lunes, 1 de agosto de 2016

Correr los límites.

Fija límites a los que te rodean, cuida tu privacidad. Les permitirá concentrarse y desarrollar su potencial. Explícalos con calma y claridad. No los cambies según tu estado anímico, no sientas culpa ni ejerzas la violencia. Respeta las reglas que pones. Sólo por Hoy: Fijar límites en tiempo y forma y avisa cuando los quieras cambiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada