miércoles, 7 de septiembre de 2016

Start up' que triunfan en su primer año

http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/emprendedores/2016/09/06/57cefd2aca4741b96b8b45bb.html 
Carlos Arribas y Petya Cholákova, creadores de iAmarre.
Carlos Arribas y Petya Cholákova, creadores de iAmarre.
Contar con un buen equipo y dar con un modelo escalable son factores cruciales para que una 'start up' revolucione el mercado nada más nacer. Acumular logros desde el principio es un lujo, pero sólo se consolidarán aquellas que sepan gestionar su éxito.
Que la empresa crezca rápido y que pronto obtenga buenos resultados. Éste sería el panorama ideal para cualquier emprendedor que acaba de poner en marcha su negocio. Así lo consiguen algunas start up que, lejos de cumplir con la filosofía de ir poco a poco durante sus primeras fases, dan pasos de gigante desde el primer instante en el que entran en el mercado. Han detectado una oportunidad en el momento adecuado y eso ha sido crucial para su crecimiento. Puede parecer que el factor suerte es determinante, pero la clave realmente se encuentra en el equipo, en un modelo de negocio escalable y, sobre todo, en saber gestionar el éxito.
Según Iñaki Ortega, director de Deusto Business School en Madrid, los factores que hacen que una firma triunfe durante sus primeros años de vida son: "Ser pioneros en algo, establecerse como una plataforma que trabaje para una multinacional que necesita entrar rápido en nuevos nichos, ser la forma de innovar de una gran empresa, hallar un modelo de negocio diferente en un sector tradicional o comercializar el producto o servicio en mercados grandes". Así lo han demostrado empresas españolas, que desde el principio saborearon el éxito, como Ticketbis, que dio con la fórmula de un negocio escalable con la compra y venta de entradas en la red. Nació en 2010 y el pasado mes de mayo una filial de eBay, Stubhub, la compró por 147 millones de euros. También supone un modelo a seguir el caso del ecommerceBuyVip, creado en 2006, y que llamó la atención del gigante Amazon. Tanto es así que en 2010 compró la start up por 70 millones de euros.

Oportunidades

Aunque aquellas firmas que apoyan su actividad en internet son las que presentan modelos más prometedores, también existen ámbitos más tradicionales con oportunidades. "Hay que encontrar industrias en las que las innovaciones estén menos avanzadas. Energía, enseñanza o seguros son ejemplos de sectores donde encontraremos los nuevos unicornios (empresas que crecen muy rápido siendo muy jóvenes)", matiza Ortega. Lograr este primer impulso parece difícil, pero lo realmente complicado es consolidar ese crecimiento y alcanzar hitos como los de Ticketbis o BuyVip.
En esa tarea se encuentran Carlos Arribas y Petya Cholákova, creadores de iAmarre, plataforma de reserva de amarres online en tiempo real. La fundaron en 2015 con el objetivo de innovar tecnológicamente en el sector náutico y gestionan los puertos recreativos a través del big data. Arribas y Cholákova reconocen la dificultad de incluir novedades en un sector tan tradicional con "miedo al cambio tecnológico". Pero una vez establecidos, esa innovación ha jugado a su favor y les ha ayudado a superar sus expectativas. Después de estar un año desarrollando el sistema tecnológico, han implantado su producto en 27 puertos, prevén acabar el año con una facturación de 40.000 euros en último trimestre, y en 2017 quieren alcanzar los 800.000 euros. "Por lo pronto hemos duplicado nuestro equipo. También pretendemos seguir ejecutando a buen ritmo las fases de desarrollo y comercialización para lograr una rápida consolidación en el mercado nacional y dar los primeros pasos en el ámbito internacional", concluye Cholákova.
Quien puede hablar de cómo consolidar una start up que ha crecido rápidamente es Santiago Pérez, director creativo de From The Bench. Esta empresa, nacida en 2008, desarrolla videojuegos deportivos en plataformas móviles y dispone de licencias de más de 25 clubes de fútbol como Real Madrid, Liverpool o Juventus. "Para alcanzar el éxito durante el primer año es necesario tener un objetivo claro y alcanzable", apunta Pérez, quien añade que para mantenerse en la cima hay que "adaptarse a las tendencias del mercado y encontrar nuevos nichos de mercado". Hoy, acumulan más de 60 millones de descargas, cuentan con una facturación de cuatro millones de euros y han consolidado su presencia en Estados Unidos con el lanzamiento de su segundo juego oficial de la NBA.

Equipo

Hay un factor crucial que influye en el crecimiento de todo tipo de empresas. Es el equipo. Así lo admiten en Woffu, start up que ofrece a las compañías una plataforma en la nube para gestionar las vacaciones y ausencias de sus empleados. Nació en 2015 y ha aumentado su facturación en el primer semestre de este año un 100%. La previsión es acabar el ejercicio facturando 100.000 euros. "La clave es rodearte de personas que crean en lo que están haciendo. Además, nuestro equipo de advisors nos acompaña en prácticamente todas las decisiones que tomamos, en las prioridades y en los objetivos que debemos marcarnos", concluye Miguel Fresneda, socio fundador de Woffu.

Estados Unidos, el país de los 'unicornios'

Uber, Xiaomi y Airbnb capitanean la lista 'Forbes' de las 'start up' de los 1.000 millones de dólares. Éstas y otras tantas -entre las que no hay ni una sola compañía española- se han convertido en uno de los principales referentes del sector emprendedor a nivel mundial. ¿A quién no le gustaría alcanzar esta astronómica cifra con una empresa recién parida? ¿Por qué en Estados Unidos hay tantas firmas 'unicornio' y en España ninguna? ¿Qué se necesita para llegar a esta cima? Muchas preguntas y un sólo camino: "Un crecimiento descomunal de usuarios, dominio de un campo en concreto, un gran equipo y la esperanza de que pueda ser un ganador con cientos de millones de seguidores" son algunas de las características que Rodolfo Carpintier, fundador de DaD, considera que debe tener una compañía para ser considerada unicornio. En el fondo, y como puntualiza Miguel Arias, fundador de Imaste y Multivent, "sólo un proyecto internacional puede tener esa valoración". Y aunque ahora la mayoría de empresas que nacen en nuestro país lo hacen desde un punto de vista global, muchas son escalables y bastante apetitosas para los inversores, sus valoraciones siguen siendo muy prudentes. Y es que es incomparable la densidad del mercado estadounidense, de 300 millones de personas, con la del español, de poco más de 46 millones de personas; como tampoco es equiparable el peso que el 'corporate' tiene en EEUU que en España. Allí, las grandes compañías compran la innovación de los emprendedores por altas sumas de dinero. Un ejercicio muy saludable para un ecosistema sano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada