martes, 12 de julio de 2016

Cuando alguien nos escucha con genuina atención nos hace sentir condenadamente bien. Sentimos que importamos, que nuestra existencia cuenta, un anhelo básico en todos los seres humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada