martes, 16 de agosto de 2016

La juventud eterna… de las neuronas, por @Maria_A_Sanchez

http://www.soymimarca.com/la-juventud-eterna/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+soymimarca+%28soymimarca%29 

RITA LEVI-MONTALCINI: La juventud eterna de las neuronas

Toda una osadía por mi parte… y un delicioso honor, escribir una modesta reseña sobre esta gran mujer, que recibió el Nobel de Medicina en 1986, por aislar el Factor de Crecimiento Nervioso, que descubrió en el año 1951.
En su trabajo hubo una mezcla poco usual -de fondo y forma / cientificismo y humanismo- como la hay en muchas de las frases de Albert Einstein.
Rita Levi-Montalcini recogiendo el Premio Nobel
Rita Levi-Montalcini recogiendo el Premio Nobel
Quizás sólo es un romántico rumor, pero sé de fuentes cercanas, que era el gran amor del que fue maestro de quien yo llamo, desde hace casi 25 años, mi maestro 🙂
Nacida en 1909, murió el año 2012, a los 103 años de edad. En 1909, cuando cumplió un siglo de vida, en plena actividad de investigación y difusión, le hicieron numerosas entrevistas y escribieron muchos artículos y tesis sobre su vida y obra, de cuya recopilación destaco algunos párrafos sobre temas muy concretos: su optimismo,feminidadfeminismo, recomendaciones para la <<juventud neuronal>> y para nuestros jóvenes adolescentes.

Desde la BBC

Preguntada sobre su activa longevidad, responde: << Para mí lo que es importante es el optimismo y no sobrevaluar las dificultades. Por ejemplo, yo considero que llegué al Premio Nobel en 1986 gracias al gobierno de Mussolini>>
No le permitían desarrollar su carrera y lo hizo de modo clandestino, en su casa, utilizando todo su tiempo, de un modo <>. Tenía su objetivo muy claro.

Defensora de la paridad

<< Trasladé los descubrimientos de Roger Sperry sobre los hemisferios –cerebrales- para considerar el aporte físico y biológico del hombre y la mujer. Ahí también hay dos modos de enfrentar la vida, y son complementarios; no es que uno es superior al otro, esdiferente el abordaje de los problemas, no las capacidades mentales.>>

Desde El PAÍS

Apenas oye y ve con dificultad, pero no para: investiga, da conferencias, ayuda a los menos favorecidos, conversa y recuerda con lucidez asombrosa.
Sobrada de carácter, deja ver su coquetería –feminidad– en las preciosas joyas que luce: un brazalete que hizo ella misma para su gemela Paola, el anillo de pedida de su madre, un espléndido broche también diseñado por ella.
De origen judío sefardita, siempre fue <>, como define la Unesco a las personas educadas, y actuó en virtud de sus propias decisiones.
En 1994 creó una fundación que ha presidido hasta su muerte, dedicada a prestar ayuda para la educación, a todos los niveles, de mujeres jóvenes, especialmente en África. Se inspiró, como tan bien describe en su libro Las pioneras, en <<las mujeres que cambiaron la sociedad y la ciencia a través de la historia>>.
Decía que sus únicos méritos habían sido la <>. Nunca se jubiló. <<El cuerpo se arruga>>, comentaba,<>.
Según Rita Levi-Montalcini que eran < los que “arrugan” el cerebro>>.
En 1993 apareció su libro <<Tu futuro>> dirigido a los jóvenes.
<>, escribe, <<pero sí la experiencia que proporciona la facultad creadora que distingue a todo ser humano. Los principios éticos deben dirigir el comportamiento. Espero poder ayudar a los adolescentes para que sean capaces de hacer frente a estas etapas tan decisivas y delicadas de su camino, cuando se preparan para una confrontación directa con la vida.>>
<es el título de uno de los capítulos de este libro. Hoy los jóvenes ya tienen acceso al conocimiento de lo que sucede en el mundo en tiempo real. Al adquirir esta visión global nos damos cuenta de lo que debe cambiarse y lo que debe conservarse.
En uno de sus mejores libros, <>. Parecía dar a entender que ella y su hermana -gemela- se dedicaron a la perfección de su obra -arte y medicina-, y no a los deberes de una vida ordinaria.
Gracias, Rita Levi-Montalcini, por dedicar tu vida a hacer de este mundo, algo mejor y dejarnos esta estela de impecable <> que seguir, cada una según nuestra modesta capacidad y desde luego por abarcar un tema tan apasionante como la juventud eterna… de las neuronas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada