viernes, 2 de septiembre de 2016

¿Qué es realmente la intuición?

Para comprender cómo funciona la intuición, es importante saber que en el cerebro existen dos sistemas: uno emocional y otro racional. El sistema intuitivo se basa en nuestras experiencias, en lo que nos han legado nuestros antepasados a través de los genes y en las emociones que experimentamos. El segundo sistema es lógico y funciona de manera más lenta ya que nos permite evaluar las diferentes opciones y tomar una decisión más racional.

El sistema intuitivo es el que nos alerta de un posible peligro, pero también el que nos señala las cosas que nos resultan agradables y generan una sensación de bienestar. Obviamente, es fundamental que ambos sistemas se complementen y trabajen en equilibrio. De hecho, puede ser tan negativo tomar decisiones basándose solo en el instinto como decidir únicamente desde la racionalidad.

Por eso, es tarea de los padres y los educadores fomentar la confianza de los niños en su instinto, en ese sexto sentido para el peligro y la felicidad, y a la vez, enseñarles a evaluar esas intuiciones desde la lógica, para encontrarles un sentido y tomar la mejor decisión posible.

¿Qué es la intuición? Breve mirada a la propuesta de Damasio


¿En cuantas ocasiones hemos resuelto un problema basándonos en nuestra intuición? ¿En cuantas ocasiones le hemos aconsejado a algún amigo: "confía en tu intuición"? Pero lo que es más importante aún: ¿cuántas veces nuestra intuición nos ha fallado?

La intuición o el sexto sentido, como muchos también la llaman; ha apasionado a muchos psicólogos y lo que es más importante aún, ha estado en la base de grandes descubrimientos científicos e importantes decisiones. Sin embargo, esa sensación que todos hemos experimentado y que nos impulsa a un sitio o a otro, a tomar una decisión u otra ha sido pobremente explicada en la literatura científica: algunos la entienden como un destello del inconsciente y con esto la comprensión de la misma queda sumida en las sombras. Sin embargo, para dar una verdadera respuesta a la pregunta ¿qué es la intuición? Damasio nos brinda una propuesta sobre la cual podemos reflexionar.

Antes de explicar la teoría de Damasio debo decir que es un autor que me apasiona con cada libro. Ha tenido la desgracia (o la suerte) de no escribir para el gran público como ha hecho Goleman por lo cual la mayoría de sus obras no son muy conocidas más allá de los círculos psicológicos; no obstante, El error de Descartes es un libro totalmente comprensible para aquellos que intenten escudriñar con más rigor el cerebro humano. Precisamente de esta obra retomo algunas de sus ideas para explicar la intuición humana:

Cuando nos enfrentamos a situaciones que debemos resolver inmediatamente se activan en nuestra mente imágenes relacionadas de una u otra forma con el hecho en cuestión. Estas imágenes a su vez activan recuerdos emocionales dolorosos o positivos que influyen en la decisión que tomaremos. Por ejemplo, cuando debemos decidir si darle otra oportunidad y concertar una cita romántica con el chico que tenemos enfrente, de forma casi inevitable se activarán nuestros recuerdos de relaciones pasadas y estos determinarán la decisión que tomemos. Todo este proceso transcurre de forma consciente y por ello seremos más o menos capaces de explicar las razones de nuestra decisión.

Pero en ciertas ocasiones este proceso transcurre de forma inconsciente provocando que nos inclinemos por una decisión u otra. Entonces se le llama intuición y muchas veces no sabemos explicar con razones de peso el por qué de nuestra toma de partido.

Así, la intuición no sería más que un mecanismo de preselección que transcurre por debajo de nuestro nivel de conciencia y examina los diferentes candidatos, las diversas opciones y decide cuáles serán los privilegiados que pasarán a ser los posibles caminos por los cuales podrá optar la conciencia. La intuición sería un mecanismo de decantación de alternativas donde son esenciales nuestras experiencias anteriores y la emocionalidad a ellas relacionadas.

Estudios realizados en las décadas del ’80 y el ’90 con enfermeras, médicos y empresarios mostraron que las personas que llevaban más años ejerciendo la profesión eran más intuitivos y, lo que es más importante aún: su intuición raras veces fallaba. Estas investigaciones han sido tomadas como un indicio más que sustenta la teoría de Damasio: una experiencia más amplia nos brinda un background de imágenes mayor por lo cual las impresiones sensoriales que hemos almacenado nos ayudarán a predecir con un mayor nivel de acierto el posible resultado. ¿Simple cuestión de estadísticas? Absolutamente no, las vivencias que pasan a formar parte de nuestro background inconsciente e intuitivo son sólo aquellas que nos han impactado de alguna forma, que han desatado en nosotros algún sentimiento o reflexión. Luego, ejercen su influencia en nuestras decisiones a partir de un mecanismo inconsciente que puede ser más o menos fuerte según nuestro entrenamiento e incluso en relación con nuestras creencias y características personológicas. Así, existirán personas más intuitivas que otras aunque tengan experiencias bastante similares.


Fuentes:
Agebjörn, A. (2008) Intuition can be explained. En: Informationsdienst Wissenschaft.
Damasio, A. R. (2001) El error de Descartes. Barcelona: Crítica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada