sábado, 2 de julio de 2016

Como cultivar determinación

http://notasaprendiz.weebly.com/blog/como-cultivar-determinacion

"Determinación es pasión y perseverancia hacia objetivos a muy largo plazo. Determinación es aguante. Determinación es luchar por su futuro, día tras día. No sólo por una semana, no sólo por un mes, sino durante años. Trabajando muy duro para hacer que su futuro sea una realidad" —Angela Duckworth

Imagen
No existe ningún atajo que conduzca a la excelencia. Para ser de veras buenos en algo, es necesario trabajar con intensidad en ello durante mucho tiempo, años, no meses ni semanas.

Debido a ello, quienes alcanzan la maestría en su campo son aquellos que demuestran una fiera determinación por sobresalir.

No es el talento ni la inteligencia; tampoco la educación. Es la determinación de trabajar durante mucho tiempo en pos de metas que, al comienzo del viaje, parecen inalcanzables.

La determinación (grit, en inglés) es el campo de estudio de la doctora en psicología Angela Duckworth, quien hace poco publicó un estupendo libro --Grit— el cual es una lectura muy recomendable para todo aquel interesado en el desarrollo personal.

Según Duckworth, la determinación está compuesta por otros dos atributos: pasión y perseverancia. Dado que la excelencia requiere tanto tiempo y esfuerzo, solo quien siente pasión por lo que hace puede perseverar durante muchos años.
Imagen
La determinación puede ser cultivada y desarrollada, todos podemos ser más determinados.  Estos son los cuatro atributos necesarios para aumentar nuestra perseverancia:
Las investigaciones han revelado los atributos psicológicos que tienen en común las personas que son modelos de madura determinación. Son cuatro. Cada uno de los cuales tiende a desarrollarse a lo largo de los años en un orden determinado.

Primero viene el interés. La pasión nace cuando existe un goce intrínseco por lo que hacemos. Todas las personas determinadas que he estudiado puede señalar algunos aspectos de su trabajo que disfrutan menos que otros, y la mayoría tiene que soportar al menos una o dos tareas que no les gustan en absoluto. Sin embargo, se sienten cautivados por su disciplina en conjunto. Con perdurable fascinación y curiosidad infantil, prácticamente gritan, "¡Me encanta lo que hago!"

A continuación viene el deseo de practicar. Una forma como se manifiesta la perseverancia es el esfuerzo diario de intentar hacer las cosas mejor de lo que las hicimos ayer. De esta manera, después de haber descubierto y desarrollado interés en un área en particular, debes dedicarte con todo el corazón al tipo práctica enfocada, desafiante, que conduce a la maestría. Debes centrarte en tus debilidades, y debes hacerlo una y otra vez varias horas al día, durante semanas, meses y años. Ser persistente es rechazar la complacencia. "¡No importa lo difícil que sea, quiero mejorar!" es una frase repetida por todos los ejemplos de determinación, sin importar su disciplina de interés y no importa lo excelentes que ya son.

En tercer lugar viene el propósito. Lo que hace madurar la pasión es la convicción de que su trabajo importa. Para la mayoría de las personas, es casi imposible mantener el interés durante toda la vida sin un propósito. Por tanto, es imprescindible que identifiques tu trabajo como interesante a nivel personal y, al mismo tiempo, integralmente conectado al bienestar de los demás. Para unos pocos, un sentido de propósito nace temprano, pero para muchos, la motivación para servir a los demás crece después del desarrollo del interés y tras años de práctica disciplinada. En cualquier caso, los ejemplos de total determinación siempre están diciendo: "Mi trabajo es importante tanto para mí como para los demás."

Y, por último, esperanza. La esperanza no es la última fase de la determinación, se halla en todas las etapas. Desde el principio hasta el final, es incalculablemente importante aprender a seguir adelante incluso cuando las cosas son difíciles, incluso cuando tenemos dudas. En diferentes momentos, con mayor o menor severidad, seremos derribados. Si nos quedamos abajo, la determinación pierde. Si nos levantamos, la determinación se impone.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada