lunes, 22 de agosto de 2016

¿Eres fuerte mentalmente?

https://principiodeuncomienzo.wordpress.com/2016/08/22/eres-fuerte-mentalmente/ 
Nuestras emociones pueden ser nuestros mayores aliados como nuestros mayores enemigos. Todo depende como las gestionemos”.
fortaleza mentalEran las 5 de la mañana del viernes cuando me preguntaron: “¿Cómo se hace para seguir adelante cuando los demás han tirado la toalla?”.
Le respondí: “Cuando sientes que todavía no ha terminado el partido”.
Creo que la respuesta no satisfago a la persona, ya que me respondió: “Pues me quedo como estaba, con más dudas”.
Deseamos que nos den la fórmula para aplicarla nosotros, sin esfuerzo, lamentos ni sudores.
Muchas de las “formulas” que se promulgan en libros, conferencias… son opiniones sobre hábitos que le han venido bien a esa persona hasta alcanzar su éxito. Y pensamos que solamente leyendo el libro, llegaremos hasta donde el autor ha llegado.
Pero me he dado cuenta, que sin el ingrediente secreto y sencillo, que a continuación, te lo enseño, a la 1º de cambio, por muchos títulos que tengas, experiencias y contactos… acabarás tirando la toalla…a la  1º de cambio.
¿Quieres saber cuál es?
“Fortaleza mental”.
Te estarás preguntando, ¿Dónde conseguirla? No está en los mejores centros comerciales ni se venden las librerías.
¿Cómo ir a por ella? Todos los días al levantarte e irte a dormir, acodarte el propósito de tu vida en ese momento.
Ya puedes tener un curricular impresionante, contactos por todo el mundo, que si no tienes una fortaleza mental, a base de bombas, que cuando caigas por 1 vez, estarás tirando la toalla.
En estos Juegos Olímpicos, pero también en la vida real, vemos casos, de gente de éxito, que en reportajes, se le pregunta a gente de su alrededor, cómo lo han conseguido. Responden así: “No lo sabemos, porque de pequeño veíamos que no era una persona con talento, pero su fuerza de voluntad, su poder mental, le ha hecho llegar a donde está ahora mismo”.
Así que esas excusas que te das ahora mismo, de “Es que no tengo títulos,…es que no tengo experiencia… Es que la vecina me mirará mal…” Ya sabías que no te servían para nada… pero ahora aún con más razón.
Tus límites, de cualquier tipo solamente están limitados por tus pensamientos de carencia o negatividad. Simplemente y llanamente.
No somos fuertes mentalmente, porque cuando “tropezamos” con una piedra, nos desenfocamos.
Nuestro cerebro, se frota las manos. Se adueña de nuestros pensamientos, cuando antes los habíamos controlado nosotros, encaminándolos hacia nuestra meta y empieza a lanzarnos una retahíla de pensamientos negativos. Pero por favor, PARA.
Tú no eres esos pensamientos. Y si no, echa la vista atrás, observa todo lo que has avanzado, haciéndote dueño de ellos.
Si no somos fuertes mentalmente, empezaremos a “alimentar” al diablo que nos dice “Ya te lo dije, déjate de tonterías” y todo avance habrá quedado en NADA.
Durante todo camino, aliméntate de pensamientos positivos para crecer, y cuando te estanques, sigue enfocándote en lo que quieres, aún con más ahínco.
Tú puedes ser muy positivo, pero sin una inteligencia emocional que la acompañe, todo se irá al traste.
Aunque tengas muchos pensamientos positivos, pero por detrás culpas a los demás de tus fallos, tu frustración no te deja dar un paso adelante… No eres una persona fuerte mentalmente.
Son personas que cara a los demás, muestran una versión “happy flower” pero por detrás, si te pueden poner la zancadilla para ganarte, lo harán.
En el fondo, por mucho que promulguen, son personas que les encanta mirarse el ombligo.
Dejarse llevar por emociones negativas, disminuye el concepto que tenías de ti. Te hace volver al “No puedo, soy lo peor, esto es imposible…”.
Si eres fuerte mentalmente, no dejas que eso pase.
fortaleza mentalVuelves a reconducir tus pensamientos, TU ACTITUD. Convierte ese “¿Qué he hecho mal para merecerme esto?” por la fe y el optimismo que tenías cuando empezaste tu camino.
Es difícil, SI, te lo aseguro. Pero es el único camino de fortalecer tu voluntad de triunfar y ver como tus limitaciones van desapareciendo con cada paso que vayas dando.
Como podrás haber visto, todo depende de tu actitud.
Si tienes una actitud de ir hacia adelante, no te convertirás en victima de tus retos, sino que te sentirás el vencedor siempre de los mismos, a pesar de que los resultados no sean los soñados.
¿Cómo se enfrentan las personas mentalmente fuertes a los retos?
Primero, tienen un POR QUÉ.
Se enfrenta a ellos, con una motivación que les hace superarse a pesar de las circunstancias que puedan vivir.
Con un POR QUÉ, más grande que tú, nadie ni nada podrá contigo. Objetivos que dividen en pequeños trozos, y con cada consecución hace que aumente su motivación.
La fe que tienen en su consecución, hacer visualizarse consiguiéndolo en todo momento. Pero más en los momentos de fracaso.
¿Qué ocurre cuando te dejas llevar por los pensamientos negativos y no ves tu meta? Que estás empezando a tirar la toalla.
Si tienes presente, y más en los momentos críticos, “tu yo futuro”, tu fe, confianza, autoestima, no se resentirán. Al revés, te levantarás del suelo, más rápidamente y seguirás con el camino emprendido, sin perder de vista tu objetivo.
Así que cuando empiece el estrés a invadir tu vida:
1.- Para, Respira y preguntante “¿Y ahora qué?
Los pensamientos negativos, las emociones toxicas, les encanta que respires cuanto más rápido mejor. Así que para, respira y preguntante: ¿Qué ha pasado? ¿Qué voy a hacer a partir de ahora?.
2.- Siempre mantente enfocado en tu cima.
¿A qué cuando en el principio de toda relación, estas siempre enfocado en tu pareja? Pues aquí igual. No la pierdas de vista en ningún momento, porque cuando lo haces, estarás alimentando al instante, al “perro de la frustración, ira, del miedo o de la vergüenza”.
3.- Siempre ten presente el POR QUÉ.
Eso que te ha hecho salir de tu sofá, el romper con la rutina que tenías, ese sueño que todos creen que es imposible y por el cual te llaman loco… TENLO SIEMPRE PRESENTE así como EL YO FUTURO QUE SABES QUE CONSEGUIRÁS.
4.- Y nunca pierdas la fe.
No estoy hablando en plan religioso. Para mí, la fe es la confianza inquebrantable de que lo conseguirás. La fe nos hace ser consciente ya, actuar como si ya lo hubiéramos conseguido. Y te aseguro que se producen resultados.
¿Y tú eres mentalmente fuerte? ¿Qué crees que te faltaría para serlo? ¿Qué características tienen para ti las personas mentalmente fuertes?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada