría para que todas las personas accedan a su grandeza.
Pero por algo se lo dirían...
Me adaptaba fácilmente a todos los círculos y conectaba con ellos, tenía una consciencia empática. Siempre había convivido con realidades distintas y me fijaba en los que tenían un código postal diferente del mío y aprendí de ellos. Tuve una infancia sin barreras. Pasé de un colegio donde todos éramos blancos al gueto latino.
¿Cuál es su plan?
La edad de convertirse en un changemaker es de los 12 a los 20 años, y para ello deben practicar la empatía en acción, es decir: lograr cambios a través de la puesta en práctica de la empatía. En Ashoka contamos con 700 emprendedores sociales trabajando con niños y jóvenes en materia educativa... Y ya sabe: el cambio...
...engendra cambio.
Vendría a ser como cuando se decidió que todas las personas debían saber leer y escribir.
Un cambio de paradigma.
Supe desde el principio que una cosa importante en una carrera presidencial es que te definas a ti mismo antes de que te definan los demás.
¿Cómo averiguó eso?
Al terminar los estudios me llamaban 209, que era mi código postal, mis raíces, así me definí. Y el regalo más valioso que podemos hacerles a los jóvenes es ayudarles a que se definan a sí mismos antes de que los demás los definan.
...
Sólo dándote permiso a ti mismo puedes alcanzar tu máximo potencial.
Tiene usted un cargo ambicioso: presidente global para el cambio de paradigma.
Ofrecemos un nuevo mapa para este nuevo escenario mundial; el cambio de paradigma entre el mundo que es y el mundo que era.
¿De dónde venimos y dónde estamos?
Venimos de un mundo jerárquico, en el que se trabajaba de manera compartimentada y todo se basaba en la repetición. El mundo que es, es plano, fluido e híbrido.
¿Cómo afrontar este nuevo paradigma?
Los emprendedores actúan basándose en su empatía, identifican un problema y trabajan con la comunidad.
¿Su denominador común?
Una mente innovadora, un corazón de servicio, un espíritu emprendedor y una visión colaborativa. Estos valores son la clave para este nuevo mundo.
La educación ¿está a la altura?
¿Cuántos colegios son conscientes de que algo está fallando si sus alumnos no saben qué es la empatía en acción? ¿Pero cómo van a saberlo si se les evalúa en función de exámenes (transferencia de conocimiento) y del cumplimiento de las normas (pasillos tranquilos)?
...
Llevo años seleccionando y apoyando escuelas changemaker por todo el mundo, esas que ayudan a los estudiantes a ser actores de cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada